Indicios que exponen que todos somos esclavos

indicios que muestran que todos somos esclavos
indicios que muestran que todos somos esclavos

1. Pagas impuestos a personas que te gustaría ver en prisión.

Publicidad

Indicios que muestran que todos somos esclavos Quizá este sea el mayor indicio de que somos esclavos de la matrix. La noción tradicional de esclavitud evoca imágenes de personas con grilletes siendo forzadas a trabajar en plantaciones para los propietarios ricos de las tierras. La versión moderna de esto es la retribución forzada, en la que nuestros rendimientos son automáticamente tomados anteriormente de que siquiera veamos el dinero, independientemente de que aprobemos o no cómo se gasta.  

2. Vas al médico, pero incluso estás enfermo.

La atención medica de el presente, en lo que corresponde al progreso investigador, se ha convertido en un sistema de cuidados para las dolencias, donde raramente se nos aconseja comer bien y cuidar de nuestra salud física y mental, y en lugar de eso se nos recomienda consumir medicamentos y procedimientos costosos que son introducidos por la matrix con fines lucrativos de la salud.  

3. Elecciones políticas.

Indicios que muestran que todos somos esclavos Escogemos un partido A o B y discutimos con nuestros amigos, familiares y compañeros de trabajo sobre la política. Así es como la estrategia de control “divide y vencerás” funciona en nuestra sociedad. Ambos partidos normalmente son corruptos y los candidatos independientes, normalmente de partidos pequeños y tachados como locos, ni siquiera tienen autorización para participar en los debates públicos. Creer en una de estas partes y gastar la energía personal discutiendo con diferentes personas, es hacer nuestra parte para garantizar que “nosotros, la villa” jamás estará unido contra la corrupción.  

4. Esclavos del dinero.

Seguramente trabajas duro haciendo algo que odias para ganar un poco de dinero fiduciario. El trabajo es notable y el dinero paga las cuentas, en cambio, gran cantidad personas pierden los mejores años de su vida haciendo cosas que odian tan sólo por dinero. La verdad sobre nuestro dinero moderno es que no tenemos dinero, en lugar de eso contamos con moneda inflacionaria fiduciaria, que es de propiedad privada y manipulada. Como aun es necesario para sobrevivir en este planeta, lo mejor que puedes obtener por tu tiempo es hacer algo en lo que te guste trabajar con gente que no desprecies. Vivir con menos dinero es más fácil de lo que creemos necesitar, sólo tenemos que ir contra la corriente para darnos cuenta de esto. Funciona más o menos así: tienes un trabajo que odias, o que acaba por deprimirte, pero que paga lo bastante como para sacarte de esa depresión con bienes de consumo que crees indispensables para tu comodidad, como electrónicos, ropa de marca, perfumes caros, etc. Cuando más trabajas, más te deprimes y más consumes esos productos “indispensables” para compensar la depresión, lo que te lleva a una espiral infinita. Raramente alguien consigue salir de este círculo vicioso.  

5. Financiando tus sueños.

Este punto es casi una extensión del anterior. Estás dispuesto a acumular deudas personales para financiar la adquisición de un estilo de vida orientada al consumismo. Cada vez que utilizas una tarjeta de crédito pones dígitos en los balances de los bancos que están más implicados que jamás en el saqueo economico del planeta actual. Estos dígitos son, por lo tanto, multiplicados electrónicamente por el sistema de reserva fraccionaria, lo que aumenta exponencialmente el poder de estas instituciones. Para ser partícipe de este esquema, necesitas pagar ese dinero falso con intereses, a fin de mantener un cierto estilo de vida. Este es un fuerte indicio de que estás doblegado por uno de los principales dogmas de nuestra sociedad: el consumismo.  

6. ¿La TV nos divierte o nos controla?

Indicios que muestran que todos somos esclavos Conversas con personas autenticos sobre los sucesos en curso en los proyectos de televisión. La televisión es la herramienta más potente empleada para el control mental, y la “programación” disponible, aunque indudablemente es agradable, divertida o de entretenimiento, está dirigida a reforzar ciertos comportamientos entre las masas. Dramatizar la importancia del ego, sobre-sexualizar todo, glorificar la violencia y educar la sumisión a la falsa autoridad son las principales propiedades de la televisión moderna. Al tomar lo que está sucediendo en la televisión, volviéndolo parte de nuestra vida real, estamos haciendo nuestro trabajo apoyando el objetivo de la matrix para confundirnos sobre la naturaleza de nuestra realidad, demostrando que algo no tiene verdaderamente que suceder en un determinado orden para que parezca real ante las personas.  

7. Todos estamos siendo vigilados.

Indicios que muestran que todos somos esclavos Si no te incomoda que alguien, en algún lugar, trabajando para alguien te esté observando, escuchando tus conversaciones y monitoreando tus movimientos, por lo tanto, eres un perfecto esclavo para la matrix. La vigilancia invisible es una figura insidiosa de control del pensamiento, al usar la lógica de “no tengo nada que esconder, por lo que no me hace ningún mal que me vigilen”, admites estúpidamente que tienes un amo terrenal y que no eres soberano de mente y cuerpo.  

8. El poder de las armas manda.

Crees que el planeta sería un lugar mejor si tan sólo los gobernantes tuviesen armas. Este es un planeta violento, y los criminales hacen su trabajo contra personas honestas en todos los niveles sociales, inclusive dentro del gobierno. Claro, en un planeta perfecto, las armas no serían necesarias para nadie, pero desgraciadamente, nuestro planeta está lejos de ser perfecto, y las armas de fuego son una figura muy eficaz de protección contra la delincuencia normal y contra los gobernantes abusivos por igual. La voluntad de renunciar al derecho de autodefensa es una señal de que le estás delegando tu responsabilidad personal a alguien. Hacer que las masas abandonen la responsabilidad personal es uno de los aspectos más importantes del control.  

9. Bebemos veneno continuamente.

Conscientemente bebemos agua fluorada. Entre todas las discusiones de salud que hay en el presente, el asunto del agua fluorada es el más complicado de entender, pues se trata de un derivado toxico de un proceso industrial, es decir, veneno. Al agua supuestamente se le agrega flúor para ayudar a nuestra salud bucal, lo que es discutible por sí mismo, pero de ser así, la fluoración involuntaria del agua potable pública es una medicación sin consentimiento, una figura de esclavitud. Conocer esto y seguir bebiendo agua fluorada es una señal de que se está satisfecho con la condición de esclavitud en la matrix.  

10. igualmente comemos veneno.

Conscientemente comemos venenos tóxicos como el glutamato monosódico y el aspartamo. Estos dos productos químicos son ampliamente conocidos por ser tóxicos para el cuerpo humano. A pesar de conocer esto, continuamos envenenándonos con los sabrosos alimentos procesados industrialmente ricos en las sustancias anteriormente citada, dejando en claro que estamos muy bien programados para dar menos valor a nuestra salud, contestando a una gratificación inmediata: comida sabrosa y de preparación fácil y rápida. Este tipo de alimento acaba consumiendo menos tiempo de las personas, lo que nos permite realizar varias actividades en horarios que de otra figura estarían destinados a la comida. Al mismo tiempo estos alimentos nos envenenan y nos hacen más dependientes del sistema de salud. Puedes remitirte al punto 2.  

11. Estamos siendo drogados.

Dependemos de la compleja industria farmacéutica para la gestión de nuestra propia salud mental. El uso de medicamentos psicotrópicos está aumentando de figura vertiginosa en nuestra sociedad, pues las personas han sido convencidas de que los estados mentales y emocionales pueden ser catalogados como dolencias, mientras que la verdad sobre la salud mental natural ha sido ofuscada por los medios de comunicación corporativos y las instituciones médicas con fines lucrativos. Si estás tomando medicamentos psicotrópicos, por lo tanto eres víctima de una de las formas más poderosas de control mental disponibles. Parte de este control es convencerte de que no tienes autoridad sobre tu propia mente. Esto quizá sea lo más terrible de la matrix, y la voluntad de ingerir medicamentos psicotrópicos que condicionan al peor tipo de esclavitud, inhibiendo tus respuestas mentales y emocionales naturales a presiones de la vida que te señalan que necesitas cambiar tus comportamientos y hábitos.  

12. Los medios controladores.

Indicios que muestran que todos somos esclavos Aun no dejas de ver la programación de noticias local y nacional. Los medios de comunicación son una herramienta de control y manipulación que dan continuidad a las ideas y visiones generalizadas del planeta, dirigiendo la atención que estás ofreciendo para hacerte un esclavo de esta figura tan sutil de programación mental. Inclusive las noticias locales son escritas bajo un guion por un puñado de corporaciones con la tarea de formar ciertas opiniones sobre los acontecimientos.  

13. Las distracciones son más importantes.

Estás más inquieto por el deporte en la televisión u diferentes distracciones irracionales que por la calidad de vida en tu ambiente natural. Acontecimientos como el de Fukushima son sucesos que pueden afectar seriamente nuestro futuro en el mundo Tierra. Pero estamos más interesados en competencias deportivas u diferentes tipos de distractores, lo que nos prueba que nuestro sentido de la autopreservación fue robado. Gran cantidad veces creemos que nada de lo que hagamos puede cambiar el curso de los contratiempos de orden mundial, y terminamos por creer que diferentes personas se involucrarán, o dejamos la responsabilidad a los gobernantes. Un indicio inequívoco de que estamos muy bien adiestrados.  

14. El escepticismo.

Te has vuelto escéptico a cualquier área de la vida que no ha sido “probada” o validada por el saber moderna. La propia esencia de el saber es la investigación sobre lo desconocido. Por desprestigiar o ridiculizar experiencias que diferentes personas tienen y que aun escapan a nuestra compresión científica, como las experiencias cercanas a la muerte, la acupuntura o los efectos de tratamientos alternativos de salud, como el uso de hierbas y tés para curar dolencias consideradas como graves, es que reduces la compresión del planeta a una estrecha gama de opciones.  

15. ¿Lo que aprendemos es lo correcto?

Jamás te cuestionas la versión popularizada de la cronica antigua y los orígenes de nuestra civilización. Hay gran cantidad cuestiones sin aclarar sobre los orígenes de la casta humana que apuntan a una versión distinto de la cronica de la sociedad que nos enseñaron en la escuela. Al jamás cuestionar lo que nos han mencionado sobre nuestro origen, estamos siendo cómplices con demasiados de los equipos de creencias impuestos y visiones reducidas del potencial humano que la matrix promueve. Se nos inhibe a pensar desde pequeños.  

16. La autorreflexión.

Indicios que muestran que todos somos esclavos Todos nos identificamos con varios de los puntos mencionados arriba. Actualmente se hace indispensable una reflexión al respecto, para evaluar el verdadero valor de todo en nuestras vidas. En el instante en que decidamos reflexionar seriamente sobre cuestiones no convencionales, estamos desarrollando el ejercicio de nuestro poder de liberación. En el instante que admitimos que tenemos contratiempos, pasamos a pensar en las soluciones, algo que por sí solo ya es algo significativo, después de todo, como vimos arriba, somos condicionados a no pensar de figura crítica, pues condicionar nuestro pensamiento es la principal herramienta de esclavitud moderna.

    from otra realidad

    (function(d) )(document);

    La entrada Indicios que muestran que todos somos esclavos se publicó primero en Dmisterio.com.