Aquiles – Mitología Griega

aquiles mitologia griega
aquiles mitologia griega

Aquiles - Mitología Griega

Publicidad

EL TALÓN DE AQUILES

Aquiles, hijo de la deidad Tetis y del mortal Peleo, fue uno de los grandes héroes de la leyenda griega. De todos los que lucharon en la Guerra de Troya fue el más reconocido. Su papel en la guerra fue decisivo para la victoria de los griegos, pero eso no significaba que pudiese asistir a la caída de Troya.

Pese a sus cualidades sobrehumanas, Aquiles era mortal. Su muerte fue anticipada y, al contrario que diferentes figuras como Heracles (Hércules), no le esperaba la edificación, sino una vida de desesperanza en el planeta de las sombras. La extrema fortaleza, crueldad, arrogancia y belleza de Aquiles se transformó en el prototipo de todos aquellos que quisieran pagar por vivir una vida ilustre, peligrosa y acelerada. Este tipo de vida continuamente conlleva una muerte prematura, tal y como exponen los ejemplos de Alejandro Magno, conquistador macedonio que admiraba al propio Aquiles.

Al comienzo, tanto Zeus como Poseidón cortejaron a la encantadora Tetis, hija de Nereo, dios del mar, pero como debido a una antigua predicción el hijo de Tetis superaría a su padre, se transformó en esposa de Peleo, soberano de Fitia en Tesalea.

Durante su magnífica ceremonia de bodas se sembraron las semillas de la Guerra de Troya cuando Eris, deidad de la discordia, arrojó una manzana dorada sobre los invitados. Iba destinada a Hera, la deidad más bella, pero Atenea y Afrodita iniciaron una pelea con ella para dilucidar quién merecía la manzana, siendo Paris, príncipe de la corona de Troya, el que juzgó al final a petición de todos, con un resultado desastroso.

Tetis sabía que su hijo se convertiría en un destacado héroe, pero además sabía que no llegaría a alcanzar la madurez. Con todo el amor que le podía dar, hizo cuanto pudo para cambiar su destino, incluso bañar a su hijo en las aguas de la laguna Estigia que conducía al Averno para hacerle inmortal. Y casi lo consiguió, pero cuando sumergió a su pequeño en el agua, el talón por el que le sujetaba quedó fuera del agua, y eso provocó que siguiese siendo mortal. Al final fue el «talón de Aquiles» el elemento fatal para el héroe.

Otra versión cuenta que Tetis lo ponía al fuego del hogar para quemar las partes mortales de su cuerpo y despues ungía al niño con ambrosía, incluso que fue interrumpida por Peleo, quien le arrebató al niño de sus manos y éste quedó con un talón carbonizado. Enfurecida, Tetis los abandonó a ambos y Peleo sustituyó el talón quemado de Aquiles por la taba del gigante Dámiso, conocido por su gran velocidad. Esta versión además comenta por qué le llamaban “el de los pies ligeros”.

De esta cronica de Aquiles surge el Complejo de Aquiles. Este complejo se caracteriza por una tendencia a ocultar las propias debilidades bajo una apariencia de invulnerabilidad.

Aquiles - Mitología Griega

(function(d) )(document);

La entrada Aquiles – Mitología Griega se publicó primero en Mundo oculto.
Conoces nuestra App para Android (Misterios y conspiraciones)