Lenguaje de los alienigenas, ¿una forma de comunicación compatible con cualquier ser inteligente?

Lenguaje de los alienigenas, ¿una forma de comunicación compatible con cualquier ser inteligente?

30 marzo, 2021 Desactivado Por Alejandro

El lenguaje debe ser tan complejo como debe ser para transmitir los datos necesaria, pero nada más (Shutterstock)

El contacto humano con culturas extraterrestres puede ser más posible de lo que se piensa. Un ensayo actual de la NASA determinó que debería haber por lo menos cuatro mundos habitables (y quizá más) a unos 32 años luz de la Tierra.

Y sin dudas cómo será la vida fuera de la Tierra es una de las dudas que más desvela a los investigadores . Y en el interior de la vida, el idioma bien podría transformarse en una de las “trabas” mas complicados de sortear.

“Esos mundos podrían estar recibiendo (si bien débilmente) nuestras transmisiones de televisión. Pero, ¿entenderían los alienigenas esas transmisiones? ¿Entenderíamos a los alienigenas? ¿Podríamos interpretar en algún momento sus idiomas?”, se preguntó Arik Kershenbaum, un zoólogo de la Universidad de Cambridge en The Wall Street Journal.

En realidad, el lenguaje sigue siendo lo único que parece separar a los humanos de diferentes animales en la Tierra. “La comparación del lenguaje humano con la comunicación animal puede auxiliar, si en algún momento necesitamos con desesperación decodificar una señal extraterrestre. Posteriormente de todo, los alienigenas habrán desarrollado su lenguaje en un mundo que, como la Tierra, además está lleno de razas no lingüísticas”, estudió el especialista.

Pero, ¿cuál es verdaderamente la desigualdad entre lenguaje y no lenguaje? Como primer paso, Kershenbaum consideró por qué se piensa que este escrito es lenguaje pero el canto de los pájaros no lo es. “Algunas aves cantan canciones inconcebiblemente complejas y variadas. El ruiseñor, como ejemplo, combina hasta 100 tipos de canciones distintas en secuencias largas que extraña vez se repiten -señaló Kershenbaum-. ¿Podemos estar verdaderamente seguros de que los pájaros no se hablan entre ellos? O piense en las orcas, ¿podrían estar utilizando su compleja comunicación para hablar?”.

Estas cuestiones sin contestación apuntan, según los especialistas, en la dirección de cómo decodificar el lenguaje extraterrestre. “Tal vez podríamos identificar una huella dactilar reveladora del lenguaje, algún tipo de evidencia estadística que daría una señal inequívoca de que una señal particular del cosmos exterior era de hecho un mensaje alienigena y no solamente ruido”, sostuvo el zoólogo, para quien “tal evidencia de idioma además mostraria si las palomas hablan entre ellos, si sus arrullos pasan la evidencia de idioma, eso mostraria que verdaderamente estaban mencionando algo”.

Toda la comunicación, y eventualmente todo el lenguaje, evolucionó lentamente a través de la selección natural, que no tiene previsión ni objetivo en mente, así pues las soluciones que se favorecerán son las que mejor se adapten al inconveniente que se está tratando.

Para Kershenbaum, “quizás la gramática verdaderamente distingue el lenguaje del no lenguaje. Pero bastantes animales además poseen un tipo de gramática. Como ejemplo, los monos, con un repertorio de sonidos gran cantidad restringido, combinan esos sonidos de distintas formas para concebir modernos significados. Pero de igual forma que con los grandes repertorios de aves, esta es únicamente una forma evolutivamente eficiente de organizar los sonidos. La gramática parece evolucionar como un subproducto y puede no ser necesaria en lenguajes animales o alienigenas”.

ninguna persona puede negar, por suceso, que una pintura puede transmitir un mensaje muy complejo, pero ¿tiene gramática? Verdaderamente no. “¿Qué pasa si los alienigenas desean comunicarse con nosotros por medio pinturas? ¿Reconoceríamos eso como lenguaje?”, se preguntó el zoólogo.

Es complicado localizar un criterio verdaderamente general —una huella digital— para el lenguaje, pero no importa cuán avanzada sea una civilización extraterrestre, debe haber evolucionado a partir de formas de vida más sencillos que se comunicaron de forma más sencillo. Hay rasgos universales que la evolución debería favorecer en el surgimiento de cualquier idioma en cualquier mundo.

“El más notable de ellos al parecer el siguiente: el lenguaje debe ser tan complejo como debe ser para transmitir los datos necesaria, pero nada más -sostuvo el creador de La guía del zoólogo de la galaxia: lo que los animales en la Tierra desvelan sobre los alienigenas y nosotros mismos-. Un lenguaje infinitamente complejo significaría que los alienigenas necesitarían cerebros infinitamente grandes para procesarlo. La evolución valora la eficiencia y el lenguaje absurdamente complejo es ineficaz”.

Este comienzo debería aplicarse además al idioma de un alienigena y, por lo tanto, a sus mensajes a las personas de la Tierra. Inclusive si una civilización superior resuelve reestructurar su lenguaje para que sea más regular, como lo han hecho los humanos con el esperanto, ya es muy tarde. “Nuestros cerebros han sido moldeados por nuestro idioma tanto como al revés, y el esperanto aun lleva consigo las características de sus predecesores previos, menos estructurados”, estudió.

“No podemos estar seguros. Pero si algo conocemos sobre los alienigenas, es que habrán evolucionado en su mundo a través de la evolución por selección natural, tal como lo hicimos los humanos. Los antepasados lejanos de los extraterrestres casi con seguridad aullaban y ululaban, tuiteaban y resoplaban (o lo hacían los equivalentes extraterrestres) casi sin sentido, de igual forma que nuestros propios antepasados. Así que sus idiomas bien pueden haber heredado esa huella dactilar fundamental, de igual forma que la nuestra. Esto nos ofrece un excelente punto de partida para iniciar la frenética lucha por decodificar mensajes alienigenas, en suceso de que recibamos alguno”, determinó.