Los misterios del pozo más hondo del mundo

los enigmas del pozo mas profundo del planeta
los enigmas del pozo mas profundo del planeta

Conocer los recónditos misterios de la Tierra ha sido el objetivo de la sociedad desde hace bastantes años. Así fue como vino al mundo el plan Kola Superdeep Borehole. Un plan para poder investigar el pozo más hondo del mundo.

A mediados del siglo anterior empezó una competencia que paralizó al planeta tal cual lo hizo la carrera espacial camino a la Luna. Estados Unidos y la extinta Unión Soviética querían probar lo avanzados que estaban tecnológicamente, por lo que además se plantearon un objetivo en el interior de nuestras fronteras terrestres.

Esta carrera se trataba por conocer más sobre nuestro mundo y lo que se ocultaba bajo nuestra superficie. Llegar mucho más hondo de lo que nadie más había llegado. Fue de esa forma que vino al mundo el plan Kola Superdeep Borehole, el pozo más hondo de la Tierra.

Accediendo a las profundidades de la Tierra

El pozo de Kola posee alrededor de 12.262 metros.

Han pasado decenios desde que la Unión Soviética empezó a hacer varias perforaciones en la Península de Kola, en Rusia.

Estas perforaciones fueron de gran auxilio para conocer mucho más sobre la geología terrestre y, si a eso se le podía sumar tener al récord de haber accedido al punto más hondo del mundo, mucho mejor. Habían recorrido más de 12 kilómetros hacia las profundidades de la Tierra.

La meta principal de la excavación era investigar a detalle el manto de la Tierra, el cual se encuentra a una separación de 3000 kilómetros. Para poder acceder a esta sección del mundo era necesario superar los primeros 30 o 50 kilómetros de la corteza.

Acceder al manto terrestre significaba poder investigar cada fenómeno natural vinculado al mismo, como volcanes o terremotos.

El plan principal era crear un pozo principal con distintas ramificaciones. Así, dicha perforación se convertiría en el pozo más hondo del mundo. Se inició en 1970 y finalizaría en 1989 con una profundidad de 12.262 metros.

Para poder alcanzar tal cifra, debieron usar un taladro que extraía material mientras se abría camino.

La perforación debió llegar a su fin debido a que los investigadores registraron temperaturas hasta de 180 grados centígrados. Las máquinas que los geólogos estaban usando habían comenzado a fundirse, en todo el sentido literal de la palabra.

Los descubrimientos bajo la Tierra

El plan quedó abandonado desde 1989.

Para 1993, se había estimado alcanzar 15 kilómetros de profundidad. en cambio, con el transcurrir de los años y la caída de la Unión Soviética, el plan fue abandonado hasta encontrarse hoy en dia en ruinas.

Pero nadie puede negar que el plan Kola Superdeep Borehole supusiera un vasto avance en el ensayo del Escudo Báltico, el nombre de la corteza terrestre en la zona. asimismo, además se pudo comprender de una vez por toda cuál era su composición química.

Ejemplo de esto, es que se reveló que a los 7 kilómetros no había una transición del granito al basalto. Lo que encontraron en su sitio fue roca fracturada con agua que no procedía de la superficie. Lo que nos señala que bajo la superficie hay fuentes de agua naturales.

igualmente encontraron fósiles organismos microscópicos que habían estado en las rocas durante, por lo menos, dos mil millones de años.

Por otra parte, y debido a la gran profundidad alcanzada en esta perforación, se tejieron varias leyendas paranormales entre las cuales una en concreto narraba que del interior del Pozo superprofundo de Kola se escuchaban llantos y gritos, llegando inclusive a manifestar que que los sonidos eran los lamentos de almas que estaban pagando su penitencia en el infierno. Un bulo que aun hoy, bastantes toman como cierto y tambien son la base de algunas sectas y religiones.

No entra duda que este plan maravilló y asombró al planeta por partes iguales. El agujero de Kola, el pozo más hondo del mundo, hoy en dia es conocido como «la entrada al inframundo» ¿Qué hubiese ocurrido si hubiesen excavado más hondo?