El enigma de los cráneos alargados de distintos culturas

el enigma de los craneos alargados de diferentes culturas
el enigma de los craneos alargados de diferentes culturas
Publicidad

 

 

Las evidencias de cráneos alargados se pueden localizar alrededor del planeta. en cambio, su investigación ha sido relativamente escasa, lo que ha convertido a esta deformación corporal en una de las más enigmaticas de todo el mundo…

 

Durante demasiados años, los expertos han hallado cráneos alargados en distintos culturas antiguas de Perú, Bolivia, Estados Unidos, Bahamas, República del Congo, Las Islas Canarias, China, Egipto, Malta, Francia, Rusia, Hawái, Vanuatu, Corea, la cuenca de los Cárpatos, Noruega, Samoa, Australia y Tahití.

Podríamos suponer, por lo tanto, que esta gran expansión por los cinco continentes nos ha brindado el bastante material investigativo de esta anomalía, pero la realidad es otra. Son muy escasos los sucesos que se han estudiado a plenitud, y peor incluso, estos han creado más cuestiones que respuestas.

Los expertos tampoco se han inquieto por estudiarlos verdaderamente… ¿Por qué? No lo conocemos verdaderamente. Aquí varios de los sucesos más controvertidos incluso la fecha.

Deformación anteriormente de los tiempos

Cráneos alargados de los hunos. Créditos: CrónicaLos descubrimientos más viejos sobre cráneos alargados se remontan miles de años en el pasado, encontrándose en neandertales de una cueva de Shanidar, en Irak, y que tienen una datación hacia el 50.000 a. C.

De igual figura, el registro más antiguo sobre esta deformación es del año 400 a. C. y se encuentra en la descripción de Hipócrates de los macrocéfalos que estaban en el Ponto Euxino, al noreste de Anatolia, costa del mar Negro. A estos se les conocía como «los cabezas largas» debido a que se deformaban el cráneo como una práctica ritual insolita.

Pero sin duda, los sucesos menos conocidos es el de los hunos, al mando del implacable Atila, quienes habitaron Europa durante el siglo IV.

En el antiguo Egipto además encontramos la presencia de cráneos alargados. Uno de los soberanos más misteriosos del antiguo Egipto, Akhenaton, y diferentes miembros de su familia, se simbolizan con el cráneo alargado, simbolizando tal vez, que pertenecían a la élite o quizás, querían emular algo más…

La doncella de Tlailotlacán

Cráneo de la doncella de Tlaitotlacán. Créditos: Instituto Nacional de Antropología e Cronica de México (INAH).Uno de los sucesos más importantes sobre este raro fenómeno se dio en el año 2016, cuando arqueólogos mexicanos hicieron público el hallazgo hecho en las ruinas de Tlailotlacán, uno de los urbanismos de la antigua Teotihuacán.

Un esqueleto de una doncella de la élite se localizó enterrado en este lugar, con una datación de 1.600 años. El descubrimiento se había hecho dos años anteriormente y, para ese por lo tanto, los investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Cronica de México aseguraban que el esqueleto no podía pertenecer a ese lugar.

Lo supusieron por la gran cantidad de modificaciones corporales que poseía pero, principalmente, señalaban que la cabeza de la doncella debía observarse alargada y delgada, pues el cráneo poseía una especie de modificación del tipo tabular erecta. Esta modificación, de acuerdo a los investigaciones, se debe a la compresión fronto-occipital extrema. Una práctica que no era propia del Altiplano Central mexicano, lo que lleva a pensar que esta doncella era una extranjera.

La doncella de Corea

Cráneo de la doncella de Corea. Créditos: SinembargoMX.PlosOne, una página web científica, anunció que arqueólogos coreanos habían desvelado un cráneo alargado en una tumba de la Cultura Sila, la cual dominaba la península coreana en los años 57 a. C al 935 d. C.

La doncella, encontrada en las proximidades de Gyeongju, estaba muy bien conservada, a excepción de su cráneo. Este estaba fragmentado y se debió reparar con sumo atencion. De esta figura se determinó que la doncella poseía alrededor de 40 años al morir.

en cambio, además desvelaron que el mismo era anormalmente alargado y estrecho, pero no había sido deformado de forma artificial, además que su anatomía no coincidía con los de la zona. Por lo que, al igual que la doncella de Tlailotlacán, es posible que se tratase de una extranjera.

Malta y el culto de los sacerdotes serpientes

Varios cráneos prehistóricos encontrados en Malta.El archipiélago de Malta es conocido por sus monumentos megalíticos y por su cultura desarrollada en el 5.000 a. C. y el 2.500 a. C., era conocida como la Edad de los Templos, debido a las construcciones únicas.

Pero hay un enigma demasiado más allá de sus grandes construcciones. Enigma que estuvo a la vista de todos incluso los años ochenta, cuando el Museo Arqueológico de la Valetta decidió de retirar la exhibición de varios cráneos humanos con, al menos, 500.000 años de antigüedad.

Estos cráneos habían sido hallados en el hipogeo de Hal Saflieni, un santuario subterráneo prehistórico que ha llamado la atención de los expertos por centenares de años.

¿Por qué el museo eliminó la exhibición? Seguramente por lo alargado de los cráneos, el cual parece no haber sido provocado de figura artificial. Pero esta no era la única «novedad inquietante».

El investigador italiano, Adriano Forgione, consiguió investigar los cráneos debido a los doctores Antor Mifsud y Chales Savona Ventura, quienes consiguieron obtener un permiso especial para ver las calaveras ocultas en el museo.

El ensayo declaró una inquietante verdad; los cráneos tenían un enigmatico aplanamiento en la parte superior de la cabeza. asimismo, no tenían la sutura sagital, algo que es increible de acuerdo a los médicos y anatomistas de toda la cronica internacional.

La sutura sagital es una cicatriz que conecta los dos huesos parietales del cráneo y que se figura de forma progresiva desde el instante que nacemos, cuando los huesos no están unidos. Forgione y Mifsud llegaron a la conclusión de que es muy probable que los dueños de estos cráneos sean de una especie desconocida. Aun así, no se han hecho evidencias de ADN debido a la negativa del museo.

 

Momias de Paracas

Cráneos alargados de Paracas. Derecha: asimismo de la alargada estructura, muestra la presencia de cabello color rojizo, no tan normal en los viejos pueblos sudamericanos. Crédito: Wikimedia CommonsPosiblemente, el suceso más conocido de el presente por todo el enigma que hay detrás de estos esqueletos, los cuales fueron descubiertos en 1920, cuando César Tello Rojas y Toribio Mejía Xesspe encontraron las ruinas de un asentamiento prehispánico. 400 sarcófagos fueron hallados en lo que Tello denominó como «ciudad-cementerio», ya que se alejaba de las fosas habituales descubiertas en el pasado.

Paracas- Necrópolis, el nombre que se le dio a ese lugar desveló piezas de cerámica y textiles valiosas, en cambio, lo que más polémica e impresión provocó fueron las momias desenterradas; estas presentaban un cráneo extremamente alargado. conforme a la investigación, la cultura Paraca realizaba esta acción para «parecerse a sus deidades» ¿Quiénes eran sus divinidades?

Teóricos y creyentes de los Viejos Cosmonautas empezaron a vincular a las momias de Paracas con alienigenas, en cambio, los expertos descartaban esta teoría casi en seguida… incluso el 2011.

Brien Foerster, biólogo canadiense que se especializa en investigar culturas antiguas consiguió convencer a Navarro Hierro, dueño de la colección, extraer muestras de los cráneos más conservados del museo para realizarles examen de ADN.

Para febrero del 2014, Foerster hizo público los misteriosos resultados de estas evidencias, revelando que una de las momias poseía ADN mitocondrial con mutaciones completamente ajenas a cualquier humano, primate o animal conocido. En pocas palabras, se trataba de una especie (¿humana?) completamente desconocida.

¿Una tradición universal o algo más?

Posibles cráneos alienigenas. Créditos: Ciencia ExplicadaMuchas personas han mencionado la posibilidad de que esto haya sido, en el pasado, alguna especie de modelo universal de entes superiores, divinidades o deidades.

Especialistas resaltan que es posible que haya existido una especie distinto a la que desconocemos, de la que no conocemos absolutamente nada y que humanos hayan intentado «imitarlos» para hacerse pasar por ellos, o para probar un estatus similar al que estos tenían.

Cualquiera que observe a los cráneos, inmediatamente pensará en que no pueden pertenecer a este planeta, que son alienigenas. De esta forma, la hipotesis de los Viejos Cosmonautas consigue un aval más para ser tomada en cuenta, a pesar de que aquellos ortodoxos de la cronica tradicional, continúen negándolo.

 

Anuncios