El fenomeno Lazaro o como gente vuelve de la muerte

Resultado de imagen de fenomeno lazaro



De cuando en cuando, la noticia de personas que retornan a la vida tras haber sido declaradas muertas saltan a los titulares de prensa.
En demasiados de esos sucesos se habla del Fenómeno Lázaro, no continuamente de forma correcta, en alusión al más significativo de los milagros descritos en los Evangelios: al cuarto día de fallecido, Lázaro volvió a la vida luego de que Jesucristo pronunció estas palabras: “Lázaro, levántate y anda”.
En el campo de la medicina se dice que este fenómeno se presenta cuando un individuo que ha sido declarada clínicamente muerta vuelve a presentar signos o funciones vitales tras haber sido sometida a movimientos de reanimación cardiopulmonar avanzada.
Para ser más específicos, se trata del retorno de la circulación, de forma espontánea, tras un paro cardiaco con reanimación fallida; en diferentes palabras, de revivir después de que las movimientos de reanimación han terminado y la muerte ha sido declarada.
El de Lázaro es un fenómeno excepcional, lo que explica la carencia de estadísticas nacionales o internacionales sobre su ocurrencia. Una breve revisión de bases de datos como Medline, PubMed, Lilacs, Biblioteca Virtual en Salud (BVS) y Google Académico no reporta más de 40 sucesos desde el año 1982.

El término se acuñó una década después, en 1993, cuando Bray J. G. habló del ‘Fenómeno de Lázaro’ en la revista Anesthesiology, para explicarel suceso de un paciente que, tras sufrir la ruptura de la arteria pulmonar y un paro cardiorrespiratorio, recobró el pulso cinco minutos después de finalizadas las movimientos de reanimación.
¿Qué pasa en verdad?
Los dispositivos que podrían aclarar la ocurrencia del Fenómeno de Lázaro aun no están claros y se piensa que puede haber más de un causa implicado. De instante, hay algunas hipotesis que tratan de hallarle un porqué.
La primera apunta a que el aumento de aire en el tórax durante la reanimación eleva tanto la presión que impide que la sangre venosa entre al pulmón; esto hace que el corazón pare por falta de sangre. Al suspenderse la reanimación, la presión baja, la sangre retorna al corazón y con ella se reinicia la actividad cardiaca.
La otra teoría toma en consideración el efecto de los medicamentos usados durante la reanimación, que siguen actuando inclusive después de parar las movimientos. Un ejemplo es el de la adrenalina, que aporta un fuerte estímulo al corazón, el cual podría permanecer después de suspendido el medio.
Lo mismo ocurre con el bicarbonato, que baja sensiblemente los peligrosos niveles de potasio que hacen que el corazón se frene. El efecto podría ser más intenso después de parar las movimientos, por concentración del medicamento.
Y una última teoría: el trabajo de reanimación hace que las placas que tapan las arterias se desprendan y las desbloqueen, lo que le permite al músculo cardiaco oxigenarse y actuar de nuevo.
Con información de la ‘Revista Científica de la Sociedad Española de Enfermería de Urgencias y Emergencias’, número 22, diciembre del 2011. BBC Planeta, 18 de febrero del 2010. ‘Emergency Medical Journal’, número 18, del 2001. ‘Forensic Science International’ 2002, número 127.
Insólito suceso en Kennedy
‘San Lázaro’: así llaman a Javier Vanegas, el hombre de 39 años que el 20 de octubre, con una puñalada en el corazón, sobrevivió tras ser reanimado sin parar durante 45 minutos, en el Hospital de Kennedy. El curioso suceso ha causado fascinación porque los médicos que lo recibieron ni siquiera detectaron en él signos vitales. Pese a eso fue llevado al quirófano, donde le dieron un masaje directo al corazón, incluso que este volvió a latir. sin embargo, su cronica no puede catalogarse en el interior del Fenómeno Lázaro, pues los médicos no habían cesado las movimientos de resucitación, por lo cual tampoco habían oficializado su fallecimiento.
Corazones que vuelven a latir solos

1995 Un hombre sufre un paro cardíaco debido al aumento de sus niveles de potasio, y su corazón vuelve a latir de forma espontánea; el capitulo no le deja secuelas neurológicas.

1999 Se documentan varios sucesos, como el de un hombre de 27 años, en el Reino Unido, que sufrió un paro por sobredosis, y tras 25 minutos de reanimación fue declarado muerto. Un minuto después recobró el ritmo cardiaco y no sufrió secuelas.

2004 En España, una doncella de 94 años sufre un paro durante una cirugía duodenal, tras lo cual es sometida a reanimación durante 40 minutos. Dos minutos después de finalizar las movimientos, recupera el pulso. Murió 18 días después.

2010 El 16 de febrero, en Cali, una doncella de 45 años cobró vida cuando era preparada en la funeraria y su acta de defunción ya estaba rubricada. Quedó con secuelas neurológicas severas.

2011 La revista ‘Emergencias’ (España) presenta el suceso de un paciente con dolencia pulmonar obstructiva, reanimado durante media hora, luego de un paro. Diez minutos después de canceladas las movimientos, recobró el pulso.
Médicos, a vigilar
La mayor parte de sucesos ocurren en hospitales, lo que refuerza las hipotesis de los fármacos y la presión del tórax como causas del fenómeno. Varios proponen monitorear a los pacientes, al menos incluso diez minutos después del cese de la reanimación. Diferentes recomiendan no ‘extubarlos’ (sacar el tubo que lleva el aire a los pulmones) incluso el diagnóstico final, y practicar un test de apnea durante la reanimación.
Publicidad


Source: Mundooculto.es

La entrada El fenomeno Lazaro o como gente vuelve de la muerte se publicó primero en Mundo oculto.
Conoces nuestra App para Android (Misterios y conspiraciones)