Incidente Teherán: Cuando una Fuerza Aérea enfrentó a un OVNI

incidente teheran cuando una fuerza aerea enfrento a un ovni
incidente teheran cuando una fuerza aerea enfrento a un ovni
Publicidad

En escasos meses se van a cumplir cincuenta años de uno de los sucesos más espectaculares, en cuanto a casuística OVNI. La cronica se remonta a 1976, cuando un avistamiento extraño puso en jaque a la fuerza aérea iraní.

Aquella experiencia se transformó con el tiempo, en una de las más comentadas inquietando inclusive al gobierno norteamericano, inquieto por su colisión e implicancias sociales.

A diferencia de diferentes sucesos semejantes, normalmente ocultados a la opinión pública, el suceso iraní se filtró a la prensa, sacudiendo la escena OVNI. Para los ufólogos su exposición mediática significó un triunfo, aunque pasarían décadas, anteriormente de revelarse todos los datos del informe en su totalidad.

Invito al lector a conocer la trastienda, de uno de mis sucesos ovnis favoritos. Esta es su cronica.

Irán. Breve repaso por su casuística OVNI

la denuncia OVNI que actualmente vamos a referenciar, ocurrió a mediados de los setenta en TeheránIrán. Los acontecimientos sucedidos determinaron el suceso iraní se convirtiera, en uno de los avistamientos más fenomenales que la ufología haya clasificado.

Informe recopilatorio del suceso organizado por la MUFON. Cortesía: amazon

Hasta por lo tanto los naciones de Medio Oriente no parecían ocupar un lugar de relevancia, en cuanto a fenomenología aérea desconocida. en cambio al revisar Pasaporte Magonia, que lleva la firma de Jacques Vallée, trabajo que recopila una de las casuísticas OVNIs más lograda de su era, encontramos dos informes sobre avistamientos en Irán ocurridos ambos, en octubre de 1954.

Escribe Vallée:

“8 de Octubre 1954. Teherán (Irán). GhasemeFili se hallaba en el segundo piso de su domicilio e la calle Amireah, cuando vio detenerse en el aire, a 20 centímetros de separación, un objeto blanco y luminoso. En los lados y la parte trasera del artilugio, brillaban luces, y en su interior podía observarse un hombrecito vestido de negro, provisto de una máscara con una trompa parecida a la de un elefante”.

El declarante siguió narrando el OVNI y su raro ocupante, intentaron raptarlo, pero sus gritos lo impidieron.

Dos días después, octubre 10 de 1954, se sucede otro avistamiento no menos misterioso, y que fuera contemplado por demasiados campesinos de la zona de Mahallat, provincia de Markazi, antiguamente un vasto centro religioso, donde se adoraba al gran Zoroastro.

“Se vio aterrizar un maravilloso objeto luminoso de forma hemisférica, que emitía rayos multicolores. La parte central aparentaba ser metálica. El objeto se elevó de repente verticalmente, y se esfumó, ante las miradas atónitas de la gente”.

Hay un tercer avistamiento ocurrido en Teherán durante ese 1954, año de una de las mayores oleadas OVNIs.  A estos sucesos comentados seguirá un silencio de décadas, y que recién en 1976, pondrá de vuelta a Irán en el radar ufológico.

1976. El año que vivimos en peligro

“El incidente ovni de Teherán del 19 de setiembre de 1976, consistió en un avistamiento doble (radar y visual), de un objeto volador no identificado sobre Teherán, la capital de Irán, durante las primeras horas de la mañana, hace 43 años. Durante la intercepción, dos F-4D Phantom II, perdieron el uso de instrumentación de a bordo, incluido el sistema de armas cuando se acercaron al objeto para atacarlo, y que después se restauró en el instante de la retirada”. Siverland. El incidente de Teherán, 2019.

Según se desprende de informes desclasificados, en la madrugada de setiembre 19 de 1976, la Fuerza Aérea Imperial Iraní en Teherán, empezó a recibir incesantes llamadas por parte de ciudadanos del distrito de Shemiran, «quiénes afirmaban estar presenciando extraños luces relucientes desplazándose en el firmamento».

Incidente Teherán: Cuando una Fuerza Aérea enfrentó a un OVNIRecreación del incidente ovni ocurrido en Teherán, Irán, durante 1976. No se conocen fotografías o filmaciones. Cortesía: deviantart

Los reclamos parecían bordear el pánico. En un comienzo las autoridades militares supusieron los pobladores, estaban contemplando algún tipo de avión o helicóptero, pero pronto estas ideas fueron descartadas. Fue por lo tanto cuando el vicecomandante, y asistente de tareas, general Yousefi, contactó a la torre de control (aeropuerto internacional de Mehrabad), para despues avisar con sus propios ojos, un reluciente objeto que supuso parecido a una estrella, aunque de colosales proporciones.

En seguida Yousefi, decidió mandar un avión de combate a perseguir el enigmatico objeto. Se eligió al MacDonnell Douglas F4 Phantom II, (interceptor y cazabombardero supersónico, bimotor y de largo alcance, desarrollado por los norteamericanos), autentica leyenda de la aeronáutica de su epoca, nacido al calor de la Guerra Fría.

A medida que el avión se aproximaba a su objetivo, el panel de instrumento registró fallas técnicas. Una fuerte estática hizo imposible la comunicación con la base. Ante esta emergencia, el pilotó decidió abortar la misión. Una vez que el F-4D Phantom II se alejó del objeto, el panel de transmisión volvió a normalizarse. Sin darse por vencida, la Fuerza Aérea Iraní decidió mandar un segundo F-4D Phantom II.

Esta medida va posibilitar un hito sin parangón, al obtenerse «una firma de radar» del objeto desconocido. La imagen enseñó una aeronave parecido a un avión de pasajeros, «aunque la naturaleza cegadora de la luz que emitía, impidió un juicio exacto del tamaño».

Incidente Teherán: Cuando una Fuerza Aérea enfrentó a un OVNIParviz Jafari, piloto iraní que en 1976 fuera declarante del excepcional avistamiento. Décadas después narró sus experiencias a los medios norteamericanos. Cortesía: Twitter

El F-4D Phantom II empezó su persecución tratando de acercarse al objeto, que en seguida aceleró en forma vertiginosa impidiendo cualquier acercamiento. La tripulación del F-4D Phantom II estaba compuesta por dos tenientes, Parviz Jafari y Jalal Daminian, quiénes décadas más tarde harían público su inverosimil experiencia.

En el interior de las observaciones realizadas, el objeto fue descrito como «de un enorme brillo cegador», rodeado a su vez, por una «serie de luces rectangulares», alternando entre el «rojo, azul, verde y naranja». El suceso cogió un giro incluso más dramático, cuando el deslumbrante objeto, expulsó «cuatro objetos más pequeños», uno de ellos se dirigió a confrontar directamente al F-4D Phantom II.

Se intentó repelerlo con un misil, pero esta acción solo generó los instrumentos de comunicación, colapsaran nuevamente. Luego los dejó en paz, y volvió con los diferentes. Al final, el objeto mayor se disparó a una velocidad imposible, y se esfumó en la inmensidad del horizonte. Uno de los objetos más pequeños fue denunciado descendiendo en el desierto, cerca de una refinería de petróleo, en las afueras de Irán.

Incidente Teherán: Cuando una Fuerza Aérea enfrentó a un OVNIAquí una entrevista de Parviz Jafari para un medio iraní, relatando el inverosimil hecho. Cortesía: Twitter

El F-4D Phantom II no fue el singular en interactuar con el enorme OVNI, sino que un avión de pasajeros, denunció fuertes interferencias en sus comunicaciones después de toparse con el mismo objeto. Un autorizada de control de tráfico aéreo, y declarante de esa inverosimil noche declararía:

“Cuando oyeron nuestro informe, y el informe de los pilotos, concluyeron que ningún país es capaz de tal tecnología, y todos pensaron, era un objeto raro del cosmos exterior”.

Diferentes informes además Cuentan, al día siguiente de ocurrido el encuentro, los militares iraníes exploraron el área donde el OVNI más pequeño practicó su descenso. Se rumoreó fue captada una señal intermitente proxima a una casa de la zona.

Varios ocupantes afirmaron escuchar, «sonidos fuertes y una luminosidad muy reluciente». Poco después los militares iraníes impusieron secretismo al suceso, y ya nada se volvió a conocer.

Estados Unidos investiga el OVNI de Irán

El fenomenal hecho no solo alertó a las autoridades iraníes, que se observaron desconcertadas ante lo ocurrido, sino agencias gubernamentales de los Estados Unidos, por por lo tanto de estrecho lazo con el país persa, anteriormente de declararse la revolución de 1979, decidieron llevar adelante su propia investigación interna. Esto involucró a la Fuerza Aérea, y a la Agencia de Inteligencia y Defensa (DIA), que decidieron investigar el suceso.

La seleccion por parte de los norteamericanos obedeció a ciertas razones, sintetizado en lo siguiente:

“El objeto se observó por diversos declarantes desde distintas zonas (como ejemplo, ShamiranMehrabad y el lecho del lago), y puntos de vista (tanto aéreos como desde el suelo). La credibilidad de demasiados de los declarantes era alta (un general de la Fuerza Aérea, tripulaciones calificadas y operadores de torres experimentados). Los avistamientos visuales confirmados por radar. Se han informado efectos electromagnéticos semejantes (EME), de tres aeronaves separadas. Hubo efectos fisiológicos en varios miembros de la tripulación (es decir pérdida de visión nocturna debido al brillo del objeto). Un gran numero de maniobralidad ha sido demostrada por los OVNIs”.

El poderoso secretario de estado norteamericano Henry Kissinger, que en 1976 asesoraba a la administración de Gerard Ford, por por lo tanto en el poder, después de examinar el suceso emitió una revelación disuasiva.

Manifestó Kissinger:

“El Comité Condom había comprobado que todos los OVNIs podían achacarse a causas naturales, y que no se justificaba ningún ensayo extra. Kissinger señaló además, quizá habían observado un meteorito o una parte de un satélite en descomposición, para lo cuál no había un registro de reingreso”.

La Agencia de Seguridad Nacional (NSA), además se hizo eco del suceso declarando:

“En algún instante de su carrera, cada piloto puede esperar localizar sucesos insolitos e extraños, que jamás serán explicados de forma adecuada o total, por la lógica o la investigación posterior”.

A igual que su par iraní, los norteamericanos cerraron filas públicas encima del suceso, desclasificando de vez en cuando ciertos documentos, aunque poco comprometedores, repitiéndose la cronica sin demasiadas variaciones. Hubo que esperar a 1977, para que se filtraran modernos y asombrosas datos. Veamos:

Inquietantes revelaciones

“Me impresionó que él, (el OVNI), hiciera inclusive más que bloquear los equipos de los jets. En verdad, los apagó. Los hizo totalmente inútiles. No sólo los echó a perder. El bloqueo, es como un gran numero de estática en su radio. Es donde anulamos sus emisiones electrónicas, pero en este suceso él no anuló las emisiones, las apagó, las hizo totalmente inoperables”. Roland B. Evans.

Incidente Teherán: Cuando una Fuerza Aérea enfrentó a un OVNIEn 1996 John Greenwald investigador independiente, logró desclasificar tres importantes documentos encima del suceso. Cortesía: theblackvault.com

Ocurrió en diciembre de 1977, cuando el suceso Irán dio un giro inesperado. Un investigador del cuál no se declaró el nombre, hizo sensacionales comentarios al ufólogo Bob Pratt (Robert V. Pratt, 1912-2005, editor del célebre MUFON). Le narró mientras volaba en un avión hacia Chicago, entabló conversación con un pasajero próximo a su asiento, resultando ser un autorizada de la fuerza aérea iraní de alta jerarquia, vestido de civil.

Mientras conversaban, surgió el tema de los avistamientos en Irán, que la prensa venía comentando desde hacía rato. Según el investigador el oficial iraní le confió, «que el OVNI había estado sobre la base aérea militar al lado de Mehrabad durante cuarenta y ocho horas, y aparentaba querer comunicarse con los operadores de radio». Fue citado un equipo de lingüistas para intentar descifrar los mensajes, pero no pudieron decodificar los mensajes.

igualmente le manifestó, «que todas las aeronaves se mantenían alejadas del objeto, debido al intenso calor que emitía». El oficial iraní alegó fue uno de los encargados de aproximarse al OVNI, tripulando un helicóptero, logrando aproximarse a una milla de separación. Como resultado de estos movimientos, el motor del helicóptero dejó de funcionar, y los pilotos sufrieron quemaduras leves de tipo solar.

Bob Pratt además logró entrevistar al comandante Roland B. Evans, quién fuera el encargado de hacer un informe evaluatorio encima del suceso para la Fuera Aérea NorteamericanaEvans estaba trabajando como un analista de inteligencia, investigador en el campo de guerra electrónica, y defensa aérea.

Incidente Teherán: Cuando una Fuerza Aérea enfrentó a un OVNIEn 1983 Philip J. Klass, reconocido escéptico norteamericano, declaró en su texto Ovnis. El Público Engañado, el incidente de 1976 fue una mala observación de Júpiter. Cortesía: scribd

Declaró a Pratt:

“Los efectos electromagnéticos, me resultaron muy interesantes como autorizada de guerra electrónica, y el hecho que esto fuera tan altamente maniobrable me impresionó gran cantidad. Como autorizada de guerra electrónica me encantaría entrar en combate, con la capacidad de apagar el panel de sistema de armas de mi oponente a voluntad, y poder averiguar cuando va a encenderlo, y cortar sus comunicaciones”.

Otro apunte perturbador en cuanto al incidente, y vinculante a lo informado por Bob Pratt, surge de un telegrama desclasificado que lleva la firma de Alexei Kosygin, en ese por lo tanto Presidente del Consejo de Ministros de Irán.

Según manifiesta Kosygin, y tras el aterrizaje de uno de los objetos en el desierto iraní, fueron avistados por los pobladores de la zona, criaturas de enorme estatura que se presentaron hablando en un idioma desconocido. Después de esta breve interacción, los ocupantes misteriosos regresaron a la nave, y ya no se los volvió a ver.

Philip Klass. Opinión controversial

“La Hipotesis de Klass supone una notable falta de capacidades técnicas y de observación, inclusive rudimentarias por parte de los participantes iraníes. De alguna forma sería más sencillo acreditar la noción, para la cuál tampoco hay evidencia, de que los declarantes fabricaron conscientemente el avistamiento”. Jerome Clark.

Cuando el suceso alcanzó cierta masividad, el reportero norteamericano Philip J. Klass1909-2005, un reconocido escéptico en materia ufológica publicó en 1983 Ufos: the public deceived (Ovnis: el público engañado), texto donde resume en uno de los capítulos, su posición encima del asunto.

En su informe Klass alega los pilotos habrían confundido sus observaciones, siendo Júpiter, el cuerpo astronómico avistado. Para argumentar su tesis, Klass, sostuvo fallas en uno de los aviones, contratiempos de radar llegando hasta a poner en duda la capacidad de los pilotos.

Escribió:

“El técnico de Westinghouse en la Base Aérea Shahrokhi manifestó que sólo el primer F-4 era celebre por fallas en el equipo, con una larga cronica de cortes de energía, que había sido reparado solo un mes anteriormente del incidente”.

En su exposición Klass además citó:

“La opinión de un gerente de reparaciones de McDonell Douglas, del que el radar del F4 podría haber estado en modo de seguimiento manual, causando una mala interpretación del bloqueo del radar”.

Incidente Teherán: Cuando una Fuerza Aérea enfrentó a un OVNIEn 2011 los militares iraníes capturaron un dron norteamericano Sentinel RQ-170, y que fuera utilizado para tareas de espionaje en tierras de su antiguo aliado. Cortesía: bbc.com

El Plan Genio Oscuro ¿Tapadera Ovni?

Fue en 1960 cuando Irán a petición de Estados Unidos, decide llevar adelante un proyecto incognito de espionaje, The Project Dark Gene (El Plan Genio Oscuro).

Estas tareas implicaron a la CIA, en montón con la Fuerza Aérea Iraní. La alianza oriental posibilitó a los norteamericanos, instalar bases secretas sobre todo en territorios fronterizos, para así espiar los movimientos rusos en cuanto a tecnología militar.

Varios estudiosos consideran que Projecto Dark Gene, estuvo implicado tras los célebres avistamientos de 1976Hasta Aquí.

Conclusión

Hoy en dia el suceso continúa investigándose y más datos se van conociendo. Tan sólo dos años después de los inverosimiles sucesos de 1976, en 1978, Irán volvió a reportar modernos sucesos aéreos desconocidos. En 2014 se conoció un informe de Air Force Monthly denunciado enfrentamientos entre pilotos iraníes, y nuevamente OVNIs descritos como luminiscentes. Los objetos de colosales dimensiones parecieron rondar instalaciones estratégicas, causando gran alerta entre las autoridades de Irán. Estos sucesos habrían tenido lugar entre 2004-2005.

Pero retomando el OVNI de 1976, el lector no debe olvidar que aquel año la NASA inicia uno de sus proyectos espaciales más ambiciosos, a través del envío de las sondas Viking I y II hacia el misterioso mundo rojo, Marte.

Los resultados de aquellas misiones darían la vuelta al planeta, tras conocerse la imagen de una insolita formación bautizada como La Esfinge Marciana. Estos acontecimientos tendrían lugar en Julio de 1976, dos meses anteriormente de los espectaculares avistamientos de Irán. Aunque los hechos puedan no conectar, es indudable aquel excepcional avistamiento sonó a mensaje, tal vez una contestación de esa inteligencia desconocida hacia los avances del hombre en el cosmos.