Un OVNI tres veces mayor que la luna llena, Gerena-El Garrobo (Sevilla)

Un OVNI tres veces mayor que la luna llena, Gerena-El Garrobo (Sevilla)

25 marzo, 2021 Desactivado Por Alejandro

Tres veces mayor que la luna llena

Dibujo del objeto observado por José Chávez Giménez

Era el 11 de marzo de 1977, entorno a las 22:30 h. de la noche y el declarante, José Chávez Giménez, soldador de profesión, y otro compañero  estaban cazando jabatos en campo abierto. Acechaban a los jabatos en un sitio a unos 3 kilómetros por la carretera SE-535 Gerena-El Garrobo. Había un cortijo conocido como “La Mesa” (hoy en dia “Cortijo La Caprichosa”), a dos kilómetros de donde estaban los cazadores, propiedad del Sr. Lucas Acuña Tavares. Toda la zona se halla mas o menos a unos 27 kilómetros al noreste de Sevilla. Los cazadores eran algo sigilosos y se habían dispersado aquí y allá, entre los alisos, encinas, montículos y malezas de esta áspera zona montañosa. En un instante, estaban a la mitad de la falda de una montaña, frente a un valle que se extendía debajo de ellos.

Fue una tarde tranquila con cielos totalmente despejados. La luna estaba creciendo a una altura de 45 grados encima del horizonte y detrás de nuestro declarante.

El declarante, acechaba a cualquier jabalí adolescente que pudiera surgir en el área que cubría su vista, cuando al mirar hacia el norte, en las proximidades del horizonte, vió una estrella blanca muy reluciente que no llamó su atención. Creyó que no era más que una estrella, concentrándose en su empeño, y transcurrido cierto tiempo, volvió a mirar la luz, comprobando que se aproximaba a él, pero muy lentamente.

Algo curioso en este punto, y comprobando que era un objeto más que una estrella, miró más de en las proximidades la luz blanca, consciente de su extrañeza, y sintió que la luz se hacía cada vez más grande.

En torno de las 23:30 horas, la curiosa luz estaba prácticamente sobre su cabeza y a cierta altura. Por lo tanto pudo ver con todo detalle que se trataba de un objeto circular con un circunferencia aparente igual a tres veces el de la luna llena, con una fuente de luz blanca en su centro, teniendo un tamaño parecido a 1/4 de su circunferencia total. En torno de este núcleo, en las proximidades de los bordes del objeto, pudo ver una gran numero de luces pequeñas: rojo, verde y diferentes colores.

Todas estas luces eran fijas, no intermitentes y no arrojaban luz alguna encima del área ocupada por nuestro cazador. El brillo de la luz central, desde luego, era mayor que las luces circundantes, si bien estas le permitieron diferenciar los bordes del objeto y tomar conciencia de su redondez.

Lo único que asombró al declarante fue el absoluto silencio con el que viajaba el objeto. A pesar de tenerlo prácticamente encima, no lograba escuchar el menor ruido. Solo oyó los ladridos incesantes de los perros que custodiaban la morada de campo “La Mesa de las Vacas” a unos 2 kilómetros al sureste de su posición. Estos perros continuarían ladrando durante mucho tiempo, hasta que el declarante y sus camaradas abandonaron su caza en torno de las 24:00 horas.

De repente, oyeron el rugido ensordecedor de los motores a reacción. El declarante se dio la vuelta y vió las luces inconfundibles de dos aviones de combate, volando bajo y acercándose velozmente al sitio donde flotaba el objeto desconocido. Dada su ubicación de origen (sureste), el declarante supuso que vinieron desde Sevilla para “cazar” el OVNI, “estaban tras su cola”. 

Croquis con la situación de los declarantes, el objeto y la trayectoria de los cazas

Interesado en conocer cuál sería la reacción del objeto luminoso, lo miró y se percató de que estaba cambiando de posición. Cuando los cazas estaban en el interior del alcance, el objeto se alejó “de lado” a una velocidad tremenda, en dirección a Portugal (oeste). Se esfumó por completo de la vista en dos o tres segundos, dejando los cazas la persecución.