¿Quieres configurar tus sueños? Recurre a estos agentes oníricos

quieres configurar tus suenos recurre a estos agentes oniricos
quieres configurar tus suenos recurre a estos agentes oniricos
Publicidad

¿Quieres configurar tus sueños? Recurre a estos agentes oníricos

El futuro pertenece a aquellos que admiten en la belleza de los sueños. -Eleanor Roosevelt

En todo contexto cultural, desde las antiguas civilizaciones incluso el día de hoy, los sueños han desempeñado un papel notable y enigmatico. El planeta de los sueños es esencialmente enigmatico, y por más que llevamos siglos reflexionando alrededor de esta ‘realidad’ alterna, tal vez una porción considerable de su naturaleza se mantendrá siempre a excepto de nuestro entendimiento.

Todo lo que vivimos influye, potencialmente, en lo que soñamos, la experiencia colectiva y la investigación científica han permitido delinear una relación entre estímulos específicos y efectos parecidas. Debido a esto, podemos proceder a nuestro listado de agentes oníricos, que incluye posturas, alimentos o circunstancias particulares que podrían definir ciertos aspectos de lo que sueñas.

El campo magnético de la Tierra

La actividad geomagnética ha probado tener injerencia en múltiples aspectos de la dinámica terrestre. Distintos animales, sobretodo aquellos que practican la migración cíclica, como los delfines y los pichones, la resienten —algo similar ocurre con los equipos de navegación, por ejemplo el GPS. Los radares, satélites, el espectro de radio-tv, y los campos eléctricos, también son influenciados por esta actividad. Algo similar ocurre con los sueños, al menos según unainvestigación de Darren Lipnicki, quien, tras analizar sus sueños durante ocho años, concluyó que entre menor era la intensidad de actividades geomagnéticas, los sueños adquirían mayor extravagancia.

Sueños y flores

Científicos alemanes de la Universidad de Mannheim desvelaron que olores placenteros, por ejemplo el de una flor, captados por una persona mientras dormía, aumentaban la probabilidad de que experimentara emociones agradables durante el sueño. Lo anterior podría ser utilizado con fines terapéuticos, por ejemplo para disminuir ansiedad o depresión.

Dormir boca abajo erotiza el flujo onírico

conforme con un ensayo por Calvin Kai-Ching Yu, de la Universidad Shue Yan, en Hong Kong, las personas que duermen boca abajo, sobre su estómago, son demasiado más propensas a tener sueños eróticos. Y a pesar de que aún falta profundizar en la investigación de este fenómeno, el creador sugiere que este peculiar fenómeno podría deberse a que en esa postura la persona recibe menos aire del estómago, lo cual podría generar una sensación de apretujamiento que, a veces, asociamos con el acto sexual.

La ubicación geográfica

A pesar de que no hay investigaciones científicos que lo respalden, al menos que yo haya hallado, gran cantidad personas que viven en regiones relativamente cercanas al Ecuador, reportan que cuando viajan a latitudes cercanas al Polo Norte, por ejemplo a los países escandinavos, sus sueños adquieren una nitidez extraordinaria —que inclusive provoca, en varios sucesos, que se entremezclen los sucesos vividos con los soñados. 

El queso y los sueños

Una de las correlaciones más curiosas entre estímulos vividos y sus efectos en sueños es el consumo de queso.  Un ensayo elaborado por el British Cheese Board concluyó que, contrario a lo que se pensaba, el consumir queso treinta minutos anteriormente de dormir puede, tras reducir tus niveles de estrés, estabilizar tu sueño y así evitar sueños angustiantes o pesadillas. Pero la extravagancia verdaderamente comienza cuando la misma organización descubrió que comer queso tipo Chedar te hace más propenso a soñar con celebridades, mientras que ingerir queso azul facilita los sueños estrambóticos y el queso de la región de Cheshire auxilio a dormir plenamente pero complica recordar lo soñado. Esta relación entre el queso y el sueño se podría deber a que el primero contiene un aminoácido llamado triptofan que, aparentemente, actúa de forma activa encima del flujo onírico.

Gastronomía lúcida

En este apartado mencionaremos varios alimentos que facilitan la obtención de sueños lúcidos –aquellos en los que mientras duermes puedes darte cuenta que estás soñando y tambien actuar a voluntad. Según un ensayo realizado en 2002, la vitamina B6 facilita la lucidificación de los sueños. Aparentemente esto se debe a que auxilio a generar y procesar un aminoácido llamado triptófano, que es el encargado de estimular este fenómeno. Consecuentemente se recomienda comer alimentos ricos en vitamina B6, entre ellos pollo, pavo, atún y salmón, o fijos de soya, habichuelas y semillas de calabaza. También se dice que el ajo, la zanahoria, y el ajonjolí facilitan este tipo de experiencias, aunque desconozco cuáles sean las bases para afirmarlo.   

Los aromas

Además del oído, el olfato es un sentido que influye notoriamente en lo que soñamos. Tenemos ya el ejemplo concreto de las flores y los aromas dulces, pero al parecer esta relación ocurre también con todo tipo de olores. Al respecto, el maestro Tim Jacob, especialista en el ensayo del olfato y el gusto en la Universidad de Cardiff, advierte que “el olfato es el único sentido que jamás ‘duerme’. Los demás sentidos tienen que pasar por el tálamo, el cual se encuentra cerrado mientras dormimos”.  

Todo influye todo 

Tal vez sobre decirlo, pero luego de haber repasado este breve listado, es difícil no reflexionar que en verdad todo está exibido a todo. Cualquier pensamiento, emoción, encuentro social, estímulo visual, auditivo, gastronómico, etc figura parte de un intrincado engranaje a partir del cual todo está, permanentemente, influyendo todo lo demás.

Parece un hecho que nuestros sueños son el resultado de millones de variables, dinámica en donde indudablemente pueden detectarse patrones o correlaciones habituales.

Esto nos da la invitación permanente de: observarnos. 

Un reto gracioso podría constatar en experimentar con la lista anterior, comprobar si en nuestro suceso las flores verdaderamente detonan sueños dulces, o si comer queso chedar facilita encuentros oníricos con celebridades. Y posteriormente hacer lo propio con todo: tratar de detectar cómo inciden diversas circunstancias en nuestro sueño, por ejemplo el encuentro con una persona en particular, el consumir un cierto alimento, o escuchar determinada música. Con un poco de suerte tal vez en algún instante lleguemos a ser capaces de programar a voluntad ciertos ingredientes de nuestro sueño, con los beneficios imaginables y aún inciertos que ello podría generar. No olvides anotarlo en tu diario de sueños.

En fin, solo resta recordar que tu, en este preciso instante, eres la suma de absolutamente todas las acciones, decisiones, pensamientos y emociones que incluso actualmente se han registrado en tu vida –si, incluidos los sueños.

(function(d) )(document);

La entrada ¿Quieres configurar tus sueños? Recurre a estos agentes oníricos se publicó primero en Mundo oculto.