La computación cuántica se acelera: Google e IBM consiguen en segundos tareas que necesitarían miles de años

La computación cuántica se acelera: Google e IBM logran en segundos operaciones que necesitarían miles de años
Publicidad

Los logros recientes en computación cuántica anunciados a través de una filtración involuntaria de Google y la puesta en servicio este 15 de octubre de un ordenador de IBM con 53 qubits (incluso actualmente disponía de modelos de 20 qubits, o bits cuánticos) han vuelto a poner el foco en una carrera en la que además participan diferentes empresas como Microsoft, Honeywell, Rigetti Computing, IonQ, Intel y NTT. “Pero incluso estamos lejos. Actualmente mismo, un computador personal cuántico no es viable porque ni hay capacidad tecnológica ni es el objetivo de esta tecnología”, advierte José Luis Salmerón, catedrático de Equipos de Información e Informática de Gestión de la Universidad Pablo de Olavide.

Salmerón coincide en que los avances de Google e IBM son hitos de esta carrera “para hacer viable la computación cuántica en un entorno de producción”, aunque incluso no se puede hablar de computación cuántica plenamente operativa. sin embargo, sí pueden simularse ordenadores que nos acercan a este modelo que permitirá hacer, según el escrito de Google publicado y retirado, en 200 segundos tareas que precisarían 10.000 años en un ordenador convencional.

Ese camino se ha iniciado en el New Digital Business del BBVA, en el que además colabora Salmerón como lead data scientist. Esos algoritmos cuánticos se están utilizando en el procesamiento de información financiera. Pero además queda un enorme camino por recorrer en los ámbitos de la medicina, la farmacia, los componentes, la genética, la ingeniería, la bioquímica, la inteligencia artificial, la robótica y cualquier disciplina que precise de una ingente cantidad de datos con los que aclarar más contratiempos y más complejos.

“No se trata de hacer lo mismo en menos tiempo”, advierte Salmerón, quien estima que el ordenador cuántico está muy lejos de llegar al usuario medio porque, entre diferentes cosas, es innecesario para las labores cotidianas. “Pero el usuario sí se beneficiará porque demasiados servicios a los que recurra sí lo utilizarán, sin contar las investigaciones científicas que podrán avanzar al disponer de una herramienta más potente que cualquier supercomputadora que existe”, asevera en mención a este potencial denominado “supremacía cuántica”.

Esta carrera es internacional: Estados Unidos, China, Francia, Alemania, Japón y Rusia cuentan con proyectos nacionales propios de supercomputación.

¿Qué se ha conseguido?

El informe Supremacía cuántica utilizando un procesador superconductor programable fue publicado y retirado casi en seguida, pero llegó a manos de The Financial Times, que publicó una copia del mismo. En este experimento se utilizó el procesador cuántico Sycamore para probar que las cifras creadas por un generador de números aleatorios eran verdaderamente aleatorias. Los resultados los compararon con el tiempo que emplearía la mayor supercomputadora del planeta, conocida como Summit, en hacer los mismos cálculos y determinaron que habría precisado de 10.000 años.

La clave es que la computación empleada por Google utiliza una “puerta cuántica”, el equivalente a las puertas lógicas que usan los ordenadores convencionales, pero con infinita más capacidad. Entre diferentes propiedades, permite procesar la información no con el sistema binario de 1 y 0, sino con una combinación simultánea de ambos y de figura reversible o con influjo mutua, un fenómeno conocido como entrelazamiento. Salmerón pretende simplificarlo al máximo para hacerlo comprensible. “Con un ordenador convencional obtenemos una imagen en blanco y negro. Con el cuántico, disponemos de una enorme cantidad de escala de grises”. El resultado es un incremento exponencial de la capacidad de procesamiento.

“El logro de Google es un hito inicial, pero combinado con diferentes estrategias puede ser muy notable”, advierte el catedrático de la Pablo de Olavide. Entre los retos que se encuentra la computación cuántica están desde los meramente físicos —el proceso puede observarse alterado por vibraciones o cambios de temperatura— incluso los propios de la programación.

IBM

IBM anunció este septiembre la cercana apertura de su Centro de Computación Cuántica de Nueva York para actividades comerciales y de investigación. A partir de este mes, la multinacional contará con 14 equipos, incluida una nueva computadora de 53 qubits, algo que la compañía considera “el sistema cuántico más grande disponible para acceso externo incluso la fecha”.

Al nuevo sistema podrán acceder 150.000 usuarios de 80 clientes comerciales, instituciones académicas y laboratorios de investigación que han creado desde 2016 más de 200 artículos investigadores y 14 millones de experimentos.

“Nuestra estrategia, desde que pusimos la primera computadora cuántica en la nube en 2016, fue mover la computación cuántica más allá de los experimentos de laboratorio aislados realizados por un puñado de organizaciones y ponerla en manos de decenas de miles de usuarios”, explica Darío Gil, jefe de IBM Research.

Fuente: elpais.com

La entrada La computación cuántica se acelera: Google e IBM logran en segundos operaciones que necesitarían miles de años se publicó primero en Mundo oculto.