Piedra hecha de “oxigeno puro” hallado en Africa

piedra hecha de oxigeno puro hallado en africa
piedra hecha de oxigeno puro hallado en africa

Piedra hecha de “oxigeno puro” hallado en Africa

Publicidad

En 1990, el geólogo italiano Angelo Pitoni, compró unas extrañas piedras azules a un jefe Fula, en Sierra Leona, en África occidental. La gente de la tribu afirmó que las piedras provenían de visitantes que bajaron del cielo.

Pitoni pasó algún tiempo hablando con ellos, y le contaron una historia sobre una época en la que, de alguna manera, los cielos habían caído sobre la Tierra.

Pidió saber dónde estaba este lugar donde los cielos habían caído sobre la tierra, y sin dudarlo, terminaron llevándolo a uno de sus lugares sagrados. Lo que vio allí fue una formación de piedra en el suelo, no muy grande, de unos  200 kg, y en forma de Pirámide en medio del desierto. Esta zona estaba siendo adorada por la tribu. Las piedras en sí tenían un llamativo color azul, con vetas de color blanquecino que las atravesaban. Estas piedras eran algo que nunca antes había visto. Aunque tenía experiencia en geología, no pudo identificar cuál era el material. De alguna manera se las arregló para comprarles una buena cantidad y las trajo de regreso a Italia sin saber qué era. Él los llamó Piedras del Cielo.

 

Pitoni regresó a su casa en Europa y llevó las misteriosas rocas a varios laboratorios para su análisis. Los resultados mostraron que las piedras no coincidían con ningún mineral conocido.

Los investigadores no pudieron explicar por qué las piedras conservaban un color azul. Cuando se pulverizó una pequeña pieza y se observó al microscopio, no se veía ningún color azul. Cuando se calentó la piedra a altas temperaturas no altero el mineral. Los ácidos no lo degradaban.

 

 

Un análisis más detallado mostró que el 77,17% de la piedra era oxígeno. La composición restante era carbono, calcio, y un compuesto orgánico desconocido. La edad de las Piedras se calcula puede ser de unos 12000 a 55.000 años.

Curiosamente Angelo Pitoni también halló en la misma área algunas misteriosas esculturas de seres humanoides deformados, a menudo con apariencia de anfibio o de reptil, hechos por una antigua y desconocida civilización que existió hace 12000 años. Sobre esta base el Profesor Angelo Pitoni supuso que esta piedra era un compuesto sintetizado por la misma desconocida civilización tecnológicamente sofisticada que floreció durante el Paleolítico Tardío. El color podría haber sido extraído de alguna sustancia hoy desconocida.

Parece que las Piedras del Cielo son únicas. Si bien no es una prueba de que un extraterrestre haya traído las piedras a la Tierra, sigue siendo una evidencia convincente y un motivo de reflexión. También es solo un componente de una historia mucho más amplia sobre las tribus africanas y sus creencias sobre los seres del cielo. El misterio del origen de estas piedras persisten hasta nuestros días.