megaestructuras cosmicas cientificos en busca de civilizaciones alienigenas en la via lacteamegaestructuras cosmicas cientificos en busca de civilizaciones alienigenas en la via lactea

Matías Suazo, estudiante del Departamento de Física y Astronomía de la Uppsala University está en busca de extraterrestres en la Vía Láctea, la misma galaxia que nos acoge.

Suazo al lado a un grupo de investigadores están intentando de localizar una civilización extraterrestre tan avanzada que puedan utilizar el poder de una estrella por medio de una megaestructura conocida como esfera de Dyson.

Suazo le manifestó al lugar Inverse:

«Eso es lo que mi primer plan intentó contestar, qué posibilidades hay de localizar una esfera Dyson en la galaxia. Eso es complicado, pero no imposible».

En un escrito presentado en la reunión anual de la European Astronomical Society realizada en julio, Suazo exploró el potencial de las esferas de Dyson en la Vía Láctea.

A partir de su investigación, Suazo vio por lo menos cinco estrellas que eventualmente podrían albergar una esfera de Dyson.

¿Qué es una Esfera de Dyson?

Una esfera de Dyson es una megaestructura teórica construida en torno de una estrella para utilizar su producción de energía, propuesta por vez primera por el físico Freeman Dyson en una noticia difundido en 1960.

Freeman Dyson durante una entrevista en el año 2000. Cortesía: Matin Durrani / physicsworld.com

En el artículo, Dyson presentó las esferas de Dyson como una solución a las crecientes necesidades energéticas de una civilización extraterrestre hiper-avanzada para sostener su presencia. La civilización emplearía enjambres de recopilación de energía estelar basados ​​en el cosmos en torno de su estrella anfitriona, y seguramente diferentes estrellas que la rodean, para alimentar sus salidas de energía.

Dyson basó su propuesta en el hecho de que un mundo solo recibe una reducida fracción de la energía producida por su estrella anfitriona. Como ejemplo, la Tierra solo recibe en torno de una milmillonésima porción de la producción total de energía del Sol. Pero al crear una estructura fundada en el cosmos, una civilización podría satisfacer sus necesidades energéticas para llevar a su sociedad tecnológicamente avanzada al siguiente nivel.

Dyson además propuso que los proyectos de búsqueda de inteligencia alienigena (SETI) deberían «rastrear fuentes de radiación infrarroja» para «acompañar la búsqueda hace poco iniciada de comunicaciones de radio interestelar».

Clasificación de las esferas de Dyson

Para rastrear esferas de Dyson, el equipo busca las propiedades de la propia estrella. Una estrella produce radiación, y si una estrella está bloqueada por algún tipo de estructura, la radiación disminuiría. En vez de producir radiación óptica, una estrella con una esfera de Dyson alrededor emitirá radiación en la longitud de onda del infrarrojo medio con temperaturas entre 100 y 600 Kelvin.

Representación de una Esfera de Dyson. (Wikimedia Commons)

La esfera de Dyson además brillará.

Su encuesta clasificó las esferas de Dyson en cuatro categorías:

  • Esferas frías de Dyson, aquellas con estrellas que poseen temperaturas por debajo de 200 Kelvin.
  • Esferas intermedias, con temperaturas entre 100 y 600 Kelvin.
  • Envolturas perfectas, con altas temperaturas que los hacen fácilmente detectables.
  • Esferas transparentes de Dyson, con varios paneles solares que las hacen complicadas de localizar.

Las esferas transparentes de Dyson son las mas complicados de localizar ya que poseen una reducida cantidad de construcciones en el enjambre y, por lo tanto, algo invisibles.

Suazo manifestó:

«El escenario transparente se vería cuando recién están iniciando el plan, cuando la civilización habría ensamblado varios paneles solares. Desde luego que no podemos observar eso, se verá como una estrella normal porque no recibirá ninguna señal».

¿Podríamos localizar esferas de Dyson?

El equipo identificó cinco fuentes que podrían albergar una civilización extraterrestre muy avanzada en función de la temperatura y el numero de paneles solares que podrían estar cubriendo la estrella.

Potenciales culturas alienigenas podrían localizarse en torno de agujeros negros, y esferas de Dyson podrían desvelar su presencia.

Si hay esferas de Dyson en torno de esas estrellas, los investigadores podrían eventualmente detectarlas.

Suazo manifestó:

«Si poseen un causa de cobertura alto, como bastantes paneles solares, y poseen temperaturas de 200 Kelvin, por lo tanto sí podríamos detectarlos. Pero verdaderamente se precisa trabajo para rastrear candidatos».

Suazo propone idear un procedimiento más eficiente para rastrear candidatos estelares eliminando los datos no confiables y solo investigando aquellos con datos de alta calidad.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La búsqueda de esferas de Dyson en la Vía Láctea podría al final contestar a la duda más notable de la sociedad: ¿Estamos solos en el cosmos?

Suazo manifestó:

«Transformaría nuestra perspectiva sobre nuestro sitio en el cosmos».

La sociedad no solamente sabría que no estamos solos, sino que además podría ayudarnos a diseñar nuestras mismas esferas de Dyson. Pero para desarrollar la tecnología adecuada, la raza humana quizá necesite diferentes 100 a 200 años, según Suazo.

Por Alejandro