Cavernas de más de 2.000 años encontradas en el Himalaya

Cavernas de más de 2.000 años encontradas en el Himalaya

26 marzo, 2021 Desactivado Por Alejandro

Al tiempo que siguen el camino encima del río Kali Gandaki, en la zona nepalesa de Mustang, los exploradores pueden observar en lo alto varias hileras de cavernas artificiales. Para bastantes, es uno de los mayores enigmas arqueológicos a los que se enfrenta la sociedad. Escondidas en el Himalaya nepalí, miles de cavernas esperan pacientemente que alguien se atreva a explorarlas.

Las cavernas de Mustang

Las cavernas de Mustang son un montón de más de 10.000 cavernas artificiales que fueron localizadas en la década de los 90 en la zona de Mustang, Nepal. Esta inverosimil cantidad de cuevas poseen más de 2.000 años de presencia. Con toda posibilidad, en su interior se ocultan innumerables enigmas y tesoros para la arqueología moderna.

Actualmente bien, ¿Quiénes construyeron están grutas y con qué objetivo? Desde que fueron encontradas, decenas de grupos de exploradores han emprendido el peligroso recorrido hasta el sitio, con la pretensión de contestar a estas y diferentes cuestiones. Pero el trayecto no es sencillo de recorrer, así pues bastantes han soportado caídas y fracturas de extremidades inferiores y espalda.

La gran numero de cavernas y lo sin posibilidad de acceso del sitio donde se localizan hacen pensar en los esfuerzos que hicieron sus edificadores. Se localizan a más de 150 metros encima del suelo, y la geografía del sitio es intimidante. En realidad, quienes han visitado el sitio afirman que da la sensación de que todo se está desmoronando.

Cómo o quien las elaboró exactamente, sigue siendo un incognito; pues se entiende casi imposible que los antepasados pudieran escalar tan alto como para abrir dichas cuevas en la falda, cuya superficie es muy vertical.

Un castillo de arena gigante

Múltiples hileras de cavernas artificiales. Es factible que haya miles de ellas incluso sin explorar. Crédito: NepalAdvisor/Cory Richards

Las cavernas de Mustang están situadas en una de las formaciones rocosas más inestables y peligrosas del planeta. La topografía del sitio dificulta mucho el ascenso de los exploradores, puesto que el relieve se desprende con abundante facilidad. Varios han afirmado que todo el sitio parece un inmenso castillo de arena a punto de desmoronarse.

Examinando un poco en el interior de las cavernas

Se ha comprobado que múltiples de las cavernas han permanecido vacías por un extenso tiempo. Diferentes, sin embargo, poseen evidencia de que fueron usadas para fines domésticos, puesto que se han hallado espacios para dormir y contenedores de alimentos. Así que varias de las grutas sirvieron como hogar temporal o permanente.

Unas cuantas cavernas han sido un poco más enigmaticos para sus exploradores. Como ejemplo, en algunas de ellas se han encontrado hechos murales budistas, al igual que además manuscritos caligrafiados con gran esmero. Se estima que múltiples de estas cuevas fueron utilizadas como cobijo por personas de diferentes eras.

Uno de los murales localizados en las cavernas simbolizan la figura de un Buda, a la derecha, y sus seguidores. Las pinturas se remontan a unos 800 años atrás.

igualmente, al interior de las cavernas se han hallado remanentes humanos momificados, que estaban envueltos en vendajes y colocados en ataúdes de madera con pulseras de cobre, cuentas de vidrio y collares de conchas. De igual forma que una máscara funeraria de oro y plata de unos 1.500 años de antigüedad que cubría el cara de un hombre adulto. Siglos atrás era habitual en esta zona colocar máscaras a los fallecidos de alta jerarquia.

De igual forma, se han encontrado dagas de hierro de entre 20 y 28 centímetros de largo con empuñaduras curvas de madera, que quizá se usaban como armas de defensa personal.

Cavernas de más de 2.000 años de antigüedad

En el interior de estas cavernas de más de 2.000 años de antigüedad se ocultan innumerables tesoros y misterios para los exploradores y arqueólogos modernos. Hasta el día de hoy, se han reseñado tres periodos de tiempo principales en el que las cavernas fueron usadas.

En primer sitio, está intrincada red de cuevas fueron usadas como cámaras funerarias desde el año 1000 a.C. Avanzando en la corriente del tiempo, proporcionaron un sitio seguro donde vivir durante los enfrentamientos ocurridos en el siglo X. Al final, para la década de 1400, múltiples de estas cavernas se utilizaron como miradores militares, cámaras de meditación y unidades de depósito.

En el siglo XV, las cavernas se utilizaban como cámaras de meditación, vigías militares o unidades de depósito cuando las personas se trasladaba a los pueblos. Crédito: BBC/Cory Richards / National Geographic

Es complicado soñar la inmensa cantidad de rastros y huellas sobre las antiguas civilizaciones que se pueden localizar en el interior de estos senderos tallados en la roca. La gran parte de las cavernas incluso no han sido exploradas, así pues se siguen organizando expediciones para profundizar más y más en esta mina de información.

Un trabajo de excavación casi imposible

El solo hecho de intentar llegar a las cavernas de Mustang es un autentico desafío, inclusive para exploradores acostumbrados a esta clase de suelo. El suelo es muy inestable y a cada paso que se da, hay que tener atencion con las rocas sueltas y los deslizamientos. Actualmente bien, ¿cómo fue factible que, hace 2.000 años atrás, se dibujaran túneles en su interior?

Esta y diferentes cuestiones incluso no poseen respuestas concretas. Aun queda mucho por revelar en esta intrincada red de caminos con túneles en la roca. Objetos y antigüedades antiguas, y un sinnúmero de tesoros más, siguen a la espera de alguien capaz de encontrarlos.  No solamente hace falta abundante destreza, sino además buenas dosis de valentía.