Ataque extraterrestre contra una familia: el raro suceso Kelly-Hopkinsville

ataque alienigena contra una familia el extrano caso kelly hopkinsville
ataque alienigena contra una familia el extrano caso kelly hopkinsville
Publicidad

Hay casuísticas OVNI vinculadas a un factible «ataque extraterrestre», en que seres desconocidas con intenciones no tan buenas, se presentan ante declarantes.

Las situaciones vinculadas con el fenómeno OVNI: avistamientos, encuentros próximos y acontecimientos de abducción, en un buen número de sucesos presentan un componente descabellado.

Algo en sus formas o su comportamiento que no podemos comprender y razonamos como algo sin sentido y es frecuente localizar testimonios de encuentros con varios entes, que hasta donde se sabe, no se han vuelto a repetir y esas seres no han sido observadas de nuevo o por lo menos, no han sido reportadas.

El raro suceso Kelly-Hopkinsville

Uno de estos sucesos irrepetibles y asombrosas se dio en Agosto del año 1955, en la población de Kelly-Hopkinsville, una zona rural colocada en el estado de Kentucky en EE.UU. y tuvo como protagonistas a los seis miembros de la familia Sutton, entre ellos al cabeza de familia llamado Lucky y a un amigo de nombre Billy Ray Taylor que estaba visitando el domicilio.

Los Sutton vivían en una granja un tanto rudimentaria que no contaba con agua corriente ni con teléfono como ejemplo pero eran propietarios del terreno en el que se situaba y disfrutaban del aislamiento que generaba su situación pues la propiedad se localizaba a una cierta separación de las poblaciones más cercanas.

En la noche en cuestión, ocurrió que el invitado salió de la vivienda para dirigirse a un pozo en el interior de la propiedad para rastrear agua en cambio, cuando se acercó al mismo se localizó con lo desconocido: un «No Identificado» de grandes dimensiones que emitía una luz reluciente estaba aterrizando en un terreno que no quedaba muy lejano de donde él mismo estaba.

Un dibujo del raro ser que vio el primer declarante.

Sin creerse lo que acababa de ver, corrió hacia los Sutton y les contó el inverosimil avistamiento pero se localizó con que la familia se lo cogió a broma y empezaron las bromas y los chistes pero, no pasó demasiado tiempo hasta que se percataron de que el perro de sus amigos estaba ladrando de forma nerviosa. Todos pensaron lo mismo: alguien había entrado a la propiedad.

Los dos hombres no se lo pensaron y reaccionaron velozmente, tomaron sus armas de fuego y salieron a ver qué sucedía e inmediatamente se localizaron con algo que jamás pensaron que verían en toda su vida: un raro ser verdoso de aspecto humanoide, muy pequeño, cerca del metro de estatura, con ojos colosales y de color amarillo situados a una buena separación el uno del otro, una enorme boca, colosales orejas que acababan en punta y brazos muy largos con grandes garras. Un ente muy parecida a un goblin que se está acercando a ellos con los brazos en alto.

Ataque alienígena contra una familia: el extraño caso Kelly-Hopkinsvillekinopoisk.ru

Los hombres estaban armados y reaccionaron en consecuencia: apuntaron y dispararon a aquella visión absurda que tenían ante sí, observaron como las balas impactaban contra la criatura pero sorprendentemente, esta no pareció recibir daño alguno para a continuación salir corriendo a rastrear refugio en el bosque.

Los compañeros volvieron a internarse en la vivienda pero en ese instante empezaron los gritos y con ello, una de las escenas más increibles y absurdas de la cronica de la ufología. Más de estos entes se estaban asomando por las ventanas del hogar y los hombres las dispararon a través de los cristales dejando para su posterior constatación los agujeros de los impactos en los mismos tras lo cual, salieron a rastrear a las criaturas pero no encontraron nada. Todo sucedía de una forma muy rápida y una garra se extendió desde el techo del porche tratando alcanzarles. Más disparos y el ser bajó flotando del tejado para dirigirse de nuevo al bosque. Todos estaban muy nerviosos, no sabían qué eran aquellos entes ni qué querían de ellos, se sentían amenazados, así que volvieron al interior de la casa.

Ataque alienígena contra una familia: el extraño caso Kelly-Hopkinsville

Empezó por lo tanto una batalla campal, la familia se vio asediada por incontables criaturas semejantes, no las podían contar pues se movían con velocidad y no se distinguían apenas unas de diferentes. Les oían con terror correr por el tejado y las veían asomarse por las ventanas. Pasaron horas disparando a aquellos entes, a través de paredes y ventanas sin resultado alguno hasta que concluyeron que tenían que huir de allí. Todos salieron corriendo hacia los coches y se dirigieron a la comisaría de la población para contar el incidente.

Siete personas describiendo que unos entes imposibles estaban asediando su hogar a Russell Greenwell, quien ejercía de Sheriff y al que acabaron convenciendo para que les acompañara de vuelta a la granja.

Por supuesto, cuando llegaron, aquellos siniestros entes ya no estaban, se habian esfumado pero allí quedaban todos los agujeros de balas de las incontables veces que los Sutton habían disparado tratando de defenderse de lo que percibieron como una amenaza.

Ataque alienígena contra una familia: el extraño caso Kelly-Hopkinsville

El Sheriff constató que ninguno de los declarantes estaba bajo la influjo del alcohol ni ninguna otra sustancia y se marchó pero, como si fuera una amarga broma, en el instante en que lo hizo, los amenazantes entes volvieron a presentarse en la propiedad de los Sutton. De nuevo otra batalla, volvieron los tiros, y además el terror. La situación se sostuvo durante toda la noche hasta que las criaturas decidieron marcharse, curiosamente, instantes anteriormente de la salida del sol.

Tenemos un suceso en el que no menos que siete personas se localizaron con lo desconocido y del que hay amplia documentación puesto que no sólo fue investigado por la policía sino que además se implicaron las fuerzas aéreas. Todos los declarantes contaron el mismo relato cuando fueron interrogados por separado y lo mantuvieron hasta el final de sus días algo que convenció a gran cantidad de expertos que estaban contando la verdad.

¿Qué querían estos seres de la familia? Verdaderamente no llegaron a infligir ningún daño físico a los declarantes y en cambio, les aterrorizaron profundamente. ¿Por qué no impactaban las balas contra ellos? Es uno de los relatos más asombrosos y surrealistas de los que se posee constancia: unos entes imposibles y una familia que se defendió con armas de fuego en una escena que baila con ese componente descabellado que caracteriza al fenómeno.