Máquina de Maná: enigmatica tecnología que generaba comida para las personas del desierto

Máquina de Maná: enigmatica tecnología que generaba comida para las personas del desierto

15 septiembre, 2021 Desactivado Por Alejandro

La Biblia trata de bastantes sucesos insolitos que, incluso en nuestros días, no poseen explicación, así pues los religiosos lo consideran, simplemente, como milagros. Uno de estos acontecimientos está vinculado con el maná, el alimento que Dios hizo llover del firmamento y sostuvo a los israelitas durante sus 40 años en el desierto.

¿Qué es el maná? Esa es una duda que ha estado en la mente de investigadores, tantos en la religión, como de la historia y la ciencia.

conforme a las sagradas escrituras, era el alimento que sostuvo a los israelitas en el desierto por 4 decenios. Pero ¿Qué era? ¿De dónde provenía? ¿Verdaderamente era un milagro de Dios o podría tener alguna especie de explicación «científica»?

El enigma del Maná

En el texto de Éxodo se nombra este raro fenómeno.

Según la biblia, el maná era una sustancia milagrosa que aparecía cada mañana para que los israelitas lo cosecharan.

Una de las aclaraciones que aparecieron, es que se trataba de la secreción dulzona de un tipo de piojos de las plantas que infestan ciertos arbustos del desierto de Sinaí.

La revista Time, dio a conocer en 1927 una noticia de Fritz Bodenheimer, de la Estación Agrícola Experimental Sionista de la Universidad Hebrea, y Oskar Theodor, del Instituto de microbiología.

En él se narra como visitaron el desierto de Sinaí en verano, observando, realmente, esta sustancia que se forman como pequeñas capsulas en los ramas de tamarisco.

En realidad, nómadas conocidos como beduinos, incluso cosechan y la comen, llamándola, curiosamente, maná. Estos la conservan en bolsas de cuero y lo guardan como la miel para el futuro. Un examen químico hecho a esta sustancia, demostró que poseía 3 azúcares básicos con pectina.

El texto «La Cábala Develada», de S. L. MacGregor Mathers, que se dio a conocer por vez primera en 1887, el cual intenta ser una transcripción de algunas secciones del Zohar, hace referencia a un ente a la que llama «El Ancestro de los Días», que se muestra durante las 4 decenios que vivieron los israelitas en el desierto.

El texto recolecta varias partes de un congreso dada por el Rabino Shimon Bar Yochai, en las que aseguraba estar pasando un conocimiento antiguo incognito que, hasta el instante, solo se había transmitido oralmente.

El texto se divide en 3 secciones; Texto del Ministerio Escondido, Asamblea Mayor y Asamblea Santa Menor. En la segunda sección, se halla un pasaje que habla del «conocimiento incognito» anteriormente citado:

(37) Al igual que fuera mencionado,” Él estaba (es decir, Él podía de alguna forma ser hasta cierto punto reconocido), y no estaba”; puesto que Él no puede ser nitidamente comprendido; pero Él está como fue formado; ninguno hay incluso como Él, dado que Él es el Ancestro de los Ancestros.

(38) Pero en su conformación Él es conocido; como además Él es el Perpetuo de los Eternos, el Ancestro de los Antiguos, el Escondido de los Ocultos; y en Sus símbolos es Él conocible e incognoscible.

(39) Blancos son Sus vestidos, y Su apariencia es la semejanza de una Rostro inmensa y terrible.

(40) En el trono de luz encendida está Él sentado, para que Él pueda dirigir sus (llamaradas).

(41) En cuarenta mil planetas superiores el brillo del cráneo de Su cabeza está extendido, y de la luz de este brillo el justo recibirá cuatrocientos planetas en el planeta por venir.

(42) Esto es lo que está escrito, Gen.XXIII. 16: «Cuatrocientos siclos de plata, la moneda corriente con el mercader».

(43) En el interior de Su cráneo hay a diario trece mil miríadas de planetas, los cuales cobran presencia a partir de Él, y por Él se mantuvieron.

¿Tecnología avanzada?

Fue una máquina de tecnología avanzada la responsable de repartir el maná.

En el Zohar Arameo se puede localizar una representación detallada encima del Ancestro de los Días. Ahí se explica como un objeto con 3 cráneos, una lámpara cardinal muy reluciente, una «barba» con vellos que crecían fuera de su rostro y se unían al cuerpo en diferentes zonas. Entre diferentes descripciones que parecieran no tener sentido, pero que al estudiar, vemos que si tiene un concepto.

En primer sitio, nos manifiestan que el Ancestro de los Días es un objeto físico, no un ente, una deidad o algo parecido. Este no hablaba, no se desplazaba y tenía que ser transportado por el desierto en diversos tronos que eran «derribados» cuando debían ponerse en marcha.

Este objeto era el responsable de la producción de maná. Por lo tanto ¿Era una máquina de tecnología avanzada?

Siguiendo toda estos datos, 2 ingenieros eléctricos decidieron crear su propia versión del Ancestro de los Días. resumiendo, crear una máquina de maná.

Rodney Dale, coautor de The Manna Machine, diseñó un diagrama donde explicaba el funcionamiento de cada pieza.

«Siguiendo estas descripciones, pudimos analizar las ubicaciones relativas y edificar la máquina especificada. Al final, vimos que era bioquímicamente viable». Manifestó Dale.

La máquina capturó el aire húmedo de la mañana, condensándolo en la parte que parece una boveda. Después lo mezcló con algas tratadas con energía para incrementar la velocidad su crecimiento. La energía fue generada por un pequeño reactor nuclear que producía el calor y luz necesaria.

resumiendo, lo que transportaron los israelitas por el desierto de Sinaí durante 40 años era, en verdad, un reactor almacenado en el interior de algún otro objeto capaz de resguardarlo debidamente. Muy seguramente, el Arca de la Alianza.

Esta hipotesis se sostiene debido a pasajes de la biblia, donde se aclara que cualquiera que se aproximara al Arca y no supiera como operarla, moría en seguida. igualmente se trata de cómo los individuos perdían uñas y cabellos mas tarde de encontrarla. Un claro efecto de la radiación.

¿Cómo o quién podría haber otorgado tecnología tan avanzada a los israelitas en el desierto? La hipotesis más «popular», propone que fue alguna civilización alienigena que visitó la Tierra en esos años.

¿Qué era el maná?

¿Es factible que una civilización alienigena sea la responsable?

Todo lo anterior citado nos aclara cómo fue que, científicamente, pudo producirse el maná. en cambio incluso hay la duda ¿Qué es?

conforme con distintas investigadores, lo más posible es que se tratase de una forma nutritiva de algas verdes que fue utilizada como fuente de alimento. Hay una creencia de que pudo tratarse del alga Chlorella.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Hoy en dia, esta alga es cultivada en tanques y se usa como alimento para aquellas personas que viven en entornos aislados, como los cosmonautas.

Los distintas examen han comprobado que  la vida humana es capaz de resistir largos períodos de tiempo, solamente con el consumo de las algas Chlorella.

¿Cómo es factible que esta alga, tratada con energía, haya llegada al desierto de Sinaí? ¿Verdaderamente el Ancestros de los Días fue una máquina? Y de ser así ¿Podríamos considerar que se intentó una tecnología otorgada por una civilización alienigena?