el cern hara la proxima colision atomica el proximo mes y otros inquietantes datosel cern hara la proxima colision atomica el proximo mes y otros inquietantes datos

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el acelerador de partículas de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), revoluciona a la comunidad científica con cada uno de sus hallazgos. El CERN, creador del descubrimiento del bosón de Higgs, el próximo mes encabezará un experimento sin precedentes al hacer chocar entre sí partículas subatómicas casi a la velocidad de la luz en un esfuerzo por recrear las circunstancias inmediatamente posteriores al ‘big bang’.

El reportero de investigación y escritor estadounidense Robert Bridge ha recopilado 10 datos sobre del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN en un intento de aportar claridad sobre los controvertidos objetivos que se prevén lograr.
1. EL Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN es la máquina más grande del planeta 
A caballo entre Francia y Suiza, el complejo colisionador del CERN, que costó 9.000 millones de dólares, está situado a una profundidad de 175 metros y su complejo de túneles discurre a lo largo de 27 kilómetros de circuito. Los científicos implicados en el plan confirman que el laboratorio fue erigido bajo tierra debido a que la corteza de la Tierra ofrece protección contra la radiación.
2. Fuerza gravitatoria intensa
El colisionador del CERN está compuesto por unos 9.600 ‘superimanes’ —100.000 veces más potentes que la fuerza gravitacional de la Tierra— que disparan los protones hacia una pista circular a velocidades alucinantes. “Un rayo puede rotar incluso durante 10 horas, viajando a una separación de más de 10.000 millones de kilómetros, lo bastante como para llegar a los confines de nuestro Sistema Solar y volver”, cuenta Bridge.
Las bobinas de los imanes están compuestas por 36 hebras enrolladas de 15 milímetros, cada una de ellas compuesta a su vez por entre 6.000 y 9.000 filamentos individuales que tienen un diámetro de 7 micrómetros. La longitud del colisionador requiere 7.600 kilómetros de cable, lo que equivale a unos 270.000 kilómetros de hebras (bastante como para rodear la Tierra seis veces por el Ecuador). Según el sitio del CERN, si se desenredaran los filamentos, podrían “estirarse incluso el Sol y de vuelta cinco veces y aún sobraría para unos cuantos viajes a la Luna”.
3. El CERN genera temperaturas extremas
Según el sitio web del CERN, al hacer chocar dos haces de iones pesados (un suceso científico que tendrá lugar el próximo septiembre) se recrearán las circunstancias de temperatura que tuvieron lugar en el cosmos después del ‘big bang’ (más de 100.000 veces la temperatura del interior del Sol).
4. Stephen Hawking está inquieto por su potencial peligro

“La ‘partícula de Dios’ encontrada por el CERN podría destruir el cosmos”, escribió Hawking en el prefacio del texto ‘Starmus’, una colección de conferencias de científicos. El físico alerta de que el bosón de Higgs podría volverse inestable a niveles muy altos de energía, lo que podría causar el colapso instantáneo del cosmos y del tiempo.
Pero Hawking no es la única voz que predice una posible catástrofe si el CERN continúa en el carril de la aceleración atómica. El astrofísico Neil de Grasse Tyson sostiene que este experimento podría hacer que el mundo “explote”, mientras que Otto Rössler, maestro alemán de la Universidad de Tubinga que presentó una demanda contra este laboratorio gigante, asevera que esta instalación podría desencadenar la formación de un pequeño agujero negro que, en suceso de descontrolarse, podría destruir el mundo.
5. ¿Abrir una puerta a diferentes dimensiones?

Un año después de la gran inauguración del CERN, Sergio Bertolucci, exdirector de Investigación e Informática Científica de la instalación, afirmó que el colisionador podría abrir puertas a otra dimensión en “un lapso de tiempo muy pequeño” (fracciones de segundo), añadiendo que quizá fuese bastante “para mirar en el interior de esa puerta abierta, para obtener o enviar algo”.
Este comentario generó entre la comunidad científica una preocupación relacionada con el riesgo que existe de que el colisionador ‘invite’ por error a nuestro planeta a visitantes no deseados de diferentes dimensiones espacio-temporales.
6. El logo del CERN
“Voy a dejar que sea el lector con su imaginación quien determine si el equipo de relaciones públicas del CERN abrió la puerta a conjeturas —por no hablar de la gran cantidad de teorías de la conspiración— al optar por el particular diseño del logotipo”, asevera.

7. La curiosa elección de la localización geográfica
De entre todas las especulaciones y teorías conspiranoicas que rodean el Gran Colisionador, destaca la relacionada con su ubicación en Saint-Genis-Pouilly, una comuna francesa en la región de Ródano-Alpes. Demasiados apuntan a que el sitio escogido no es casual, debido a que ‘Pouilly’ viene del latín ‘Appolliacum’ y se piensa que en la época romana existía en ese lugar un santuario en honor a Apolo con una puerta de entrada al inframundo.

“Los líderes religiosos —siempre recelosos de los objetivos del planeta científico— establecieron una conexión con un verso sacado de las Revelaciones (9: 1-2, 11), que hace mención al nombre ‘Apollyon’. El versículo dice: ‘A él se le dio la llave del pozo del abismo. Y él abrió el pozo del abismo (…) Y tienen por soberano sobre ellos al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego Apolión’”, cuenta Bridge.
8. En busca de la materia oscura
El CERN se ha implicado en la carrera por localizar las esquivas partículas o fenómenos culpables de la materia oscura (23%) y la energía oscura (73%). “En esencia lo que el experimento del CERN espera lograr es separar a través del acelerador de partículas la materia oscura invisible, que ha sido descrita como el pegamento de unión, de la evidente. Solo hay un inconveniente: nadie sabe cuáles serán las consecuencias si se logra ese objetivo”, destaca.
9. Una deidad de la destrucción como mascota corporativa

Aunque la mayoría de las compañías evitan cualquier conexión con la religión y el planeta espiritual, el CERN ha escogido como mascota a una deidad hindú. Justo a las afueras del edificio se encuentra una antigua estatua de Shiva, antigua Apollyon, la deidad de la destrucción.
10. No hay debate democrático

En observadas a su próxima colisión atómica, que está programada para el próximo mes, apenas se ha mencionado a los medios de comunicación los riesgos que podrían estar implicados, a pesar de que gran parte de la comunidad científica alerta de que podría ser más peligrosa inclusive que las evidencias que se realizaron previamente a la introducción de la bomba atómica.
“Por desgracia, e irónicamente, el CERN —que esencialmente se gobierna a sí mismo como su feudo— funciona de forma tan invisible como las partículas que pretende investigar”, sentencia Bridge.

La entrada El CERN hará la próxima colisión atómica el próximo mes y otros inquietantes datos se publicó primero en Mundo oculto.

Por Sandra