Reptilianos: Conexión Ancestral de la Serpiente de las leyendas viejos a la ciencia moderna

Reptilianos: Conexión Ancestral de la Serpiente de las leyendas viejos a la ciencia moderna

11 marzo, 2021 Desactivado Por Alejandro

Diferentes culturas antiguas mencionaron la presencia de entes humanoides reptil interactuando con humanos en el pasado remoto. ¿Hay una conexión entre los viejos mitos y la ciencia moderna?

Este es un asunto muy controvertido y que invita a la reflexión.

Por tanto, investigaremos el asunto desde un lugar de vista investigador y mitológico. La conexión con reptiles humanoides es muy antigua. En bastantes escritos y religiones antiguas se explican humanoides similares a reptiles y “personas lagarto”.

Joe Lewels, Ph.D manifestó en su artículo. “The Reptilians: Humanity’s Historical Link to the Serpent Race“:

“Entretanto la sociedad ha mantenido registros de su presencia, los mitos de una casta de serpientes han persistido. Estos mitos hablan de una casta enigmatica de entes reptiles sobrehumanos que bajaron de los cielos para participar en la creación de la sociedad y educar las ciencias, impartir conocimientos prohibidos, imponer un orden social, reproducirse con nosotros y velar por nuestro desarrollo.

Los entes parecidas a serpientes no estaban solos, sino que constituían parte de un séquito de súper entes que los viejos pensaban que eran dioses.

en cambio, en sociedades tan extendidas y diferentes como las de Sumeria, Babilonia, India, China, Japón, México y centro América, las deidades reptiles han sido temidos y adorados.

Hasta el día de hoy, el dragón o la serpiente simboliza la herencia divina y la realeza en bastantes naciones asiáticos, mientras que en Occidente, la serpiente simboliza la sabiduría y el conocimiento.

El signo de dos serpientes enrolladas alrededor de un bastón (que originalmente significaba el árbol del conocimiento del mito antiguo), conocido como caduceo, es utilizado hoy por la Asociación Médica Estadounidense como su logotipo”.

Reptilianos antiguos

El asunto de los reptilianos se ha popularizado desde hace algunas decenios cuando, David Icke, avaló que varios entes humanos en la Tierra no son normales como nosotros y que serían reptiles.

Por lo tanto, ¿es factible que hayamos evolucionado de reptiles?

Hay ciertas semejanzas fisiológicas entre humanos y reptiles. Poseemos lo que se conoce como el “cerebro reptil”. Controla funciones vitales como la frecuencia cardíaca, la respiración, la temperatura corporal y el equilibrio.

Nuestro cerebro reptil además incluye las principales construcciones que se localizan en el cerebro de un reptil, a conocer, el tronco encefálico y el cerebelo.

El cerebro reptil es confiable pero tiende a ser algo rígido y compulsivo.

Reptilianos: Conexión Ancestral de la Serpiente y Humanos

Nuestros ojos además están construidos como los ojos de los reptiles. Tanto en humanos como en reptiles, el ojo actúa como una caja con una lente para enfocar la luz que lo traspasa. Las células del ojo procesan la luz y la convierten en información útil.

los investigadores conocen desde hace mucho tiempo que los lagartos tiene un corazón que es prácticamente indistinguible del corazón embrionario humano. Si bien la estructura del corazón humano se conoce desde hace mucho tiempo, el origen evolutivo de nuestro sistema de conducción sigue siendo un enigma.

Actualmente, al final se ha desentrañado un enigma centenario sobre la evolución del corazón humano.

Los expertos al final han logrado probar que el tejido esponjoso en los corazones de los reptiles es el precursor de los corazones complejos tanto de aves como de mamíferos.

El reciente conocimiento proporciona una comprensión más profunda del complejo tejido conductor del corazón humano, que es de importancia clave en múltiples afecciones cardíacas.

Bjarke Jensen, Departamento de Biociencia de la Universidad de Aarhus, manifestó:

“El corazón de un pájaro o un mamífero, como ejemplo, un ser humano, bombea con asiduidad y rapidez. Esto solo es factible porque tiene tejido conductor de electricidad que controla el corazón. Hasta actualmente, en cambio, no hemos podido localizar tejido conductor en nuestros antepasados ​​reptiles habituales, lo que representa que no hemos podido comprender cómo apareció este sistema enormemente notable”.

Al lado con colegas daneses y colegas de la Universidad de Amsterdam, actualmente revela que los bloques de edificación genéticos para el tejido conductor altamente desarrollado están verdaderamente escondidos detrás de la pared delgada en los corazones esponjosos de los reptiles.

Desde comienzos de la década de 1900, los investigadores se han estado preguntando cómo las aves y los mamíferos podrían haber desarrollado equipos de conducción casi exactos de forma independiente entre ellos cuando su antepasado habitual era un reptil de sangre fría con un corazón interno parecido a una esponja que prácticamente no tiene haces de conducción.

El Dr. Jensen manifestó:

“Estudiamos los corazones de animales de sangre fría como lagartos, ranas y peces cebra, e investigamos el gen que determina qué partes del corazón son culpables de conducir la corriente de activación. Al cotejar corazones adultos de reptiles con corazones embrionarios de aves y mamíferos, descubrimos una estructura molecular habitual que está oculta por las diferencias anatómicas”.

Teniendo en cuenta la cantidad de semejanzas que compartimos, como el corazón, el cerebro y los ojos de los reptiles, es prudente decir que hay fuertes indicios de que los viejos humanoides similares a los reptiles guardan misterios encima del origen de la sociedad.