Starshades: una nueva forma de ver otras TierrasStarshades: una nueva forma de ver otras Tierras

Uno de los objetivos más apasionantes y ambiciosos de la astronomía es encontrar planetas como el nuestro alrededor de otras estrellas. Estos planetas llamados similares a la Tierra podrían ser los mejores candidatos para albergar vida más allá de nuestro sistema solar. Pero encontrarlos no es fácil.

Son pequeños, débiles y, a menudo, ocultos por el resplandor de sus estrellas anfitrionas. Para detectarlas, los astrónomos necesitan utilizar técnicas e instrumentos especiales que puedan bloquear la luz de las estrellas y revelar el tenue brillo del planeta.



Una de estas técnicas se llama imagen directa, que significa tomar una fotografía del planeta directamente, sin depender de métodos indirectos como medir la oscilación o el oscurecimiento de la estrella.

La obtención de imágenes directas tiene muchas ventajas, como la de poder medir el tamaño, la forma, el color e incluso la composición atmosférica del planeta. Pero también presenta muchos desafíos, como requerir un contraste, resolución y estabilidad muy altos.

Para superar estos desafíos, los astrónomos han propuesto una nueva y ambiciosa tecnología que podría revolucionar la obtención de imágenes directas: las sombras estelares.

Una sombra estelar es una pantalla grande, de forma especial, que vuela en formación con un telescopio espacial y bloquea la luz de la estrella, creando una sombra que permite al telescopio ver el planeta.

Una sombra estelar podría lograr potencialmente un contraste y una resolución mucho mayores que cualquier otro instrumento existente o planificado, y permitir imágenes directas de planetas similares a la Tierra alrededor de estrellas cercanas.

Sin embargo, construir y operar una protección estelar no es una tarea sencilla. Requiere ingeniería, coordinación y control precisos. La sombra estelar tendría que ser muy grande, de unos 30 metros de diámetro, y volar a una distancia de decenas de miles de kilómetros del telescopio.

También tendría que alinearse perfectamente con la estrella y el telescopio, y mantener esa alineación mientras todos orbitan alrededor del sol. Cualquier pequeño error o perturbación podría arruinar la observación.

Para probar la viabilidad y el rendimiento de una sombra estelar, la NASA ha financiado varios estudios y experimentos en los últimos años. Uno de ellos se llama S5 (Starshade con un pequeño telescopio espacial), cuyo objetivo es demostrar una versión reducida de una misión starshade en órbita terrestre baja.

El S5 estaría compuesto por un pequeño telescopio de 0,5 metros de diámetro y una pantalla estelar de 3,5 metros de diámetro, que volaría a una distancia de unos 25 kilómetros. S5 apuntaría a estrellas brillantes con planetas conocidos e intentaría obtener imágenes de ellas con el starshade.

S5 aún se encuentra en las primeras etapas de desarrollo, pero podría allanar el camino para futuras misiones de protección estelar que podrían obtener imágenes de planetas similares a la Tierra alrededor de estrellas cercanas.

Este tipo de misiones podrían responder algunas de las preguntas más fundamentales de la astronomía y la astrobiología: ¿Qué tan comunes son los planetas similares a la Tierra? ¿Cuáles son sus propiedades y diversidad? ¿Tienen señales de vida? Y, en última instancia, ¿estamos solos en el universo?

F

The post Starshades: una nueva forma de ver otras Tierras first appeared on Mundo oculto.

Por Alejandro