El reloj del cosmos podría tener señales más grandes de lo que imaginamos

el reloj del universo podria tener senales mas grandes de lo que imaginamos
el reloj del universo podria tener senales mas grandes de lo que imaginamos

La duración más reducida de tiempo concebible podría ser demasiado menor de lo que se estima según una nueva hipotesis que nombra todas las implicaciones de que el cosmos posea una propiedad fundamental parecida a un reloj, el cual sus «tictac» interactuarían con los mejores relojes atómicos.

Esta hipotesis podría ayudar a, al menos, aproximarse a hacer experimentos que arrojarían luz a una teoría del todo. Un marco que uniría a los dos pilares de la física del siglo XX: La mecánica cuántica y la hipotesis de la relatividad.

El tiempo en el cosmos

El tiempo en el cosmos podría criatura inferior según nuevo ensayo. Crédito: LoganArt/Pixabay

Todos nosotros tenemos sentido del tiempo, en cambio ¿Podemos aclarar verdaderamente qué es el tiempo?

Según Martin Bojowald, físico de la Universidad Estatal de Pennsylvania en University Park, no podemos aclarar que es el tiempo. Solo conocemos que las cosas cambian y podemos explicar esos cambios en el tiempo.

La física posee visiones que entran en conflicto con el tiempo; una es la mecánica cuántica, la cual ve al tiempo como un parámetro que no deja de fluir con un ritmo constante.

La otra visión es la relatividad, la cual dice que el tiempo puede contraerse y expandirse para dos personas si estas se desplazan en distintas velocidades.

En la mayor parte de los sucesos, esa diferencia no importa. Los visiones separadas de la mecánica cuántica y la relatividad apenas y chocan.

en cambio, ciertos objetos cósmicos, como los agujeros negros, los cuales tienen una gran masa en un cosmos inconcebiblemente pequeño, no se pueden explicar completamente sin una hipotesis del todo. Mejor conocida como gravedad cuántica.

La gravedad cuántica y el tiempo

Representación de los bucles teóricos de la gravedad cuántica. Crédito: pxhere.com

En algunas versiones de la gravedad cuántica, el tiempo en sí mismo estaría cuantificado, lo que representa que estaría hecho de unidades discretas, que sería el período de tiempo fundamental.

Sería como si el cosmos contuviera un campo subyacente que establece la mínima tasa de «tictac» para todo lo que está en el interior de él, algo al igual que el conocido campo de Higgs que da sitio a la partícula bosón de Higgs que da masa a diferentes partículas.

Pero para este reloj universal, «en vez de suministrar masa, proporciona tiempo», manifestó Bojowald.

Al modelar tal reloj universal, él y sus colegas fueron capaces de enseñar que tendría implicaciones para los relojes atómicos construidos por el hombre, que usan la oscilación pendular de ciertos átomos para suministrar nuestras mejores medidas de tiempo.

Según este modelo, los relojes atómicos a veces no están sincronizados con los relojes universales.

Esto limitaría la precisión de las medidas de tiempo de un reloj atómico individual, lo que representa que dos relojes atómicos distintas pueden, eventualmente, estar en desacuerdo sobre cuánto tiempo ha pasado en un lapso de tiempo.

Dado que nuestros mejores relojes atómicos coinciden entre ellos y pueden medir «tictacs» tan pequeñas como 10^(menos19) segundos, o una décima de una billonésima de una billonésima de segundo, la unidad fundamental de tiempo no puede ser mayor de 10^(menos 33) segundos.

«Lo que más me gusta del trabajo es la pulcritud del modelo», manifestó Esteban Castro-Ruiz, un físico cuántico de la Universidad Libre de Bruselas en Bélgica que no participó en el trabajo.

«Obtienen un límite real que en comienzo se puede medir, y esto me parece asombroso».

Se puede aprobar la hipotesis

conforme a lo detallado del ensayo, dicha hipotesis podría ser aprobada en un futuro. Crédito: imed el-ali/PxHere

Este tipo de investigaciones suelen ser muy abstractas, por lo que el resultado concreto con las consecuentes observaciones para la gravedad cuántica es muy satisfactorio. Esto representa que la hipotesis podría ser aprobada.

A pesar de que comprobar que hay una unidad de tiempo tan fundamental está más allá de nuestra comprensión actual, esta propuesta es demasiado más accesible que diferentes, como la del tiempo de Plank.

Derivado de las constantes fundamentales, el tiempo de Planck fijaría los más pequeños tictac medibles en 10^(menos 44) segundos, o una diez milésima de una milmillonésima de una milmillonésima de una milmillonésima de segundo, según Universe Today.

Si hay o no algún tiempo menor que el tiempo de Planck es debatible, ya que ni la mecánica cuántica ni la relatividad pueden aclarar lo que pasa por debajo de esta escala, así que no posee sentido hablar del tiempo más allá de estas unidades, al menos por el instante.

Debido a que el propio cosmos comenzó como un objeto masivo en un cosmos diminuto que terminó expandiéndose velozmente, las observaciones cosmológicas, como las metódicas mediciones del fondo cósmico de microondas podrían ayudar a reducir el período fundamental de tiempo a un nivel demasiado más pequeño.