La roca Dighton es sin duda uno de los hallazgos más misteriosos de América. La roca con misteriosas inscripciones en estilo cuneiforme ha sido objeto de intenso debate entre investigadores y eruditos durante siglos, pero nadie ha podido explicar adecuadamente su origen ni descifrarlo. La roca de 40 toneladas, de aproximadamente 1,5 metros de alto, 2,9 de ancho y 3,4 metros de largo, fue encontrada parcialmente sumergida en el río Taunton en Massachusetts.

Fotografía de Dighton Rock tomada por Davis en 1893
Fotografía de Dighton Rock tomada por Davis en 1893

La misteriosa roca, cubierta de petroglifos e intrincados diseños antiguos, se instaló en un edificio conmemorativo cerca de la ciudad de Berkley.

Las primeras menciones al respecto se pueden encontrar en el libro del Rev. Cotton Mather “Las maravillosas obras de Dios conmemoradas”, publicado en 1690:

“Entre las otras Curiosidades de Nueva Inglaterra, una es la de una roca poderosa, en un lado perpendicular de la cual junto a un río, que durante la marea alta cubre parte de ella, hay grabados muy profundamente, ningún hombre vivo sabe cómo o cuándo Media veintena de líneas, de cerca de diez pies de largo y un pie y medio de ancho, llenas de caracteres extraños: lo que sugeriría pensamientos tan extraños sobre los que estuvieron aquí antes que nosotros, como hay formas extrañas en ese elaborado monumento.

Hoy en día existen decenas de teorías que intentan explicar el origen del enigmático peñasco. Según Ezra Stiles, investigador y autor estadounidense, la roca fue tallada por antiguos exploradores fenicios, mientras que otras personas afirman que los grabados rupestres fueron hechos por exploradores portugueses o incluso vikingos. La verdad que ronda, sigue siendo un profundo misterio.

Una copia exacta de todos los símbolos o petroclifos de la Comisión Histórica de Providence, Rhode Island, publicada en 1830. Crédito de la imagen Wikimedia Commons.
Una copia exacta de todos los símbolos o petroclifos de la Comisión Histórica de Providence, Rhode Island, publicada en 1830.
Crédito de la imagen Wikimedia Commons.

Entre otras teorías, el conde Antoine Court de Gobelin, un noble francés, sugirió en 1784 que Dighton Rock era en realidad producto de antiguos exploradores de Cartago que visitaron la región hace miles de años.

Estas no son las únicas menciones sobre la misteriosa roca. Según Gavin Menzies, en su libro 1421: El año en que China descubrió el mundo , afirma que los intrincados diseños fueron hechos por antiguos marineros chinos que visitaron el continente americano casi cien años antes que Colón.

Si bien ninguna de las teorías anteriores ha explicado adecuadamente los orígenes de la misteriosa roca de 40 toneladas, hay quienes establecen similitudes entre la Roca Dighton y la Piedra Inga de 6.000 años de antigüedad en Brasil. Las tallas de la Piedra Inga siguen siendo un misterio, pero algunos símbolos han sido identificados y aceptados en toda la comunidad arqueológica. Algunos investigadores sostienen que la Piedra Inga tiene origen fenicio, pero esta teoría no ha sido confirmada. El investigador brasileño Gabriele Baraldi ha dedicado mucho tiempo al estudio de los mensajes cifrados en la piedra Inga. Según su teoría, las tallas en la piedra Inga son prueba de una tecnología antigua desconocida.

F

The post El enigma de la roca de Dighton: ¿Misteriosas tallas fenicias en América? first appeared on Mundo oculto.

Por Alejandro