Extraterrestres Blancos Altos: la insólita experiencia de un militar de EE. UU.

Extraterrestres Blancos Altos: la insólita experiencia de un militar de EE. UU.

7 febrero, 2021 Desactivado Por Alejandro

Hay diferentes experiencias y testimonios narrados por contactados y que refieren a una factible casta alienigena, los denominados extraterrestres blancos altos. En esta noticia redactado por el creador Brent Swancer se cuenta la insólita experiencia de un encuentro entre un militar de EE. UU. y un ente que él asevera se trataba de un extraterrestre.

Son múltiples las narraciones de personas en el interior del gobierno o militares que cuentan historias de encuentros con OVNIs o entes alienigenas. Continuamente parecen proceder de alguien que dice estar informado y ser un declarante de primera mano de lo que el gobierno está haciendo a puerta cerrada, lo que los hace parecer los mejores declarantes que hay. en cambio, múltiples veces estos informes se descarrilan en lo verdaderamente extravagante, hasta llegar al punto de que inclusive el individuo de más mente abierta podría realizar una pausa, y una de estos sucesos debe ser sin duda la historia de un ex miembro de la Fuerza Aérea de EE. UU. que habla de las enigmaticas seres que él llama los «Blancos Altos».

Alienigenas blancos altos

Charles Hall.

Una de las narraciones más misteriosas que viene de un supuesto informante gira alrededor a un ex miembro de la Fuerza Aérea de EE. UU. denominado Charles Hall, quien dice que en 1964 estaba destinado en la Base de la Fuerza Aérea Nellis en Nevada cuando se enteró por vez primera de que el gobierno había tenido contacto continuo con alienigenas desde la década de 1950.

Hall dice que había tres tipos principales de extraterrestres en la Tierra que hablaban con los militares y se reunían con ellos en una base ultrasecreta. Según él, las siguientes razas tenían contacto con los empleados públicos de la Fuerza Aérea:

  • Grises, varios de los cuales en verdad poseen piel amarilla o naranja,
  • Nórdicos, que parecen totalmente humanos y poseen 24 dientes,
  • «Blancos altos», unas seres muy enigmaticas.

Hall ha pasado gran parte de su epoca hablando de esta último casta, y conocido bastantes detalles de su primer contacto con ellos:

“En 1964, cuando era un observador meteorológico en la Base de la Fuerza Aérea Nellis en Nevada, fui declarante de las interacciones entre los militares y un grupo de alienigenas enigmáticos, altos, blancos y con apariencia humana. Sus naves son capaces de viajar más veloz que la velocidad de la luz porque Einstein estaba equivocado sobre la relatividad. Cuando te encuentras con los ‘blancos altos’ es tan impactante que no estás seguro si estás mirando un fantasma o un ángel, o si estás soñando”.

Se explican como de 7 pies de altura o más, muy delgados y con piel blanca como el alabastro, cabello rubio fino y liso y grandes ojos azules que gradualmente se vuelven rosados ​​a medida que envejecen, lo que puede llevar mucho tiempo, como se dice, pueden vivir hasta 800 años. A pesar de su insolita altura, Hall asevera que pueden integrarse más o menos en la sociedad humana con los disfraces apropiados, y si bien se comunican entre ellos con ladridos o silbidos, son capaces de emular el habla humana.

Hall narró haber tenido contacto con los Altos Blancos.

En realidad, poseen una apariencia tan más o menos humano que Hall ha afirmado que los Blancos Altos a veces se dirigían a Las Vegas para ir a los casinos al lado con un séquito de la CIA, siendo el Stardust su sitio favorito para ir. Uno sospecha que encajarían perfectamente en Las Vegas.

Originarios de Arcturus

Hall asevera que los Blancos Altos son del sistema estelar denominado Arcturus, que se encuentra a unos 100 años luz de la Tierra, y que le dieron abundante tecnología al ejército estadounidense. A cambio de esto, EE. UU. edificó bases para los alienigenas, diseñadas concretamente para su altura y con configuraciones ambientales muy precisas para hacerlos lo más cómodos factible en nuestro planeta.

Hall inclusive dice que había áreas de juego hechas para los niños de los Blancos Altos. en cambio, según Hall, los alienigenas solo hablaban verdaderamente con empleados públicos de alto nivel y eran muy cautelosos y nerviosos con los entes humanos en general. Dice que eran paranoicos y que todos llevaban consigo un mecanismo comparable a un lápiz que podía «influenciar en los iones del cuerpo humano» para aturdir o matar a una persona, hipnotizarla, causar dolor o dominar sus respuestas musculares; si bien por suerte extraña vez los utilizaban.

Hall relató que estos entes poseen una apariencia gran cantidad semejante a los humanos.

Hall habló de su experiencia viviendo con ellos y intentando de comunicarse con estos seres:

“No puedes ir a cazarlos o acercarte a ellos. Deben de acudir a ti y los niños son sobre todo curiosos por naturaleza. Fue una experiencia traumática estar aislado en el desierto, a solas con alguien tan distinto y obviamente más adelantado que nosotros. Al comienzo pensé que me estaba volviendo loco. Pero aprendí con el tiempo cómo comunicarme, cómo acercarme a ellos y jamás tratar de obligarlos a realizar nada. Sus equipos nerviosos operan muy rápido y son muy protectores, muy sospechosos de nuestras intenciones”.

Encuentros próximos

Hall asevera que tuvo varios sucesos gran cantidad insolitos y a veces aterradores con los Blancos Altos. Dice que a veces lo hipnotizaban por razones que no podía comprender, y que a veces lo reprendían, llamándolo un ser inferior y «la mascota del maestro».

SÍGUENOS EN TELEGRAM

La experiencia más aterradora que tuvo con ellos fue la vez que asevera que un grupo de Blancos Altos lo asaltó en el desierto y lo agredió físicamente. Los alienigenas aparentemente lo hirieron gravemente, explicando más tarde que solo habían querido ver a un ser humano en medio de la lucha por su vida. En general, los Blancos Altos asemejan ser gran cantidad indiferentes con los humanos, sencillamente intentando de mantener una relación pacífica y simbiótica para que puedan continuar utilizando nuestro mundo como base de escala y ubicación estratégica.

Hall narró que estos entes exponen indiferencia hacia el humano.

Todo suena como pura jerga de ciencia ficción, y de hecho Hall originalmente anotó sobre los Blancos Altos como ficción en su serie de novelas Millennial Hospitality, pero según él, todo esto es real y sencillamente anotó la historia bajo el disfraz de ficción porque había temido presentar sus experiencias.

Ha mencionado que no ha observado a los Blancos Altos desde que se fue de servicio en Vietnam, y que no se sintió verdaderamente seguro de dar su información hasta que sus descendientes crecieron y se mudaron. Hall, que además dice ser físico nuclear, ha continuado dando charlas sobre sus experiencias con los Blancos Altos.

Todo parece tan descabellado, y para bastantes lo es, pero hubo diferentes que lo han considerado un suceso genuino. ¿Hay algo que rescatar en todo esto, o es únicamente una historia de ficción? No importa lo que uno pueda pensar, la historia de los Blancos Altos ha quedado impresa en el paisaje de la Ufología.