Neil Turok el físico que desafía el Big Bang: “El cosmos es la cosa más sencillo”

Neil Turok el físico que desafía el Big Bang: “El cosmos es la cosa más sencillo”

15 septiembre, 2021 0 Por Alejandro

Neil Turok el físico que desafía el Big Bang: “El cosmos es la cosa más sencillo”

El Cosmos es un cúmulo de gases y objetos cósmicos, pero además es una montaña de enigmas que hasta actualmente sólo hemos podido medio identificar a tientas. No hace más de siete decenios la sociedad ni siquiera poseía idea de cómo es que se creó el Cosmos, el plan de un inicio no se encontraba clara. No fue hasta finales de la década de los 40 que la palabra Big Bang empezó a sonar entre la comunidad científica y tardaría diferentes decenios más hasta que se institucionalizara la hipotesis de la gran detonación. Y si bien en la actualidad la historia cosmológica que se nos enseña dice que el inicio de todo tuvo sitio 13,800 millones de años atrás, aun hay quienes admiten que no todo está mencionado, tal es el suceso de Neil Turok, un físico teórico que tiene una hipotesis salvaje encima del Big Bang.

Neil Turok y el Big Bang

Neil Turok es un físico teórico sudafricano, actual jefe emérito del Instituto Perimetral de Física Teórica en Canadá. Y no es cualquier físico, en el pasó tuvo el honor de colaborar con el Stephen Hawking, precisamente intentando de decodificar el Cosmos. Si bien según aclara el propio Turok, sus cálculos “fallaron y eran inconsistentes”. Por esto, piensa que la historia cosmológica estaría incompleta y que el Big Bang no ocurrió tal como pensamos en la actualidad.

Bajo su visión el Cosmos es “exageradamente sencillo” y tambien es tan sencillo, que la hipotesis de cuerdas no precisa seguir agregando dimensiones y la física de partículas no requiere de nuevas partículas para explicarlo. En su opinión, “el Cosmos es inconcebiblemente económico. Tiene unos cuántos principios y los usa una y otra vez”.

big bang de Neil Turok

Según la hipotesis del Big Bang, hubo un instante en la historia cosmológica en donde toda la energía se concentró en un lugar muy pequeño del espacio-tiempo. Después la gravitación hizo de las suyas y el todo acabó colapsando dando lugar a la detonación del Big Bang. En ese instante el Cosmos expandió su tamaño mies de millones de veces en lo que los astrofísicos llaman ‘inflación’. Tras esto se formó una ‘sopa primordial’ de partículas que después se agruparon con la incidencia de la gravedad y al final formaron los objetos cósmicos.

desde aquel momento, el Cosmos sigue en ampliación hasta que un día se vuelva frío e inactivo. Esto incluye que el tiempo avanza continuamente hacia adelante y vemos continuamente más materia que antimateria. sin embargo, esta versión del Big Bang muy reducidamente explicada, no es muy convincente para Neil Turok, quien dice que todo pudo haber sido diferente.

La otra mitad invisibilizada 

Turok apela al comienzo de simetría que dice que la física continua invariable cuando el tiempo, el cosmos y la materia se invierte. En su opinión, la concepción que poseemos de la creación del Cosmos, violaría este comienzo. Por ello, su visión se enfoca en la hipotesis del universo-espejo, según la cual al instante de que se provocó el Big Bang, se crearon dos universos el nuestro y otro donde rigen iguales leyes físicas, pero al revés. Podría decirse que se trata de un ‘antiuniverso’ donde el tiempo correría inversamente y predominaría la antimateria.

Y si bien parezca que en vez de simplificar el enigma lo complejiza, Turok aclara que de esta forma no hay necesidad de apelar a multiversos, dimensiones extra y tampoco a una enigmatica partícula componente de la materia oscura. La materia evidente, aquella que podemos observar y tocar, ocupa solamente el 5% de toda la materia que los físicos calculan que hay en el Cosmos. La demás sería la materia oscura que no conocemos de qué está hecha.

big bang de Neil Turok

La ‘cosa más sencillo’

La hipotesis de Turok encima del Big Bang predice que al instante en que se crearon ambos universos, además se creó una partícula llamada neutrinos diestros que, si bien no se han podido ver, diferentes teóricos están gran cantidad seguros de que sí hay. De esta forma la materia oscura que no se ha podido decodificar, bajo la lógica de Turok estaría compuesta por estos neutrinos diestros.

“Demostramos que en este cosmos doble que pasa por el Big Bang, se puede calcular cuántos de estos neutrinos diestros debería haber en el cosmos actual, y ese número coincide con la materia oscura”.

El físico sudamericano piensa que nuestro error ha sido ahogarnos entre tantas hipotesis y agregar cada vez más elementos para aclarar el universo. En su opinión, el Cosmos es “la cosa más sencillo” que hay.