“El 30 por ciento del ADN de esta momia misteriosa es similar al del ser humano, ¡pero el 70 por ciento no lo es!”

el 30 por ciento del adn de esta momia misteriosa es similar al del ser humano pero el 70 por ciento no lo es
el 30 por ciento del adn de esta momia misteriosa es similar al del ser humano pero el 70 por ciento no lo es

“El 30 por ciento del ADN de esta momia misteriosa es similar al del ser humano, ¡pero el 70 por ciento no lo es!”

Publicidad

Los científicos luchan por explicar esto. El 30 por ciento del ADN de esta misteriosa momia es similar al del ser humano, pero no pueden explicar el otro 70 por ciento. Un controvertido grupo de investigadores acaba de declarar que los restos momificados descubiertos en una cueva remota cerca de Nazca Perú no son humanos. En cambio, argumentan, los resultados del ADN revelan que mientras el 30 por ciento de este ADN es similar al ser humano, el 70 por ciento es bastante diferente.

La afirmación fue presentada por primera vez por el periodista Jaime Maussan, quien hizo el anuncio en el Congreso Mundial de Ufología en España.

“Se realizaron pruebas para llegar a una conclusión extraordinaria”, declaró Maussan en el evento. Según los informes, las pruebas fueron realizadas por el laboratorio BioTecMol.

“Como es el informe de un laboratorio dice que seguramente son de origen bacteriano”, agregó Maussan. “Sin embargo, en un análisis más detallado, se encontró que solo el 20 por ciento es de origen bacteriano y el 80 por ciento de ese 70 por ciento no fue posible establecer su origen o encontrar otra especie en la Tierra que lo comparta”.

En general, los científicos e investigadores siguen siendo escépticos sobre los hallazgos, lo que lleva a Maussan a creer que sus estudios están siendo socavados por el gobierno. Algunos científicos han argumentado que los cuerpos fueron “creados” utilizando restos humanos momificados.

“La actitud del gobierno, el Ministerio de Cultura, es realmente rechazar estos hallazgos, es muy inquietante… la verdadera víctima aquí es la verdad”, sostiene Maussan.