Metamateriales, remanentes de No Identificados y el Pentágono. La disputa Bragalia – Greenewald

Metamateriales, remanentes de No Identificados y el Pentágono. La disputa Bragalia – Greenewald

2 marzo, 2021 Desactivado Por Alejandro

Cuando un amigo me manifestó «tienes que leer este articulo y entrevistarlos», le dije que si, embarcándome en otra aventura, tal vez…

Ya había salido de un altercado entre dos expertos de larga data, haciendo entrevistas aquí y allá…

Aclaro. Mi amigo, un experto OVNI inglés de larga data, miembro MUFON y BUFORA, no podía equivocarse y, siguiendo mis instintos, comencé a «investigar» sobre de uno de los polos de esta nueva controversia: Tony Bragalia.

Anthony Bragalia

Anthony Bragalia es un experto Norteamericano de OVNIs, de larga trayectoria que, entre diferentes cosas, ha desvelado que el conocido suceso de Socorro, aparentemente, era una broma de unos alumnos. El experto reveló que en verdad, y debido a una carta de Linus Pauling, que todo había sido una broma de los alumnos del instituto de Tecnología y Minería de Reciente México (NM Tech). La carta estuvo guardada por años en la universidad del estado de Oregon. Pauling, le cuestionaba a su amigo Stirling Colgate si sabía algo del incidente, y Colgate le contestó que «Tengo una buena indicación del estudiante que montó el engaño. El estudiante se ha ido del NM Tech». Más de cuarenta años mas tarde, el investigador, actualmente en el Laboratorio Nacional de Los Álamos, ha comprobado a Bragalia vía email la versión del engaño, si bien por el instante no lo puso en contacto con el creador, que jamás ha querido ningún tipo de publicidad (por supuesto, puso en tela de juicio, además la credibilidad de Zamora, Chávez y diversos expertos…).

Cartel que señala el sitio del incidente en Roswell, Reciente Mexico. Son de aquí los remanentes cuyos informes recibió Anthony Bragalia? Crédito: Reuters

Este es uno de los tantos sucesos investigados por Bragalia, pero no el singular.

igualmente estuvo investigando, apoyando a Jaime Maussan en el denominado suceso de las Diapositivas de Roswell, donde el mexicano clamaba que las diapositivas de la llamada «momia» que él estaba presentando, era una auténtica «momia» del estrellamiento de Roswell. Bragalia fue destituido del equipo de investigación, no sin anteriormente decir que la momia era de «origen desconocido» primero, y que en verdad eran los remanentes de un niño de 2 años y que nada poseía que ver con alienigenas. El colofón de esta «investigación» es que estuvo tan mal manejada que casi acaba con la Carrera de diversos de los implicados. Siendo ecuánimes, el propio experto pidió disculpas y dio sus razones y esto se puede leer en su blog: UFO Explorations.

Tiempo mas tarde, amparado en la ley FOIA (Freedom Of Information Act) ha conseguido que la DIA (Agencia de Inteligencia de Defensa) le envíe ficheros donde admiten que poseen remanentes o escombros de OVNIs. Esto, según Bragalia, puso fin a controversias y suposiciones. Según el informe recibido, el materia perteneciente a un UAP (Unidentified Aerial Phenomena – fenómenos aéreos sin identificar) que fue dado a un contratista de defensa para su examen y depósito. Estos remanentes, poseen la capacidad de «recuperar su forma», un tipo de «metal con Memoria». Esto nos alude a los informes de los remanentes de Roswell, cuando los declarantes afirman que el metal encontrado, al ser doblado, aplastado y estrujado, recuperaba su forma. Bragalia asevera que con estos informes, el gobierno de los estados unidos afirmaría que tiene remanentes de OVNIs escondidos en bases militares y en manos de empresarios privados, como Bigelow Aerospace. ¿Serán los mismos componentes?

Metamateriales, OVNIs y el Pentágono

Portada del blog de Anthony Bragalia, que muestra la noticia en que se lee «El pentágono admite que tiene remanentes de OVNIs y publica los resultados de las evidencias« Crédito: Anthony Bragalia

asimismo de esta «memoria», los componentes, como ejemplo poseen la capacidad de realizar que las cosas sean invisibles, «comprimir» la energía electromagnética y tambien disminuir la velocidad de la luz, según el informe de Bragalia. Este informe se puede leer en la web del propio Bragalia: https://www.ufoexplorations.com

¿Qué informes son los que recibió Bragalia?

Lo recibido por Bragalia, contenía cinco anexos, cinco de los 38 Informes de Mención de Inteligencia de Defensa (DIRD) cuyos títulos y autores se conocen desde hace un extenso período de tiempo. Estos cinco informes fueron:

  1. DIA-08-0911-012 titulado «Vidrios metálicos: estado y perspectiva de aplicaciones aeroespaciales».
  2. DIA-08-0912-006 titulado «Biomateriales».
  3. DIA-08-0912-008 titulado «Componentes para plataformas aeroespaciales avanzadas».
  4. DIA-08_1003-011 titulado «Espintrónica metálica».
  5. DIA-08-1004-006 titulado «Metamateriales para aplicaciones aeroespaciales».

Pero al mirar el pedido del experto , solo el ítem 7 habla de alienigenas, por lo tanto, el pentágono entregó los informes que se citan más arriba y ninguno dice «alienigena». igualmente cabe aclarar que de los 5 informes recibidos, solo 2 (2 y 4) no fueron jamás publicados, mientras que los diferentes tres 1, 3 y 5 –todos hablan de elementos aeroespaciales o posibles usos en este terreno-, fueron publicados en oportunidades previos.

Básicamente, Bragalia afirma que tiene informes de la DIA, sobre del material hallado en Roswell, una bomba en los medios.

Peros si nos guiamos por los informes recibidos, no necesariamente podemos garantizar que los informen hablen de elementos alienigenas, y mucho menos, de Roswell…

Pero, no es el singular que ha pedido informes amparado en la ley FOIA. Quizás, el más conocido sea quien está en el otro rincón…

John Greenewald

Para John Greenewald Jr, esto es el trabajo de toda su vida. Él, en 1996 –cuando poseía 15 años, apenas-, empezó a pedir la desclasificación (amparado, además, en la ley FOIA) de TODOS LOS ARCHIVOS que la CIA poseyera. Escasamente alrededor de 30 años y bastantes pedidos mas tarde, logro que la CIA le enviara la friolera de 2.220.075 de folios (si, dos millones de folios, no me equivoque en ceros), pero EN PAPEL. Es decir, cajas y cajas de hojas que Greenewald leyó y releyó y después escaneó.

asimismo existe un detalle más: Los informes estaban redactados, es decir censurados. O sea que múltiples veces, además de leer, poseía que «adivinar» el contenido del informe. Así y todo, en su web The Black Vault, ha difundido todos estos informes y están a disposición de quien los quiera ver. Si leen más arriba, verán que no hablo solo de ficheros OVNI, sino de todos los ficheros catalogados. En la web, estos 2 millones de ficheros, no solo son de OVNIs, sino que están catalogados en «gobierno», «historia», «inteligencia», «defensa», «The Fringe» (algo al igual que conspiración), entre diferentes. En esta maraña de páginas, títulos y papeles, poseemos la mayor cantidad de informes oficiales, lanzados para el público en general.

Metamateriales, OVNIs y el Pentágono

Página principal de The Black Vault, el lugar de John Greenewald Jr.

Es muy loable el trabajo hecho por Greenewald, pero claro, aquí no lo nombramos por su trabajo, sino por la controversia generada cuando fue consultado sobre de los dichos de Bragalia.

Greenewald dice:

“Si bien se han hecho múltiples confirmaciones en los últimos dos años, hay una pieza vital del rompecabezas que ha faltado en el debate: la evidencia. No existe resultados de evidencias; sin artilugios confirmados; y ninguna admisión oficial del gobierno de que algo de eso exista en la figura en que varios dicen. Hasta actualmente, solo hubo palabras, confirmaciones y suposiciones. en cambio, nada definitivo.

en cambio, Anthony Bragalia, un experto de OVNIs que dirige el blog ‘UFO Explorations’, manifestó que estima que realizó que el Pentágono admitiera la realidad de que poseen remanentes de OVNIs; decir que lo han analizado; y dice que tiene los resultados.

Las confirmaciones de Bragalia no fueron bien recibidas por el Departamento de Defensa. El Pentágono le manifestó a The Black Vault que las confirmaciones de Bragalia encima del primer lote de informes que recibió eran ‘inexactas’ y engañosas”.

Básicamente, lo que The Black Vault dice es que cuando Bragalia remitió el pedido a la DIA, omitió en algún instante aclarar que pedía los informes sobre de escombros de OVNIs (omitió hablar de alienigena, alien, OVNI, etc.), por lo tanto, la DIA, le envió informes de «componentes» procesados y almacenados por Bigelow Aerospace, sin definir si eran de origen alienigena o terrestre (más adelante amplio este asunto) y Bragalia dice que son de procedencia alienigena, Greenewald dice que no… semántica pura.

No creo que haya un altercado en esto, escasamente una desigualdad de opiniones: Bragalia dice que los informes recibidos son de «remanentes de OVNIs» y Greenewald dice que no.

Olvidando un poco la carrera de ambos expertos, la cuestión principal es si los remanentes (UFO Debris, como se los llama en inglés) son fehacientemente remanentes de un OVNI. Este es el principal asunto. Más sencillo, imposible: si son verdaderamente alienigenas, por lo tanto Bragalia tiene razón, si no lo son, quien tiene razón es Greenewald.

Por lo tanto ¿Quién tiene razón? Creo que debemos ver un poco las evidencias, anteriormente de sacar una conclusión.

Debido a la ley FOIA, cualquier ciudadano puede pedir registros de las organizaciones gubernamentales. Cualquiera. En realidad, estos dos expertos no son los únicos que lo hicieron. Pero los pedidos deben ser muy precisos. Las agencias no están muy felices a la hora de desclasificar sus informes. Por lo tanto, pueden tomarse de cualquier error a la hora de remitir el pedido para «desinformar», es decir, mandar informes que no necesariamente deben de ver con lo solicitado y altamente redactados, para realizar más complicado la lectura e investigación. asimismo de que, al obtener informes que no son los solicitados, se debe realizar un reciente pedido, retrasando la recepción de los informes que verdaderamente fueron solicitados.

John Greenewald conoce eso. Por eso continuamente fue determinado a la hora de pedir. Lo hizo centenares de veces, de hecho. Bragalia cometió fallos al pedir los informes. En la imagen siguiente, se observa la petición y solo en el último punto, se nombra las palabras «UAP», «Alienigena». Eso simboliza, según Greenewald que es una corrección del pedido original y que la DIA, pudo haber enviado ficheros de «componentes», omitiendo la parte de «alienigena», «UFO», etc…

Metamateriales, OVNIs y el Pentágono

Captura de pantalla del pedido de Bragalia.

Traduccion: El solicitante solicita que se le proporcione una relación de registro con la documentación asociada de mencionado material. Dicha documentación incluirá
1) descripción física de todo el material retenido
2) fuente de origen de todo el material retenido.
3) circunstancia y procedimiento de obtención de todo el material retenido (es decir, remanentes flotantes, residuos, material de desprendimiento, material de choque)
4) custodia la agencia del gobierno de EE. UU. De todo el material retenido
5) los títulos y autores de todos los informes técnicos y analíticos realizados sobre todo el material almacenado
6) nombres de empresarios privados del gobierno de EE. UU. Dedicados al depósito y ensayo de todo el material retenido
7) resultados de evidencias en material recuperado de UAP, para incluir propiedades físicas, composición química y elemental del material y determinación del material como de origen terrestre o alienigena)

Hasta actualmente, y en observadas de las «evidencias de este juicio ficticio», debo decir que Anthony Bragalia, peca de apresurado. Primero, cuando lo de las diapositivas, afirmo que era un ser alienigenas y después, ante las evidencias, que era un niño de 2 años. Algo comparable, podríamos decir que está pasando actualmente. Dado que los informes NO AFIRMAN QUE SON EXTRATERRESTRES. Sencillamente se asevera que son Metamateriales, o componentes que se pueden usar en aplicaciones aeroespaciales.

SÍGUENOS EN TELEGRAM

Así las cosas, creo que no es posible acusar a Bragalia de falsario ni nada comparable, pero, a menos que los informes que él tiene digan en algún instante que son «alienigenas» y de «Roswell», por lo tanto no lo son. Hasta podrían ser de origen alienigena y no ser de Roswell, inclusive. A priori, debemos decir que Greenewald tiene razón: los informes de Bragalia son sobre de componentes terrestres.

Pero, como ya conocemos, jamás se puede dar como cosa juzgada… más adelante puede que las cosas cambien…