Los Reyes Escorpión del antiguo Egipto: ¿Existieron realmente?

los reyes escorpion del antiguo egipto existieron realmente
los reyes escorpion del antiguo egipto existieron realmente
Publicidad

La leyenda de los Reyes Escorpión es un tema algo polémico entre los historiadores y arqueólogos en general ¿Quiénes fueron y por qué eran tan importantes?

El Antiguo Egipto es una época llena de misterios y enigmas. Se divide en dos grandes períodos; el predinástico y el dinástico.

En el predinástico gobernaron Dos Reyes Escorpión. El primero vivió en «Thinis», en el año 3200 a. C., gobernando por una gran cantidad de tiempo.

El segundo llegó un par de siglos después. La historia es confusa y no se sabe realmente si estos dos reyes estaban relacionados.

Aun así, el Rey Escorpión I gobernó el Alto Egipto en el período de Nagada III. Tampoco se sabe si era extranjero o si perteneció a una de las familias previas a la dinastía

Son tantas curiosidades sobre estos reyes que necesitamos hacer una lista sobre las más importes:

Paraíso arqueológico

Cetro de marfil encontrado en la tumba del Rey Escopión. Essays/researchgate.net

Cuando los expertos se encontraron por primera vez con la tumba del Primer Rey Escorpión, quedaron totalmente sorprendidos.

Muchos de los que tuvieron la oportunidad de explorarla aseguraron que esta parecía ser una máquina del tiempo que te transportaba al pasado, por sus pinturas y grabados totalmente intactos.

De hecho, es conocida como «el paraíso arqueológico», ya que muestra realmente como era la vida de aquel majestuoso rey, mientras gobernó a Egipto en la era predinástica.

Esto a pesar de que es una de las tumbas más antiguas de todo Abydos. En su interior también localizaron un cetro de marfil y diferentes placas de su tumba.

A esto se le suma que la cámara funeraria tenía alrededor de 700 jarras de vino, por lo que se cree que se enterró para que pudiera vivir con todos los lujos en la otra vida.

Dentro de las curiosidades de este paraíso arqueológico, está que el vino encontrado es considerado como el más antiguo del mundo. También encontraron semillas de uva, pieles y pulpa ceca. Fue gracias a este material que la tumba se pudo datar hasta el año 3150 a.C.

Contacto con una importante civilización mesopotámica

Los Reyes Escorpión de Egipto: Curiosidades y datos importantes

Grabado del Rey Escorpión. Crédito: ancient-origins.net

El Rey Escorpión II comenzó a reinar en el año 3100 a. C., y todo parece indicar que tenía algún vínculo con una avanzada civilización de Mesopotamia.

Los expertos han encontrado evidencia suficiente para confirmar esta teoría. Existieron muchos contactos comerciales y políticos entre su reinado y Mesopotamia. Un ejemplo de esto son los diseños usados para la construcción de las cámaras funerarias, los cuales son idénticos a las mesopotámicas.

Otro detalle importante del Rey Escorpión II es su símbolo: una flor dorada. A pesar de que es sumamente característico de él, esta no es única, especialmente porque era un símbolo bastante popular en el Egipto predinástico.

Aun así, fue asociado con él hasta la primera dinastía de Egipto. De hecho, se piensa que ciertos reyes de diferentes dinastías lo usaban cerca de sus corazones por su antigüedad.

La tumba del Rey Escorpión II

Los Reyes Escorpión de Egipto: Curiosidades y datos importantes

Restos de la Tumba del Rey Escorpión. Crédito: egiptoforo.com

Los arqueólogos no saben realmente donde está la tumba del Rey Escorpión II. Pero hay dos entierros bastante sospechosos que pudieran ser su tumba.

Uno se encuentra en Umm el Qa’ab, necrópolis de la dinastía temprana que se encuentra en las cercanías de Abydos. El segundo se encuentra en Hieracómpolis.

Estas tumbas tenían pequeñas «etiquetas» hechas de marfil con grabados de escorpiones. Por lo que es muy posible una de ellas sea del Rey Escorpión II.

Otra teoría indica que es probable que la tumba de este rey aún esté cubierta de arena. Sin embargo, no ha habido más expediciones dedicadas a su búsqueda, por lo que es complicado saber, siquiera, si aún existe.

Sin duda dos reyes enigmáticos que gobernaron el Egipto predinástico y de los cuales no se sabe prácticamente nada, lo que ha alimentado muchas leyendas y teorías, llegando incluso a la ficción.