Cómo surgieron los Illuminati: origen y expansión

como surgieron los illuminati origen y expansion
como surgieron los illuminati origen y expansion

Cómo surgieron los Illuminati: cronica de su fundación en Baviera, Alemania en 1776. Estaban en contra la monarquía y la Iglesia católica.

Surgieron como una asociación para el diálogo sobre filosofía y pensamientos revolucionarios. Estaban en contra del poder absoluto de la monarquía y de la Iglesia católica. se comenta que armaron la Revolución Francesa y más adelante fueron prohibidos. Se teoriza que en años siguientes se reagruparon para planificar un dominio mundial.

Illuminati: origen en Baviera, Alemania

La cronica comienza en 1776, en Ingolstadt, Baviera, cuando fue fundada la Asociación de los Perfectibilistas por Adam Weishaupt. Weishaupt era maestro de Derecho Canónico en la Universidad de Ingolstadt. Él era un Ilustrado y criticaba a la Iglesia católica, debido a la persecución que ejercían contra cualquier supuesta herejía (ejemplo: los protestantes).

Adam Weishaupt, fundador de los ‘Iluminados de Bavaria’, 1799 (Public domain).

Debido a eso, decidió formar esa asociación inspirada en la Ilustración. La Ilustración promulgaba el desarrollo del conocimiento individual, en contra de la superstición. El signo de los Perfectibilistas era el búho de Minerva o Atenea, deidad griega de la sabiduría. Para finales de 1776 ya contaba con 30 miembros (alumnos, aristócratas y más).

En 1778 se reestructuró a una sociedad secreta, renombrada como Orden de los Iluminados, alusiva a la Ilustración. Este movimiento además promulgaba la educación siendo más valiosa que la doctrina de la Iglesia y además rechazaba la opresión política del Estado.

La Revolución Francesa de 1789 fue inspirada en gran parte por lo que decía ese movimiento. La insurrección social fue atribuida a los Illuminati, ya que Adam Wishaupt decía que la monarquía absolutista sólo era un sistema transitorio para algo mejor.

Expansión

Origen de los IlluminatisSigno original de los ‘Iluminados de Baviera’, panfleto de 1788 (Public domain).

Desde 1780, los Iluminados de Baviera crecieron hasta en 70 ciudades, contando con 2.000 miembros. Debido al tamaño de la orden, Adolph von Knigge diseñó un sistema de grados ascendentes para los miembros, quienes iban subiendo de acuerdo a conocimientos que iban adquiriendo. El sistema se basaba en la masonería (Knigge era masón además). Habían tres clases:

  • La Guardería, clase inicial: para los recién aceptados; grados: preparatorios, novicios, minervales e iluminados menores.
  • Masónica, clase baja: estructura de peones, oficiales, maestros e iluminados.
  • Los Misterios, clase alta: grados de sacerdote, príncipe, mago y soberano.

Igual que los masones, los Illuminati realizaban rituales, pero estos quedaron indocumentados y en incognito. Aunque claro que actualmente se les atribuyen ceremonias de magia negra, siguiendo la hipotesis conspirativa moderna.

Caída: acusados de conspiraciones

«El Ojo que todo lo ve» en el dólar estadounidense (simbología Illuminati), Public domain.

Hubo contratiempos internosKnigge se salió debido a la oposición anti-religiosa de la orden y a la aceptación de aristócratas sospechosos de promulgar a favor del absolutismo político. Los rosacruces además generaron conflicto y los acusaron de ateos, anticristianos y traidores.

En junio de 1784, el gobierno de Baviera terminó prohibiendo toda organización no autorizada (se prohibió la Francmasonería y a los Iluminados). Fueron llamados traidores, conspiradores contra el gobierno y hasta asesinos de empleados públicos. Se dio una represión fuerte: despidos, arrestos, exilio. Weishaupt fue obligado a exiliarse en Ratisbona.

Los Illuminati sí se disolvieron, pero desde por lo tanto han surgido varias hipotesis de la conspiración sobre su presunto reagrupamiento (en tiempos modernos). De hecho, se teoriza que la orden del siglo 18 solamente fue un reagrupamiento y que vienen desde la antigüedad (habrían surgido de un linaje híbrido de dioses viejos (Anunnaki) y humanos). Por actualmente nada de eso está comprobado, pero sí se encuentra vigente en varias investigaciones asombrosas como la de Fritz Springmeier.