Expertos de la Universidad Central de Florida (UCF) desvelaron accidentalmente los criterios necesarios para crear una explosión de tipo del Big Bang

Recrean en laboratorio la detonación del Big Bang (cuando investigaban otra cosa)
.

Publicidad

Investigadores de la Universidad Central de Florida (UCF) descubrieron accidentalmente los criterios necesarios para crear una explosión de tipo del Big Bang

imagen Ilustrativa.
REUTERS

Expertos de la Universidad Central de Florida (UCF) desvelaron accidentalmente los criterios necesarios para crear una explosión de tipo del Big Bang cuando estudiaban los procedimientos de propulsión a chorro de motores hipersónicos. Su hallazgo ha aparecido recogido este viernes en la revista Science.

Kareem Ahmed, maestro asistente del departamento de ingeniería mecánica y aeroespacial, experimentaba con llamas exageradamente activas en el marco de la citada investigación, cuando reveló que por medio una turbulencia se puede provocar que una llama estática (como la de una vela) acelere y, eventualmente, explote.

«Exploramos estas reacciones supersónicas para la propulsión y, en resultado, encontramos este mecanismo que aparentaba muy interesante», explica Ahmed al periódico de la UCF.

En el ensayo se definieron los criterios bajo los que se puede propulsar una llama para autogenerar su propia turbulencia, aceleración y, eventualmente, detonación. Bajo estos criterios el equipo creó un tubo de choque de 5×5 centímetros que produce la turbulencia necesaria para que una llama pasiva se active.

Si bien la explosión recreada en laboratorio es de una escala infinitamente menor a la que dio origen al cosmos, la expresión teórica que se deriva de ella puede servir para entender lo que sucedió a gran escala. igualmente, el descubrimiento podría contribuir al desarrollo de motores de velocidad supersónica más eficientes.

La entrada Investigadores de la Universidad Central de Florida (UCF) descubrieron accidentalmente los criterios necesarios para crear una explosión de tipo del Big Bang se publicó primero en Mundo oculto.
Conoces nuestra App para Android (Misterios y conspiraciones)