Agenda 2030 ONU: «Disminuir el crecimiento del pueblo»

agenda 2030 onu disminuir el crecimiento de la poblacion
agenda 2030 onu disminuir el crecimiento de la poblacion

Agenda 2030 ONU: «Disminuir el crecimiento del pueblo» – 

Publicidad

Agenda 2030 de la ONU: «Disminuir el crecimiento de la población»

Agenda 2030 de la ONU: «Disminuir el crecimiento del pueblo». 

Polémica Agenda 2030 de la ONU y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible, relacionado con el «crecimiento del pueblo».

Hace poco, se reunieron en las Naciones Unidas un asociación conformado por los mayores líderes mundiales, con el  objetivo de brindar observaciones sobre los avances de la Agenda 2030 de la ONU: entre ellos el crecimiento del pueblo.

Hay una polémica sobre una propuesta realizada en el debate encima del medio ambiente y la vida futura de nuestro mundo.

Para esta organización es notable disminuir la pobreza, el hambre mundial y aplicar medidas para dominar la sobrepoblación. Esto ha sido planteado como solución en el objetivo número 18 en esta agenda 2030.

¿Es el objetivo, reducir a la población?

La reducción del pueblo es el objetivo principal de la Agenda 2030. 

Para el año 2015, las Naciones Unidas propusieron y establecieron  17 objetivos en la Agenda 2030.

Varios naciones quedaron comprometidos en dar cumplimiento a los mismos, aunque no cabe duda del compromiso para frenar el cambio climático, demasiados opinan, que falta uno que resulta de gran relevancia para poder dar cumplimiento a la gran mayoría de estos objetivos establecidos.

Para Suecia el crecimiento del pueblo es un inconveniente, y es un tema que no aparece reflejado en los titulares de la prensa mundial con importancia.

Este argumento en verdad resulta contradictorio, ya que los medios de comunicación y periodistas nos bombardean con información constante sobre las consecuencias que trae una sobrepoblación durante el actual caos climático y los daños que podría traer a largo plazo.

La Ciencia alienta este medida

Agenda 2030 de la ONU: «Disminuir el crecimiento de la población»

Investigadores de todo el planeta apoyan el control del pueblo. Crédito: Universidad Nacional de La Plata / Wikimedia Commons

Investigadores afirman que desde el año 1960 al año 2000, la población creció de 3 mil millones a 6 mil millones de personas, originando más contaminación de lagos, ríos, mares, aglomeración de personas en zonas urbanas, mayor requerimiento de agua dulce y de tierras agrícolas; causando un desequilibrio en los ecosistemas.

Millones de personas han muerto por hambre en los últimos 40 años, aun con los avances tecnológicos alcanzados. Inclusive en los naciones desarrollados, el abrupto crecimiento del pueblo trajo como resultado pobreza, riesgo de mortandad por dolencias causadas por sequías, contaminación o inundaciones.

La sociedad sueca como parte de los naciones implicados en el cumplimiento de la agenda 2030, estima que hay una población de 7.6 millones de personas en el mundo. El cálculo de la ONU para el año 2.100 es un aumento de 11 mil millones de personas.

Con todo lo leído, un aumento en esta proporción debería ser alarmante ya que acarrearía mayor contaminación, se necesitaría multiplicar la producción alimentaria, podría incrementar la pobreza y la desigualdad… pero ¿Es completamente cierto?

Consecuencias del crecimiento del pueblo

La contaminación es la provoca más grande la sobrepoblación. Crédito: Chris LeBoutillier / Pixabay

Para los investigadores y encargados de formular políticas del crecimiento del pueblo mundial, esto es un hecho inminente, y gran cantidad de las personas habituales están conscientes de ello y de los riesgos que esta situación puede causar.

82% de investigadores estadunidenses entrevistados por Pew Research Center en el año 2014, informaron que la sobrepoblación era un inconveniente de gran importancia, porque no habrá bastante recursos y alimentación para aclarar sus necesidades.

Reducción del pueblo para hacerla más controlable

El control del pueblo es el objetivo tras la agenda 2030. 

Desde hace demasiado tiempo la élite mundial ha comenzado una ruta para reducir la población mundial de una forma dramática, aplicando planes que funcionarían a corto, mediano y largo plazo.

Una de estas estrategias es la «desindustralización», terminar con las zonas industriales del mundo para que no podamos subsistir. Como ejemplo podemos citar a la ciudad de Detroit; una ciudad que era el pulmón industrial de los Estados Unidos y que poco a poco ha sido reducido a un fantasma de lo que fue.

La gran mayoría de las personas que vivían en Detroit tuvieron que abandonar la ciudad y los que quedaron observaron su calidad de vida reducirse más de la mitad, aumentando los índices de desempleo, criminalidad y, obviamente, mortalidad. Ese escenario, a gran escala, es gran cantidad factible para la élite.

Como estos, son demasiados los ejemplos de que la élite podría estar tratando reducir la población y la Agenda 2030 lo evidenciaría.