unnamed file 11unnamed file 11

Personas de todo el planeta están buscando el reino insular de la Atlántida, que se hundió hace miles de años. Hasta el instante, nadie ha podido localizar la situación real. ¿Y qué tal si la Atlántida jamás existió en la Tierra? El pre-astronauta y creador de libros Dieter Bremer tiene una hipotesis fascinante y desconcertante pero totalmente lógica que ofrecer. Atlantida un continente hundido o una colosal estación espacial de las deidades

Bremer piensa que Atlantis es en verdad una estación espacial alienigena que se estrelló contra la Tierra hace milenios y cambió toda la vida en Terra. El 11 de enero de 2021, la segunda televisión alemana inclusive anunció sobre la hipotesis de Bremer en un documental. Es hora de echar un vistazo más de en las proximidades a los pensamientos de Bremer.

Platón y la teoría encima del reino de Atlanta

Atlantis ha disparado la imaginación de las personas desde tiempos inmemoriales. Atlantis, de la que incluso no se conoce exactamente dónde buscarla. Bastantes sospechan que está en el Atlántico frente a la costa este de los Estados Unidos, los investigadores británicos confirman que se puede localizar en el Mar del Norte en algún sitio entre Dinamarca y Escocia, y diferentes investigadores admiten que se hundió frente a las Azores.

Platón y una ilustración de 1910 del continente de la Atlántida – Crédito de la imagen: Shutterstock. Atlantida un continente hundido o una colosal estación espacial de las deidades

El filósofo griego Platón (427-347 a.C.) fue el primero en citar la Atlántida. Según Platón la fecha la destrucción de Atlantis fue en el 8500 a.C. Mismo que basó su cálculo en registros escritos registrados en los pilares del santuario por sacerdotes egipcios de Sais. Estos registros fueron desvelados por sacerdotes a Solón (640-540 aC), el legislador de Atenas. Platón, su descendiente directo, las usó más tarde en sus diálogos Criticas y Timeo. Platón anotó que la Atlántida está asociada con la «Edad de Oro», que es un continente insular del tamaño de Asia Menor y el Líbano combinados, y que se halla más allá de las Columnas de Hércules, más allá de Gibraltar en el Océano Atlántico.

por lo visto, Platón sabía que los residentes de la Atlántida poseían una gigantesca riqueza y vivían en circunstancias climáticas ideales. Si uno cree en los textos de Platón, la Atlántida fue descrita como un paraíso en la tierra y, con un poco de imaginación, tal vez inclusive como el paraíso bíblico.

Pero bastantes investigadores no están conformes, dado que a simple vista la Atlántida no era un paraíso utópico, como el bíblico Jardín del Edén, sino que se menciona que verdaderamente existió. Pero esta tesis aun hoy está en suelo inestable, porque la duda es: ¿quién debería haber fundado la isla paradisíaca?

Hipotesis del Pre-astronauta Dieter Bremer sobre los antiguos dioses o alienigenas y Atlantis

Y aquí es exactamente donde penetra en juego la hipotesis alienigena, que ha mantenido cautiva a la isla utópica en el reino de las leyendas y mitos hasta el día de hoy. ¿Fueron visitantes autenticos de otra galaxia los que observaron nuestro sistema solar en una estación espacial colosal. Se aproximaron cada vez más a la Tierra y al final destruyeron Tierra al lado con su nave. Solo para despues reconstruirla?

Atlantida el continente perdido. Atlantida un continente hundido o una colosal estación espacial de las deidades

Con la auxilio de esta edificación de anillo, debería ser factible generar gravedad artificial y luz solar para simular un hábitat parecido a la Tierra. El toro de Stanford se propuso en 1975 durante un proyecto de ensayo de verano patrocinado por el Centro de Investigación Ames de la NASA. Hecho en la Universidad de Stanford con el objetivo de desarrollar un procedimiento futuro para colonizar el cosmos.

El boceto original para casi 10.000 residentes consiste en un toro de unos 1,8 kilómetros de circunferencia. Este gira sobre su propio eje una vez por minuto para utilizar la fuerza centrífuga en los puntos del interior del anillo más alejados del centro para producir tierra. -como la gravedad artificial entre 0,9 y 10 g. El interior del anillo sirve como sala de estar, lo bastante grande como para concebir un entorno natural.

Fue Atlántida verdaderamente una estación espacial

Fue la Atlántida verdaderamente una estación espacial de esta clase. Seguramente Bremer solo utilizó una idea que existe con su hipotesis, porque mas tarde de todo, cualquier cosa es factible en el planeta de las deidades. Bremer piensa que un día la estación espacial se estrelló trágicamente contra la Tierra. Lo que causó cambios profundos en la tierra y las creación de nuestra luna.

Todo muy bien, pero ¿por qué las deidades, de quienes se sabía que poseían poderes sobrenaturales, no pudieron eludir la apocalipsis? ¿Tal vez un pensamiento que es un poco miope? Bremer piensa que mas tarde de que la estación orbital se estrellara contra la Tierra, las deidades cosmonautas hicieron un tipo de esfuerzo de reconstrucción usando su ingenioso conocimiento para concebir nueva vida en la Tierra, volviendo a alinear la hipotesis de Bremer con las leyendas y mitos habituales.

Hasta el día de hoy, Bremer aun no tiene contestación a la duda de en qué continente tomó tierra la estación espacial. Bremer dio a conocer su hipotesis en un texto de bolsillo en 2009 titulado  Atlantis and the Paradox  of Age . Literalmente dice en la propaganda. Una gigantesca estación espacial se estrelló contra la tierra mas tarde de la detonación de siete descomunales aparatos explosivos nucleares. El aire está ardiendo, la tierra se está dividiendo, los continentes se están separando. Las montañas empujan hacia arriba. Los gigantes y los dinosaurios mueren, los seleccionados se salvan en arcas celestiales. La luna se forma mientras la tierra se congela.

Donde se localizan los remanentes del reino de Atlantis

Bremer sospecha que la apocalipsis sucedió hace unos 12.000 años y que además hay evidencias de ello en forma de iridio, un metal precioso lustroso de color blanco plateado del grupo de metales del platino. La proporción de iridio en la corteza terrestre es muy reducida. El metal precioso se halla principalmente en Sudáfrica, los Urales, América del Norte y del Sur, Tasmania, Borneo y Japón. Si Bremer tiene razón, la duda queda al final de su hipotesis: ¿dónde están hoy los remanentes de la estación espacial? ¿Hay aun, si es así, dónde y, lo que es más notable, ya han sido localizados por arqueólogos?

Una consideración me lleva a la Antártida. En la antigüedad se ha teorizado una y otra vez que hay una gigantesca vehículo espacial bajo el hielo de un metro de espesor de la Antártida. Los denunciantes además han anunciado en este sentido. Varios inclusive han afirmado que ya se han desvelado partes de él. Este objeto en verdad puede ser porción de una antigua estación espacial. Si Bremer verdaderamente tiene razón y los datos de los denunciantes antárticos no es una noticia falsa, estaríamos un paso más en las proximidades de la verdad.

Por Alejandro