El martillo de Thor: arma secreta de «rayos» de los nazis

el martillo de thor arma secreta de rayos de los nazis
el martillo de thor arma secreta de rayos de los nazis

El martillo de Thor y los nazis: Himmler buscó este objeto mitológico nórdico y además quiso construirlo como una moderna arma secreta eléctrica portentosa.

Heinrich Himmler, uno de los oficiales nazi de más alta jerarquia después de Hitler, mandó a un ejército a rastrear el martillo de Thor, la deidad nórdico. Luego consiguió que la empresa Elemag-Hildesheim diseñara su propia versión del martillo, el cual podía convertir «el material aislante de la atmósfera en un conductor eléctrico», según registros.

La búsqueda por el objeto mítico se constata en una carta de Himmler. Y el ejército que lo buscó fue la Orden Negra, un tipo de escuadrón «esotérico» de la SS que buscaba fundar una religión pagana en Alemania de orígenes ancestrales.

El martillo de Thor moderno ideado por Himmler

Detalle de Thor pelea contra los gigantes (con su martillo), pintura de Mårten Eskil Winge, 1872 (Public domain).

Para Himmler, el martillo de Thor fue un objeto antiguo con capacidades eléctricas que habían usado los denominados «arios» viejos, teorizados por los nazis.

El martillo de Thor se llamaba Mjölnir y según la leyenda nórdica, era el arma más potente de todos las deidades. Thor acababa con gigantes con él, y protegía de adversarios a la Tierra y Asgard, el reino celestial de Odín. Mjölnir podría significar «rayo», dando a comprender su carácter eléctrico.

Los esoteristas nazis investigaron profundamente toda esa mitología germana-nórdica, porque supieron que era un tipo de arma eléctrica. Tradicionalistas alemanes como Rudolf John Gorsleben establecieron una doctrina filosófica-esotérica llamada ariosofía, o sabiduría «aria», que reivindicaba la religión pagana germánica y nórdica anterior al cristianismo (incluyendo la magia y los rituales).

Himmler en el centro. Crédito: Kutxa Photograph Library / Wikimedia commons

El objetivo de Himmler era diseñar un arma eléctrica moderna fundada en el martillo de Thor, el cual protegería a la Alemania Nazi de la tropa de Rusia, considerados por Himmler como la fuerza del «bolchevismo judío» soviético que quería reprender a los germanos. Esto es parte del racismo y nacionalismo de los nazis.

Himmler propuso a la Oficina Técnica de las Escuadras de Protección (la SS) el plan de crear esta arma secreta y propuso tener en cuenta los desarrollos en fisión nuclear que estaba investigando el Consejo de Investigación del Reich (los planes no realizados de la bomba atómica nazi).

El diseño nazi de un arma eléctrica secreta

Dibujo de un amuleto del martillo de Thor del año 1000, George Stephens, 1877 (Public domain).

En noviembre de 1944, la empresa Elemag-Hildesheim presentó el plan del martillo de Thor moderno, ideado por Heinrich Himmler. Los ingenieros sostenían que el arma podría convertir «el material aislante de la atmósfera en un conductor eléctrico».

Con esa capacidad bloquearían señales electromagnéticas de los Aliados (adversarios de los nazis), señales como ondas de radio o de control remoto.

A pesar de ese diseño espeluznante del martillo de Thor, los técnicos de la SS y el jefe del Consejo de Investigación del Reich concluyeron que fabricar el mecanismo era imposible debido a que su costo era desmesurado y su diseño complejo e ilusorio, además de que Alemania estaba muy desgastada por la Segunda Guerra Mundial y no podía financiarlo.

Arma de rayos láser (imagen referencial). Crédito: Lockheed Martin.

Ya eran las instancias finales de la guerra y Berlín estaba siendo bombardeada y rodeada por los Aliados, así que el plan del martillo nórdico jamás se realizó.

Pero teniendo en cuenta el Proyecto Paperclip (cuando Estados Unidos llevó a investigadores nazis al país norteamericano) es posible que EE. UU. se haya interesado o inclusive desarrollado su propia versión de este martillo de Thor moderno de Himmler. Tal vez está siendo usado como arma secreta en estos días.