giants stonehenge

¿Alguna vez te has preguntado acerca de las colosales estructuras de piedra esparcidas por todo el mundo?  Desde el renombrado Stonehenge en Inglaterra hasta el oscuro Gobekli Tepe en el sur de Turquía, estos antiguos sitios megalíticos continúan desconcertándonos con su grandeza y el misterio que rodea su creación.
 Si bien abundan muchas teorías, un tema recurrente en las leyendas locales es que estos sitios fueron construidos por gigantes.  En este artículo, profundizaremos en la intrigante conexión entre las maravillas megalíticas y los gigantes de leyenda, todo sin mencionar ningún programa de televisión en particular.

Los gigantes de Stonehenge y más allá

 Imagínese esto: enormes rocas, algunas de hasta 13 pies de altura y un peso de hasta 25 toneladas, dispuestas en círculos concéntricos en Stonehenge.  En la isla mediterránea de Malta, los Templos Gigantia cuentan con bloques megalíticos que pesan hasta 50 toneladas.
 Mientras tanto, en la remota Isla de Pascua, cerca de 900 antiguas estatuas de piedra, algunas de las cuales miden 30 pies de alto y pesan hasta 90 toneladas, protegen la tierra.  A pesar de estar a miles de kilómetros de distancia, las culturas indígenas de cada lugar comparten una creencia común: estas estructuras monumentales fueron creadas por gigantes.

stonehenge and giants

Las leyendas locales de todo el mundo, asociadas con sitios megalíticos antiguos, atribuyen constantemente su construcción a gigantes.  Desde la creación repentina de Pumapunku hasta los hipotéticos gigantes constructores de Stonehenge, estas historias resuenan en todos los continentes.

 En Malta, se sugiere que los gigantes erigieron los muros y estructuras megalíticas.  Lo sorprendente es que documentos históricos, que datan de siglos atrás, detallan el descubrimiento de huesos gigantes en estos sitios, como en Baalbek, Líbano, Stonehenge y Cerdeña.  Incluso en la década de 1860, la Sociedad Geográfica Estadounidense documentó el descubrimiento de huesos gigantes.

Un legado desconcertante anterior al diluvio

 Antes de las recientes excavaciones, los sitios megalíticos en el sur de Turquía permanecían ocultos bajo la Tierra, sus orígenes ocultos incluso para los lugareños.  No existían leyendas ni registros antiguos que explicaran su construcción.  Sin embargo, detalles intrigantes como figuras de ocho dedos y grandes cabezas de piedra encontradas en sitios como Karahan Tepe insinúan una conexión con los gigantes.

 ¿Se construyeron estas estructuras antes del Gran Diluvio bíblico, con la ayuda de los Nefilim, los seres híbridos mencionados en la Biblia hebrea?

stonehenge

A medida que viajamos por el mundo, surge un tema constante: la participación de gigantes en la creación de sitios megalíticos.  ¿Podrían ser descendientes de los constructores de Karahan Tepe y Gobekli Tepe, que transmitieron sus genes gigantes a través de los siglos?  El misterio se profundiza a medida que exploramos estas posibilidades.

 Alineaciones celestes: una conexión cósmica

 Más allá de su tamaño colosal y sus enigmáticos constructores, muchos sitios megalíticos se alinean precisamente con constelaciones, sistemas estelares o eventos celestes específicos.  Stonehenge, por ejemplo, se alinea con el amanecer del solsticio de verano, al igual que el Templo de Mnajdra en Malta.

 Las pirámides de Egipto y Mesoamérica estaban ubicadas para coincidir con el cinturón de estrellas de Orión.  Cara Huntepe exhibe alineaciones celestes con una cara de piedra colocada para sincronizarse con el movimiento del Sol en ciertas épocas del año.

 Estos antiguos constructores no se limitaban a crear monumentales estructuras de piedra;  eran observadores de estrellas y astrónomos.  Observaron meticulosamente las constelaciones y los movimientos celestes, convirtiéndose en cierto sentido en los primeros astrónomos.

 Plantea preguntas intrigantes sobre sus motivaciones e intereses, especialmente considerando la creencia de que los Anunnaki, una raza extraterrestre, provinieron de las mismas estrellas que estaban estudiando.

 Conclusión

 En conclusión, la conexión entre las antiguas maravillas megalíticas y los gigantes, aunque está envuelta en un velo de misterio, añade una capa cautivadora a nuestra comprensión de estos enigmáticos sitios.  Desde Stonehenge hasta Gobekli Tepe, estas colosales estructuras de piedra continúan despertando nuestra curiosidad e inspirando asombro.

 Si bien la verdad detrás de su construcción sigue siendo difícil de descubrir, una cosa es segura: los gigantes de la leyenda han dejado una marca indeleble en el mundo antiguo y su legado perdura en las piedras que elevaron al cielo.

F

Por Alejandro