Seal de la Marina alistado por la CIA declaró haber custodiado platillos voladores en el Área 51

seal de la marina reclutado por la cia revelo haber custodiado platillos voladores en el area 51
seal de la marina reclutado por la cia revelo haber custodiado platillos voladores en el area 51
Publicidad

Las revelaciones dadas por un Navy Seal (Seal de la Marina) que se encontró presente en las instalaciones de S-4 en el Área 51, dieron a conocer la presencia de platillos voladores y alienigenas. asimismo de cómo se usaron estas instalaciones para mantener «mercenarios» de la CIA.

Derek Hennessy, quien utilizó el seudónimo «Connor O’Ryan», hizo fuertes explicaciones en unas entrevistas con el Teniente Coronel Wendelle Stevens en 1991.

La entrevista grabada en vídeo dejó constancia de todas las evidencias que apoyaban las explicaciones de Hennessy. Toda la documentación contaba con el sello firma de la Armada que demostraba que sus servicios habían sido prescindidos. De la misma forma como le ocurrió a Bob Lazar en 1989.

Stevens estuvo 10 años confirmando la cronica utilizando para ellos informes que la respaldaban, anteriormente de revelarlos en dos conferencias sobre OVNIs en el año 2001, llevadas a cabo en Australia y Estados Unidos.

A pesar de que incluso poseía dudas sobre ciertos puntos, estas se esfumaron durante su estancia en Australia, cuando recibió una llamada indicándole que tuviera «atencion» con lo que iba a difundir.

Por desgracia, Wendelle Stevens falleció en misteriosas circunstancias en 2010, lo que significó el fin de la estudio de Hennessy. en cambio, 10 años mas tarde de su muerte, toda la controversia alrededor de las instalaciones S-4 se ha renovado.

Mercenarios resguardando el Área 51

Seal de la Marina reclutado por la CIA reveló haber custodiado platillos voladores en el Área 51Captura tomada de uno de los informes de Hennessy donde se ve el logo de la CIA. Crédito: exopolitics.org

El prestigioso reportero, Seymour Hersh, publicó una noticia en el año 2009 en The New York Times, la noticia de la presencia de un grupo de mercenarios de la CIA creado en el año 2001 y vinculado con el ex vicepresidente Richard Cheney.

Estos datos concuerda con la estudio de Stevens sobre los «Black Seals» manejados por la C.I.A. Este grupo se mantenía escondido en el interior de las mismas instalaciones secretas vinculadas con los OVNIs.

De hecho, diversos declarantes afirmaron haber contemplado a Cheney en las instalaciones S-4. Este grupo de «asesinos», como son llamados en el artículo de Hersh, se usaba contra cualquier organización o persona que estuviera en contra de los «intereses nacionales».

Este grupo jamás contó con la aprobación del Congreso y, de hecho, su comunicación era directamente con Cheney.

Leon Panetta, jefe de la CIA fue quien puso fin a mencionado escuadrón el 23 de junio del mismo año. Los detalles fueron llevados al Congreso, causando revuelo entre sus miembros. Si bien tiempo mas tarde se publicó una revelación rubricada por 7 miembros del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que propone que el Congreso de la CIA estaba al tanto de la situación.

Esto podría confirmarse con la publicación de un video en donde un ex Seal de la Marina estadounidense Connor O’Ryan, revela como fue alistado como mercenario para 18 «trabajos» por parte de la CIA. Tiempo mas tarde se descubriría que su nombre real era Derek Hennessy.

Platillos voladores y alienigenas en las instalaciones S-4

Hennessy explicó uno de los niveles del S-4 como un hangar donde guardaban platillos voladores.

Hennessy además manifestó que en el año 91, Chaney se observó en las instalaciones subterráneas secretas de Nevada. Una base adyacente a la base de la Fuerza Aérea de Nellis.

El ex vicepresidente debía ver unos platillos voladores y los cuerpos de alienigenas fallecidos que habían sido capturados.

La instalación era llamada S-4, y empleaba a 75 personas en los niveles 1 y 2. Declaró sobre la presencia de 2 niveles más, pero jamás pudo acceder a ellos. Ahí, según lo que pudo averiguar, trabajaban alrededor de 12 a 15 personas.

El trabajo de Hennessy para la era era vigilar los ascensores que daban acceso a las instalaciones.  Ascensores que necesitaban 3 llaves y una huella dactilar para hacerlos funcionar.

La descripción dada por el sujeto habla de un tipo de hangar para el nivel 2, donde guardaban los 7 platillos voladores recuperados.

Afirma que el resto de niveles parecían un tipo de «museo» diseñado para guardar tecnología alienigena avanzada para ser investigada e investigada para aplicarle ingeniería inversa. Inclusive se dice que prepararon uno de los platillos para realizarlo funcionar cuando ningún satélite espía adversario estuviera por encima de ellos.

De la misma forma se citó la presencia de «contenedores» donde estaban los cuerpos de alienigenas Grises. Un biólogo era el encargado de analizarlos.

El día que Cheney visitó la base, solo estuvo en los niveles 1 y 2, revisando tanto los platillos como los cuerpos de los alienigenas.

Confirmando las explicaciones

Seal de la Marina reclutado por la CIA reveló haber custodiado platillos voladores en el Área 51Escrito donde se revela una de las órdenes de la CIA. Crédito: exopolitics.org

Stevens como Teniente Coronel que era, continuamente fue desconfiado y anteriormente de hablar sobre algo, gustaba de confirmar sus datos.

Así fue como reveló que el número de control 45851, el número de identificación del empleado 95-6593572 y la identificación estatal del empleado 2464423P que estaban en los informes de Hennessy eran autenticos, según su contacto en el FBI.

conforme a esa persona, este empleado había sido «desprogramado y programado» tras haber sido enviado de reciente a proyectos encubiertos por la CIA y la inteligencia naval en varias asignaciones encubiertas.

A esto se le añade los examen a las imagenes hechos por el investigador en computación Jim Delittoso y un suceso traumático que vivió.

Cuando volvía a su hogar mas tarde de una cena de acción de gracias en las que estuvo Hennessy, Delittoso localizó un paquete en la puerta.

Creyendo que era para él lo abrió, descubriendo un dedo en su interior con una nota de amenaza dirigida a Hennessy para que devolviera todos los informes y fotografías que poseía encima del S-4.

Esta cronica sigue siendo todo un enigma y sigue generando controversia entre los expertos, ufólogos y tambien, escépticos. A pesar de que la estudio «oficial» de Stevens se paró con su muerte, son múltiples personas que buscan aclarar este hecho.