el gigante de kandahar la increible conspiracion de agfanistanel gigante de kandahar la increible conspiracion de agfanistan

El Gigante de Kandahar, la inverosimil conspiración de Agfanistan

 



El Gigante de Kandahar; Esta es una de las narraciones más misteriosas que sucedió en la larga intervención militar de los Estados Unidos en Afganistán – un grupo de las fuerzas especiales de Estados Unidos luchó y mató a un gigante de más de cuatro metros de altura en las proximidades de una gruta en Afganistán. Diversos declarantes confirman que la batalla no sólo se llevó la vida de un soldado estadounidense, sino que el gobierno tomo el inmenso cadáver del atacante y se lo llevo a Estados Unidos.

Kandahar es una metrópoli de Afganistán, capital de la provincia de Kandahar. La provincia tiene 886000 residentes  en 2002, de los cuales viven en la capital unos 316000 en 2002. Es la segunda metrópoli de Afganistán y principal centro de comercio, sobre todo para productos agrícolas. Tiene un aeropuerto internacional y una extensa red vial. igualmente está comunicada por vía terrestre con Quetta en Pakistán. Peshawar y Kandahar son las principales metrópolis de la villa pastún.

La guerra de Afganistán es una guerra que enfrentó en comienzo al Emirato Islámico de Afganistán gobernado por los talibanes y una vez derrocado este, a su insurgencia, por un lado, y a una coalición internacional comandada por Estados Unidos, por el control del territorio afgano. Empezó el 7 de octubre de 2001 con la «Operación Libertad Duradera» del Ejército estadounidense y la «Operación Herrick» de las tropas británicas, lanzadas para invadir y ocupar el país asiático. La invasión se desató en contestación a los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos, de los que este país culpó a Osama bin Laden. Para comenzar la invasión, Estados Unidos se amparó en una interpretación peculiar del artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas, relativo al derecho a la legítima defensa.

Los nefilim o nephilim (en idioma hebreo “Néfilim”, en plural, que viene de nafál: «caer», y de ahí “los caídos” o “los que hacen caer») son entes que se aluden varias veces en la Biblia. Según el Génesis serían los descendientes de los «hijos de Dios» (ángeles o más quizá creyentes) y las «hijas de los hombres» (escépticas) que vivían anteriormente del diluvio (Génesis 6:4). Se usa el mismo nombre para referirse a unos gigantes que habitaban en Canaán en el instante de la conquista israelita (13:33Números). La Septuaginta traduce esta expresión como γίγαντες (gigantes) y la Vulgata como «gigantes».

Hay una aclaración alternativa. Los creyentes, los que pensaban en la esperanza de la promesa de Dios (Génesis 3:15 «… Él te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar») se desposaron con mujeres escépticas y su descendencia acabó dejando la fe en la promesa. Por ese motivo en el siguiente versículo (Génesis 6:5) dice «Y el SEÑOR vio que era abundante la maldad de los hombres en la tierra.» Por otra parte el vocablo nefilim simboliza “los descendidos”, o “los que hacen caer”, lo cual coincide con aquellos que rechazaron al dios judeocristiano.

conforme con una de las entrevistas realizadas por el experto L. A. Marzulli, un grupo de las fuerzas especiales que operaban en Afganistán en el 2002 se localizó con una de las criaturas mientras una patrulla se encontraba en busca de una unidad perdida en una parte aislada del país. El soldado le dice a Marzulli que su unidad hizo su camino en el transcurso de un camino de cabras en las proximidades de una gruta donde el equipo sintió un patrón extraño de rocas, huesos, y una ominosa pieza rota del equipo de comunicaciones del tipo utilizado por los militares de Estados Unidos.

Entretanto pensaban sobre esto, el equipo fue sorprendido por un hombre de “por lo menos 4 a 6 metros de altura”. La criatura poseía el pelo largo, rojo y ensarto a un operador, reseñado como “Dan”, con un arma tipo pica. El resto del equipo abrió fuego, disparando en repetidas ocasiones a la criatura en la rostro y, al final matándolo. El tiempo total del combate fue de sólo 30 segundos.

Posteriormente de la pelea, mientras lamentaban la caída de su compañero, el ejército envió un helicóptero para trasladar a la criatura.

“Era muy grande que no lograba moverlo”, avaló el soldado. “Eso olía como si fuera un cadáver que ha estado en descomposición una temporada. La comunicación fue mandada de que teníamos una criatura muy grande, seguramente humana”.

Pero mas tarde se les manifestó a los soldados que “reescribieran” sus informes posteriores a la acción.

“Así que tuvimos que volver a escribir en la figura que ellos lo querían,” el hombre reivindica.

El soldado corroboró que el gigante se encontraba armado con un arma parecido al tipo que Marzulli identifico como la “lanza Nephilim,” que fue encontrado en otra localización y vinculado a otra prueba de la presencia de esta criatura.

Diferentes fuentes son compatibles con esta insolita historia. George Noory, conductor del popular proyecto de radio “Coast to Coast”, entrevistó a un piloto de un C-130 que afirmaba que transporto el cadáver del gigante hacia una base en Ohio, EE.UU..

El piloto que transportó al gigante compartió su representación de la misma sobre la paleta de transporte mas tarde de que fuera muerto. Poseía seis dedos en las manos y los pies, con los pies de un tamaño de 60-80 centímetros, pero fue complicado de definir su altura a causa de que se encontraba en una posición fetal. Él propuso que la carga era el cadáver de un hombre de 4 metros – cuyo peso era más de 700 kilogramos, poseía 6 dedos en las manos y pies.

Otro operador que habló con Marzulli manifestó que estos en el poder poseen un interés establecido en preservar la historia encubierta.

“Si apunta a que la descripción de la Biblia es exacta, ellos no querrán eso”, manifestó. “Si va en contra de la evolución darwiniana, de eso no se habla”.

Este soldado testificó que había rumores en su base en Afganistán sobre la intervención con lo que se conoce como el gigante de Kandahar.

“comenzamos a oír un rumor sobre una unidad que mataron a lo que denominaban una persona muy alta”, manifestó a Marzulli. “Al comienzo no pensé nada de eso. Vengo a revelar que la persona que mataron era en verdad tres veces la dimensión de un hombre, poseía dígitos adicionales en sus manos y en sus pies, y poseía el pelo rojo. Una unidad especial había llegado y quería este objetivo. Habíamos oído que habían matado a esto en el interior de una gruta o en la boca de una gruta”.

El soldado alegó que el rumor fue en verdad de amplia difusión entre las fuerzas militares en Afganistán.

“No era de conocimiento habitual entre los militares escuchar esto”, manifestó. “Años después llegué a conocer cuando había vuelto de Afganistán y había conocido a diferentes miembros militares que no habían estado en las tareas conmigo. Si tu mencionas al gigante de Kandahar ellos sabrían de eso”.

El confesó que la historia suena ridícula.

“En primer sitio uno piensa que esto tiene que ser una broma, esto tiene que ser un engaño”, admitió. “Después, mas tarde las cosas van abajo de una cierta forma, y sigues escuchando, tu comienzas a darte narra que no es una broma. Ellos nos decían que mantuviéramos nuestras armas en alto, lo que representa que comúnmente estás listo para poner dos en el pecho o en la cabeza, pero nos decían que lo pusiéramos en la cabeza de un hombre y lo pusiéramos en lo alto. Así que nos preguntamos ¿por qué desean que disparemos más alto que la cabeza de un hombre? “

El soldado además manifestó que los individuos locales contaron historias a simple vista ridículas sobre gigantes que atacaban a los entes humanos – inclusive se los comían.

“Podíamos oír a los locales hablar de rumores de estos gigantes”, manifestó. “Ellos dijeron que vivían en las cavernas y comían a las personas. Eran caníbales. En ese instante, ellos lo compararon con los narraciones de Pie Grande en los Estados Unidos, cada sociedad tiene esta clase de folclore. Verdaderamente de repente oír que una unidad militar había matado algo … “

El soldado se quedo pensativo.

Marzulli criticó lo que llamó un esfuerzo del gobierno para ocultar la espectacular historia y prevenir a los implicados de hablar.

“Las personas tiene derecho a conocer sobre de estas cosas”, manifestó. “Si existe entes de 5 o 6 metros rondando por la Tierra y nuestros militares los han traído abajo, poseemos derecho como ciudadanos estadounidenses a conocer sobre él. Es decir, esto no está catalogado para material militar. Esto es algo que necesitamos conocer. Y apunta de reciente a la descripción bíblica profética”.

La entrada El Gigante de Kandahar, la inverosimil conspiración de Agfanistan se dio a conocer primero en Planeta escondido.
Conoces nuestra App para Android (Enigmas y conspiraciones) descarga desde nuestra web.
Síguenos en Telegram: @misteriosyconspiraciones

Por Alejandro