La técnica secreta de los Incas para «ablandar» las piedras, entregada por las deidades

la tecnica secreta de los incas para ablandar las piedras entregada por los dioses
la tecnica secreta de los incas para ablandar las piedras entregada por los dioses

La técnica secreta de los Incas para «ablandar» las piedras, entregada por las deidades | 

La técnica secreta de los Incas para «ablandar» las piedras, entregada por las deidades. Crédito: Tyler Bell / Flickr – Aidan Moran / fineartamerica.com
Publicidad

Nos preguntamos si ya los Incas poseían una técnica secreta para ablandar las piedras en su era. Ya que en la antigua ciudad, concretamente en Cusco, se observan  construcciones con piedras artísticamente colocadas una encima de la otra. En completa y inmejorable conjunción.

Una impresión alucinante es contemplar la fortaleza de Sacsayhuamán.  ¿De qué forma consiguieron pulir o esculpir los bloques que lo componen? Es una interrogante que incluso deja con la boca abierta a los especialistas en el asunto. Una investigación efectuada por investigadores rusos arrojó algunas pistas.

Una nueva investigación: ¿Los incas poseían una técnica secreta para ablandar las piedras?

Debemos hablar de Sacsayhuamán. Esta fortaleza para ceremonias, está colocada en un valle. Es aquí donde las interrogantes confluyen. ¿Los incas poseían una técnica secreta para ablandar las piedras?

Lo asombroso de la edificación es que fue edificada con piedras de tamaño y peso considerables. Tienen mas o menos 200 toneladas y una altura que puede alcanzar 9 metros.

La técnica secreta de los Incas para «ablandar» las piedras, entregada por los dioses

Imagen de Sacsayhuaman. Crédito: Bob Betzen / Flickr

¿Cómo lograron trabajar con ellas? Moldearlas de figura tal y despues su desplazamiento. ¿Cómo las llevaron hasta ese lugar? De qué implementos y herramientas se valieron para encuadrarlas como un gigante rompecabezas perfecto.

En la investigación nueva, los rusos concluyen que las piezas de bloque fueron fabricadas. Es una explicación lógica. en cambio, incluso queda demasiado por conocer sobre la tecnología real empleada por los incas. Su nivel y conocimientos sobre la ingeniería y edificación es asombroso.

Lo que observaron los españoles a su llegada a Sacsayhuamán

Hacia el año 1533, los españoles admirados se hacían gran cantidad cuestiones al respecto. Ellos ya empleaban para edificar: la polea, las ruedas y el hierro. Lógicamente, tal como nosotros, se asombraron al ver el santuario.

Los nativos utilizaban los troncos de grandes árboles para mover las rocas. Y obviamente los españoles no pensaban lo que veían sus ojos. Ellos consideraban ignorantes a los incas. Jamás pensaron encontrarse con una cultura tan avanzada desde ese punto de vista.

La técnica secreta de los Incas para «ablandar» las piedras, entregada por los dioses

Los conquistadores españoles no esperaban localizar la majestuosidad de Sacsayhuaman.

Los indígenas se tomaron su tiempo en la edificación dedicada a su deidad, el Sol. Utilizaron herramientas muy rudimentarias, elaboradas para tal fin. En los yacimientos arqueológicos han hallado martillos hechos con basalto, cinceles elaborados de bronce, además se han hallado hachas.

La investigación y sus resultados

En el 2012, los investigadores llegaron a la zona, con el objetivo de hacer investigaciones sobre la conservación de este cosmos. Porque había bloques que se estaban degradando a causa de la humedad.

 

La técnica secreta de los Incas para «ablandar» las piedras, entregada por los dioses

Muro en Sacsayhuaman con rocas perfectamente colocadas. Crédito: lourdesatt / Pixabay

Con equipos de alta tecnología se realizó el escaneo de muestras. Los descubrimientos se llevaron a laboratorios para su examen. La conclusión es que molían un material o tipo de roca. Algo parecido a lo que hoy sería arcilla. Con esto hacían los moldes para los colosales bloques.

Es al igual que se descubre que las paredes del santuario fueron levantadas con una mezcla de componentes. Estos bloques tienen resistencia sísmica y flexibilidad. Para la figura de los bloques se estimaba el bloque anterior. Para que cada uno se uniera de acuerdo a su figura.

Un elemento que permite comprender esta tecnología, es que empleaban carbonato de calcio. Unido a arena y arcilla. Este material se emplea hoy día en la fabricación del cemento. Le brinda a las piedras su cualidad para resistir la humedad y el brillo en su acabado.

Un enigma: planta que ablanda piedras

Un sacerdote ya fallecido, llamado Jorge Lira, hacia 1983, hizo una declaración ante la televisión española. Comentó que conocía una planta que ablandaba piedras y que esto fue utilizado por los incas.

El padre estudió por demasiado tiempo esa leyenda. Y finalizó indicando que la planta se denomina Jotcha.

La técnica secreta de los Incas para «ablandar» las piedras, entregada por los dioses

Arbusto de la Jotcha.

otros expertos aluden a la planta Ephedra andina, como la hierba que permite ablandar y moldear las piedras.

Piedras de plastilina

La técnica secreta de los Incas para «ablandar» las piedras, entregada por los dioses

Muros perfectos en el Santuario de Coricancha.

Este enigma antiguo ha conseguido comenzar debates interminables entre los investigadores. La duda es: ¿cómo consiguieron pueblos ancestrales como los incas encajar ciclópeos bloques pétreos en sus monumentales construcciones, con perfección insuperable? ¿Acaso eran artificiales, los prefabricaban o… como dicen algunas mitos, conocieron una técnica secreta para «ablandarlas» y acomodarlas a voluntad, como si fueran de barro?

Richard Nisbet, creador, comenta lo siguiente:

A Hiram Bingham le contaron sobre la existencia de una planta con cuyos jugos los incas ablandaron las piedras para que pudieran encajar perfectamente. Hay registros oficiales sobre esta planta, que incluye a los primeros Cronistas españoles.

Después comprobaría tal versión: Un día, mientras acampaba por un río rocoso, él vió un pájaro parado sobre una roca que poseía una hoja en su pico, vio como el ave depositó la hoja sobre la piedra y la picoteó. El pájaro volvió al día siguiente.

Para por lo tanto se había formado una concavidad donde anteriormente estaba la hoja. Con este procedimiento, el ave creó una ‘taza’ para coger y beber las aguas que salpicaban del río. Teniendo en cuenta el hecho de que el liquen ablanda la piedra para atar sus raíces bajo tierra, y quizás considerando la extinción continuada de razas de esta planta, esta noción no es más que improbable”.

Lo cierto es que la actualidad, se desconoce la verdad sobre cómo los incas edificaron estas ciudades y templos fascinantes.  Por supuesto, incluso hay demasiado por conocer y conocer sobre esta civilización tan avanzada.