Narraciones de escritos sumerios narrados miles de años anteriormente que aparezcan en la Biblia

Narraciones de escritos sumerios narrados miles de años anteriormente que aparezcan en la Biblia

14 febrero, 2021 Desactivado Por Alejandro

Entretanto más se investiga sobre los orígenes de la sociedad, surgen más escritos, narraciones y mitos de pueblos arcaicos que nos exponen cuanto han influido las antiguas culturas, desvelando asombrosas paralelismos encontrados en la literatura ancestral y algunas de las narraciones contenidas en la Biblia.

Una de las sociedades más antiguas de las que se posee registro es la sumeria, pueblo que vivió en la zona situada al sur de Mesopotamia entre los años 5000/4500-1750 a.C. Toda aquella extensión de tierra fue conocida como Sumer o Sinar, y sus residentes dieron origen a múltiples de las cosas a las que hoy estamos acostumbrados. Veamos qué podemos aprender examinando su literatura.

Quiénes fueron los sumerios

Anteriormente de los sumerios, la zona sur de Mesopotamia fue poblada por una población de origen desconocido a la que los arqueólogos han denominado la villa Ubaid. Ellos son considerados los primeros agentes de la civilización, hecho que está corroborado por las herramientas y artilugios de arcilla que dejaron a su paso.

Si bien los Ubaid desarrollaron algunas destrezas, fueron los sumerios los culpables de inventar bastantes los aspectos de la vida moderna que hoy damos por sentados. El primer historiador, el primer almanaque, los primeros proverbios, las primeras fábulas de animales, la primera canción de amor, el primer acuario…, todo esto y más existió por vez primera en territorio sumerio.

igualmente, la ficción rudimentaria del tiempo, un sistema numérico, la geometría o los primeros vehículos con ruedas, observaron la luz en sumeria. Aspectos básicos de nuestra vida cotidiana como la domesticación de animales, los avances médicos, la odontología y la urbanización además se los debemos a los residentes de la tierra de Sinar.

Aparecen en el registro histórico

Todo parece indicar que el hallazgo de los sumerios en el registro histórico fue algo al igual que un incidente. Hace unos un siglo atrás, arqueólogos y sabios empezaron a cavar en Mesopotamia a fin de encontrar correlaciones con el relato bíblico. Centenares de investigadores se dieron a la tarea de corroborar si las naciones y pueblos mencionados en la Biblia en verdad habían existido.

Como ejemplo, en el registro bíblico se aluden con mucha asiduidad metrópolis como Babilonia y Nínive. Al tiempo que las investigaciones arqueológicas avanzaban, iban saliendo a la luz más y más evidencias de la presencia estas y diferentes naciones. igualmente, se quería afirmar la verdad de historias bíblicas como el Diluvio y la Torre de Babel.

La tierra de Sinar en la Biblia

En el registro bíblico hay una sola mención a los sumerios, concretamente en Génesis 10:10, y se le llama ‘la tierra de Sinar’. Fue el asiriólogo Jules Oppert (1825-1905), quien estableció la correlación entre el Sinar bíblico y la Sumeria geográfica, lo que sin duda marcó un anteriormente y un mas tarde en historia moderna.

Hasta ese instante, nadie poseía constancia de que Sumeria existía, si bien ya se habían hecho varias investigaciones que apuntaban a una sociedad indeterminada. Comparando los hechos con la Biblia y diferentes registros, se pudo aislar como nación a los sumerios, ubicando así la enorme pieza que le quedaba al rompecabezas.

Semejanzas entre la literatura sumeria y el registro bíblico

Y es allí en donde empezaron a aparecer escritos sumerios mucho más viejos que los libros del Antiguo Testamento, considerado hasta el día de hoy como la recopilación de narraciones más antigua. En dichos narraciones se puede ver con total claridad semejanzas entre los hechos narrados y el desenvolvimiento de los sucesos. Veamos varios de ellos.

La creación

La creación descrita en el Génesis 1 y 2 de la Biblia posee una inverosimil semejanza con el relato que encontramos en la epopeya sumeria Enuma Elish, más antiguo que el relato bíblico, 2.000 años.

Hallado en las ruinas de Nínive, cuenta como la deidad Marduk crea el Cosmos en varias etapas: Primero la luz; mas tarde el firmamento —un techo encima del firmamento, como en la Biblia—, a continuación crea la Tierra seca y las luminarias, para concluir con los humanos. Terminado todo el trabajo… descansó.

La creación del hombre

El Génesis bíblico cuenta la creación del hombre y la chica en el paraíso: Jehová forma al hombre del polvo del suelo, y de su costilla crea una chica. Si lo comparamos con las leyendas sumerios sobre la creación, recolectados en el poema Enuma Elish, el comparable es indiscutible. En él se cuenta cómo la deidad Nintu modela con arcilla mezclada con la sangre del dios We al primer hombre, al que insufla con un soplo de vida.

Más asombroso incluso es el nacimiento del mito de la costilla como elemento primigenio de la chica. Su origen procede de una historia sumerio, cuando la diosa-madre Ninhursag pone fin a ciertos dolores del dios Enki, entre ellos uno particular en la costilla, creando a la deidad Nin-ti para curarlo.

Adán, Eva y el Jardín del Edén

Sello sumerio «Cilindro de la Tentación» e imagen ilustrativa de Adán y Eva.

El poema Eneba-Am encontrado en tablillas sumerias, cuenta la presencia del paraíso terrenal y el árbol del bien y del mal, denominado el árbol prohibido por la Biblia judeo-cristiana.

Una confirmación de ello podemos encontrarla en el museo Británico de Londres, donde se halla «El Cilindro de la Tentación», un sello tallado en un bloque de roca datado en el año 2.200 o 2.400 a. C en el cual se ve plasmado a un hombre y una chica alejados por un eje simétrico, el árbol de la vida.

Arca de Noé y el Diluvio universal

Quizás la semejanza más indiscutible es la del arca de Noé en el Génesis y la Epopeya de Gilgamesh que incorpora la historia del arca de Utnapishtim. En ambos pasajes, la voluntad divina resuelve mandar a la Tierra un Diluvio universal para acaba con la perversidad del hombre. Todas los individuos mueren a consecuencia de la inundación, excepto el protagonista de cada relato al lado con su familia.

Utanapishtim, quien salvó a la sociedad de un vasto diluvio. Public Domain

Varios historiadores explican la semejanza entre ambos narraciones señalando que la comunidad hebrea copió de la sumeria la historia del diluvio universal y la adoptó a su ideología. Diferentes, sin embargo, han llegado a la deducción de que ambas sociedades hacen mención al mismo hecho histórico, escrito en eras y estilos distintas.

La torre de Babel

Torre de Babel. Pintura de Lucas van Valckenborch. Public domain.

Las tablillas sumerias registran la desconcierto de lenguas registrada en la Biblia (Génesis 11:1-9). La historia sumerio cuenta que hubo una era cuando todos los entes humanos hablaban una sola lengua. El lenguaje fue confundido por la deidad Enki, señor de la sabiduría. Inclusive los babilonios tienen una historia parecido en el que las deidades destruyen una torre y confundieron en lenguaje de los hombres.

No entra duda de que la aparición de los sumerios en el registro histórico cambió notablemente la figura de interpretar, no solo escritos religiosos, sino además las costumbres sociales y culturales. Pero, si esta antigua civilización habitó nuestro mundo anteriormente de que la Biblia se forjara y contaron estas narraciones con miles de años de antelación ¿A qué se debe el interés durante siglos y siglos en reinterpretar y adaptar la historia?