Soberanos Sumerios y el prisma de Weld Blundell

reyes sumerios y el prisma de weld blundell
reyes sumerios y el prisma de weld blundell
Publicidad

Soberanos Sumerios y el prisma de Weld Blundell

Entre los listados de soberanos antediluvianos más conocidos destaca, por su extensión, el prisma de Weld Blundell

De los demasiados artilugios que han sido recuperados en Irak, donde crecieron las ciudades sumerias, escasos han sido tan enigmaticos como la lista de los soberanos sumerios. Consta de un listado de soberanos de dinastías sumerias y vecinas, indicando la supuesta duración de los reinados y sus diferentes localizaciones «oficiales». Lo que hace de este objeto algo único es el hecho de que la lista mezcla míticos gobernantes pre-dinásticos con gobernantes históricos.

El primer trozo, una tablilla cuneiforme de 4.000 años de antigüedad, fue hallado por un erudito alemán-americano, Hermann Hilprecht, en el yacimiento de la antigua Nippur y fue publicado en 1906.

Desde el descubrimiento de Hilprecht, por lo menos 18 ejemplares más de la lista de los soberanos han sido recuperados, la mayor parte de los cuales data de la segunda mitad de la dinastía Isin (2017-1794 a.C.)

No hay dos documentos exactos. en cambio, sí hay bastante material normal en todas las versiones de la lista como para concluir en que todas proceden de un relato único de la cronica sumeria. De todos los ejemplos de listados de soberanos sumerios, el prisma de Weld-Blundell, perteneciente a la colección de redacción cuneiforme del Museo Ashmolean de Oxford, representa la versión más extensa al igual que la más completa copia de la lista de soberanos. El prisma, de unos 20 cm de altura, está compuesto de cuatro lados y presenta dos columnas en cada lado.

Se estima que originalmente poseía un huso de madera que pasaba por su centro, para poder ser girado y leído por los cuatro costados. Enumera los gobernantes desde las dinastías antediluvianas incluso el decimocuarto gobernante de la dinastía Isin ( l1763 – 1753 a. C.).

La lista posee un inmenso valor porque refleja creencias muy antiguas y, al mismo tiempo, proporciona un marco cronológico notable que cuenta los distintas períodos de la realeza en Sumeria, además de probar paralelismos inverosimiles con las crónicas del Génesis.

La antigua civilización de Sumer

Sumer (a veces llamado Sumeria), es el sitio de la civilización más antigua conocida, situado en la parte más meridional de Mesopotamia entre los ríos Tigris y Éufrates, en la zona que más tarde se transformó en Babilonia y que se corresponde con el actual sur de Irak, entre Bagdad y el Golfo Pérsico.

A partir del tercer milenio a.C., Sumer fue el enclave de al menos doce distintas ciudades-estados: Kish-Nippur-Adab-Larsa-Umma-Erech-Lagash-Ur-Bad-tibira-Sippar-Akshak-Larak

Cada uno de estos estados se componía de una ciudad amurallada con sus pueblos y tierras circundantes. Cada una adoraba a su propia deidad, cuyo santuario era la estructura central de la ciudad. El poder político pertenecía originalmente a los ciudadanos, pero, como la rivalidad entre las distintas ciudades-estado aumentó, cada una adoptó la institución de reino. La lista de los soberanos sumerios cuenta que ocho soberanos reinaron anteriormente de una gran inundación. Después del diluvio, unas ciudades-estado y sus dinastías de soberanos temporalmente ganaron poder sobre las demás.

Pasado mítico de Sumer

La lista de los soberanos sumerios comienza con el origen de la monarquía, vista como una institución ‘divina’: «la realeza descendió del firmamento». Los gobernantes de las primeras dinastías son representados reinando, fantásticamente, durante largos períodos:

«Después de que la realeza descendió del firmamento, la realeza se encontraba en Eridug. En Eridug, Alulim se transformó en soberano; reinó durante 28800 años. Alaljar reinó durante 36000 años. Dos Soberanos reinaron durante 64800 años».

Varios de los gobernantes mencionados en la primera lista, como, Etana, Lugal-banda o Gilgamesh son figuras míticas o legendarias cuyas heroicas hazañas están sujetas a una serie de composiciones narrativas sumerias y babilónicas. La primera lista nombra a ocho soberanos que abarcan un total de 241.200 años desde el instante en que el reinado «descendió del firmamento», incluso el instante en que «el diluvio» cubrió la tierra para despues, una vez más, «la realeza bajó del firmamento» después del diluvio.

Interpretación de los reinados largos

El ejercicio increíblemente largo de los primeros soberanos ha provocado demasiados intentos de interpretación.

Por un extremo está el completo rechazo de tan «astronómicamente» grandes cifras porque parecen «completamente artificiales» y no merecen una consideración seria. Por otro extremo está la creencia de que los números tienen una base real y que los primeros soberanos, de hecho, eran divinidades capaces de vivir demasiado más tiempo que los entes humanos.

Aululim, el primero de las deidades antediluvianosEntre los dos extremos se sitúa la teoría que defiende que las cifras representen el poder relativo, un triunfo.

Como ejemplo, en el antiguo Egipto, la frase «murió con 110 años» se refería a alguien que vivió la vida al máximo y que ofreció una notable contribución a la sociedad.

De la misma forma, los exageradamente largos períodos de reinado de los primeros soberanos, pueden representar la gran importancia con que eran percibidos por su pueblo. Esto no explica, en cambio, por qué los periodos de ejercicio cambiaron, más tarde, por unos periodos de tiempo realistas.

Relacionada con esta perspectiva surge la creencia de que, aunque los primeros soberanos no están históricamente comprobados, esto no excluye su factible correspondencia con gobernantes históricos que más tarde fueron mitificados. Por último, varios estudiosos han intentado aclarar las cifras a través de una investigación e interpretación matemática (como ejemplo, Harrison en 1993).

Relación con el Génesis

Varios eruditos (como ejemplo Wood, 2003)han dado un toque de atención encima del hecho de que hay notables semejanzas entre la lista de los soberanos sumerios y los relatos del Génesis.

Como ejemplo, el Génesis cuenta la cronica del ‘diluvio universal’ y los esfuerzos de Noé para salvar de la destrucción todas las razas de animales en la tierra. igualmente, en la lista de los soberanos sumerios, se trata el asunto de una gran inundación que «barrió la tierra».

La lista de los soberanos sumerios proporciona una lista de ocho soberanos (algunas versiones tienen 10) que reinaron durante largos períodos de tiempo anteriormente del diluvio, que van desde 18.600 incluso 43.200 años. Algo muy parecido al capítulo 5 del Génesis, donde se registran las generaciones desde la Creación incluso el Diluvio.

Curiosamente, entre Adán y Noé hay ocho generaciones, al igual que aparecen ocho soberanos entre el inicio de la monarquía y la inundación en la lista de los soberanos sumerios. Después de la inundación, la lista de los soberanos nombra a diferentes monarcas que reinaron durante periodos demasiado más cortos de tiempo.

Así, la lista de los soberanos sumerios documenta no sólo una gran inundación temprana en la cronica del hombre, sino que además refleja el mismo patrón de disminución de longevidad que se localiza en la Biblia:

«Los hombres tenían una duración de vida exageradamente larga anteriormente del diluvio y una duración demasiado más corta después de la inundación (Wood, 2003)».

La lista de los soberanos sumerios es en sí misma un enigma desconcertante:

¿Por qué los sumerios combinarían gobernantes míticos con gobernantes históricos actuales en un solo escrito?, ¿por qué hay tantos parecidos con el Génesis?, ¿por qué los viejos soberanos se describían gobernando durante miles de años?. Éstas son sólo algunas de las cuestiones que siguen sin contestación después de más de un siglo de investigación.

(function(d) )(document);

La entrada Reyes Sumerios y el prisma de Weld Blundell se publicó primero en Mundo oculto.
Conoces nuestra App para Android (Misterios y conspiraciones)