Ahora sabemos (gracias a descubrimientos recientes) que hubo culturas con conocimientos notables e incluso tecnología mucho antes de lo que dicta la corriente principal. La arqueología y la historia convencionales han impuesto un límite a la hora de remontarse a civilizaciones antiguas, afirmando que tienen sólo unos pocos miles de años. Es fácil; Este planeta ha estado habitado por civilizaciones avanzadas antes que nosotros.
La humanidad siempre ha estado cautivada por el encanto de civilizaciones perdidas hace mucho tiempo y las misteriosas leyendas que las rodean. Todavía estamos fascinados y perplejos por estos misterios milenarios que están envueltos en las arenas del tiempo.
El pasado está lleno de misterios que recién ahora estamos comenzando a descubrir, desde leyendas de la Atlántida hasta cuentos de seres extraterrestres tecnológicamente avanzados.
Con frecuencia nos encontramos mirando las sombras del pasado en nuestra búsqueda por comprender los inicios de la civilización humana, buscando pistas que puedan ayudarnos a resolver los enigmas de nuestra existencia.
Un creciente conjunto de pruebas sugiere que hay más en estos cuentos de lo que el ojo puede ver, a pesar de que muchas personas los descartan como mitos.

Atlántida, una civilización con avanzados conocimientos

El mito de una civilización desaparecida, conocida con varios nombres en diversas culturas pero frecuentemente asociada con la Atlántida, es uno de estos misterios que ha captado el interés tanto de académicos como de aficionados.

Representación artística de la civilización Atlántida. 

En sus diálogos Timeo y Critias, el antiguo filósofo griego Platón dio una de las primeras descripciones escritas de esta enigmática tierra.

La Atlántida, según Platón, era una civilización muy desarrollada que existió 9.000 años antes de su época. Una misteriosa sustancia llamada oricalco, según Platón, contenía las leyes divinas que gobernaban esta sociedad avanzada.

Este antiguo metal, con sus asociaciones con lo divino, plantea la pregunta de dónde vino y qué significa.

Arqueólogos marinos han encontrado recientemente lingotes de metal que se cree que provienen de Orichalchus en un naufragio frente a la costa de Sicilia. La controversia sobre la existencia de la Atlántida y si la historia de Platón contiene o no verdades históricas se ha reavivado a la luz de este descubrimiento.

Cuando se tienen en cuenta los orígenes del oricalco, el misterio se vuelve aún más desconcertante. ¿Cuál era la función de este metal especial que tenían en su poder los atlantes prehistóricos?

Según algunos defensores de la teoría de los antiguos astronautas, los seres extraterrestres pueden haber contribuido a la transmisión de conocimientos sofisticados, incluidos los secretos de la metalurgia, a nuestros antepasados.

La Atlántida, tal como la describe Platón, no es una historia única. Se pueden encontrar historias similares de civilizaciones desaparecidas a causa de calamidades en las tradiciones de los nativos americanos, como las leyendas hopi.

Lingotes de “oricalco” recuperados de un antiguo naufragio. 

Civilizaciones perdidas

Estas historias frecuentemente se centran en la idea de la intervención divina, donde los dioses de las estrellas o personas reales fueron cruciales para el desarrollo y la desaparición de las civilizaciones.

Las sorprendentes similitudes de estos diversos relatos culturales suscitan preguntas interesantes. Según los teóricos de los antiguos astronautas, es posible que ancestros de varias partes del mundo tuvieran encuentros similares con visitantes extraterrestres.

A medida que investigamos las posibilidades, encontramos evidencia de masas de tierra sumergidas como Doggerland y Zealandia que apuntan a eventos catastróficos anteriores que alteraron el paisaje de la Tierra. ¿Hay signos de civilizaciones antiguas en estas ruinas sumergidas?

La conexión entre el misterio de la Atlántida y el psíquico Edgar Cayce, quien predijo la existencia de un Salón de Registros secreto en lugares como Egipto, las Bahamas y la Península de Yucatán, es otro aspecto intrigante del misterio.

Según Cayce, estos supuestos registros podrían revelar más sobre la historia real de nuestro planeta y sus interacciones con la vida extraterrestre.

Más que solo leyendas

El creciente conjunto de evidencia y descubrimientos desconcertantes continúan despertando nuestra curiosidad, a pesar de la posibilidad de que los escépticos descarten estos misterios como mero folklore. Es posible que pronto aprendamos una verdad que alterará fundamentalmente la forma en que vemos la historia humana a medida que profundizamos en el pasado.
Debemos estar dispuestos a considerar la posibilidad de que, a pesar de nuestros mejores esfuerzos, nuestros orígenes puedan estar más intrincadamente conectados con el cosmos de lo que habíamos pensado anteriormente. El misterio de las civilizaciones desaparecidas perdura y nos invita a encontrar la última pieza del rompecabezas que podría cambiar irrevocablemente nuestra forma de ver el pasado de la Tierra.
El viaje para desentrañar los misterios del pasado continúa y las respuestas pueden estar más cerca de lo que pensamos. ¿Encontraremos estas verdades antes de que sea demasiado tarde?
Está claro que algunos grupos influyentes están motivados para mantener en secreto la historia de la humanidad y los secretos de las civilizaciones antiguas. No sólo el pasado y el futuro son importantes; comprender nuestros orígenes y nuestro pasado también es crucial. La lectura continua y la investigación son las únicas maneras de que podamos cumplir con nuestra obligación de seguir divulgando estos secretos ancestrales. Aunque algunos intenten silenciar las voces que se elevan desde las arenas, nuestra curiosidad hará que esa historia secreta salga a la luz.

Redacción por MundoOculto.es 

Por Alejandro

A %d blogueros les gusta esto: