el caso mas famoso de abduccionel caso mas famoso de abduccion

​El suceso más conocido de abducción

El 19 de septiembre de 1961, Barney y Betty Hill regresaban a su hogar en New Hampshire, Estados Unidos, tras pasar sus vacaciones en Quebec, Canadá. Es en esa fatídica noche, mientras viajaban por la ruta interestatal 3, cuando observaron una luz blanca en el firmamento. Barney paró la marcha y se bajó del auto, con sus binoculares, él se acercó para ver mejor el fenómeno. Cuando se movió, la pareja continuó su camino lentamente. Continuaron viendo la luz, pero pronto el objeto los siguió y se paró cerca, a unos 80 o 100 pies de separación del vehículo en el que ellos iban.

Al acercarse la luz, Barney se bajó lentamente con una pistola en la mano y con los binoculares pudo ver que el objeto poseía la apariencia de un panqueque con ventanas que permitían ver a su tripulación, la cual era de 8 a 11 pasajeros humanoides. Segundos después unas luces rojas se prendieron en un objeto similar a las alas de un murciélago, y ellos en seguida empezaron a investigar el área. Barney corrió al auto y tras decirle a Betty que los iban a capturar, la pareja huyó a su hogar. La nave se posicionó encima de su auto y de repente zumbidos eléctricos y de maquinarias hicieron vibrar el auto mientras huían a toda prisa. Después del encuentro la pareja quedó desorientada y sentían un raro hormigueo por todo el cuerpo.

Encuentro del tercer tipo

Cerca del amanecer los Hill ya estaban en su hogar, allí se percataron de que habían perdido varias horas sin darse cuenta. Y sentían insolitos impulsos; Betty obligó a Barney a dejar las maletas del viaje en la puerta trasera de la casa, y no en la sala como era la costumbre; Barney sentía urgencia de revisar sus genitales. Al final la pareja se dio una ducha larga para removerse cualquier contaminación. Por la noche Betty examinó su vestido y reveló que poseía un raro polvo rosa, mientras que Barney reveló que las tiras de los binoculares estaban rotas y no recordaba haberlas dañado. igualmente dibujaron lo que habían observado y sus diseños eran muy similares, pero cuando intentaron volver a construir los hechos que vieron, se percataron de que el zumbido que los aturdió había fragmentado sus memorias, recordando solo oraciones que no tenían sentido.

Búsqueda de la verdad

Después de haberle comentado a su hermana, ella le declaró que sí afirmaba en los alienigenas tras haber contemplado un objeto volador no identificado. En septiembre 21 de ese mismo año, Betty hizo contacto con la base aérea Pease, para reportar su encuentro con el UFO, pero temiendo que la crean demente omitió varios detalles. Al día siguiente el Mayor Paul W. Henderson habló por teléfono con los Hills para una entrevista de 30 minutos. En el reporte Henderson declaró que la pareja había confundido el encuentro con el mundo Júpiter. Días después de su encuentro y esa entrevista, Betty prestó varios libros sobre ovnis en la librería local, información que le sirvió para ponerse en contacto con el Mayor Donald E. Keyhoe, el jefe de la N.I.C.A.P, una organización de civiles que investiga encuentros del tercer tipo.
Dos semanas después de su encuentro Betty sufría de pesadillas recurrentes. Cuando le escribió al Mayor Keyhoe sobre su experiencia y las pesadillas, el soldado le recomendó hablar con el maestro Walter N. Webb, un astrónomo de Boston y miembro de N.I.C.A.P. “National Investigations Committee On Aerial Phenomena”, Comité Nacional de Investigaciones sobre Fenómenos Aéreos, asociación que se dedica al ensayo y recopilación de información de encuentros del tercer tipo, y que estuvo activo en los Estados Unidos desde 1950 incluso la década de los 90.

El 21 de octubre de 1961 viajaron a Boston, Massachusetts, para ser atendidos por Webb, quien reveló que la pareja sufría un síndrome de ansiedad y por eso los sometió a hipnosis. Después de 6 horas escuchando los recuerdos del subconsciente de la pareja, el doctor quedó convencido de que habían sido raptados por alienigenas.

C.D Jackson y Robert E. Hohman, miembros de N.I.C.A.P., tras leer el reporte inicial de Webb, dudaban encima del tiempo que duró todo el viaje. Al ser entrevistados por el tiempo del viaje, los Hill desvelaron que se demoraron 7 horas en un camino de solo 4 horas de viaje. Este fenómeno es muy normal en las víctimas de abducciones extraterrestres, en cambio Betty manifestó que recordaba la imagen de la luna brillando en el piso. Pronto surgió el plan de la hipnosis para revelar las memorias perdidas, pero Barney estaba reacio a ser hipnotizado, al final accedió para ayudar a parar los sueños recurrentes de su esposa.

A principios del mes de febrero de 1962, los Hill viajaban los fines de semana para rastrear el sitio donde se encontraron con el ovni, con la esperanza de recuperar sus memorias. Por años buscaron el terreno, pero no tuvieron éxito.

La hipnosis

El 3 de marzo de 1963, la pareja habló abiertamente sobre su encuentro con el psiquiatra Stephens, quien le recomendó ver al Doctor Benjamín Simon en Boston. En noviembre de 1963, los Hill hablaron sobre su encuentro con un asociación de ensayo de Ovnis en el Quincy Center de Massachusetts. Al final la pareja se entrevistó con el Dr. Simon el 14 de diciembre de 1963, durante las primeras sesiones, Simon percibió que el encuentro con los alienigenas estaba causando daños en la psiquis mental de Barney, y era obvio que la pareja afirmaba genuinamente haber contemplado una nave espacial con una tripulación de humanoides. El Dr. Simon empezó con las sesiones de hipnosis el 4 de enero de 1964, realizándolas por separado para que la pareja no escuche lo que cada uno .

En las conversaciones hipnóticas de Betty, sus descripciones hablaban de criaturas de 1.5 metros de alto, que vestían uniformes iguales, tenían piel verdosa y grandes cabezas. Estas criaturas no tenían nariz larga ni bellos en la piel, como usualmente son descritos. Los entes hablaban un inglés imperfecto. En su declaración, Betty vio que en el interior de la nave, Barney caminaba en una especie de trance mientras los escoltaban 3 de los entes. Posteriormente separaron a la pareja, Betty protestó, pero el líder le explicó que así era más fácil examinarlos. Inmediatamente los entes tomaron muestras de su cabello, uñas y piel, la doncella comentó que la acostaron en una camilla tras quitarle su vestido y le insertaron una jeringa larga para hacerle un examen de embarazo. igualmente usaron un hisopo húmedo en su ombligo. Curiosamente, el líder alienigena le pidió que apunte en un mapa donde estaba la tierra, Betty manifestó que no sabía y el líder repuso que por su ignorancia no entendía de dónde provenían ellos. Ella pidió un objeto que corrobore que había sido secuestrada, y el líder le consintió llevarse un texto con símbolos.

Cuando el Dr. Simon escuchó esto, le manifestó a Betty, incluso bajo los efectos de la hipnosis, que dibuje el mapa que le enseñó el líder. Nerviosa de que no lo pudiera reproducir igual que el mapa tridimensional que vio, Betty dibujó lo que más recordaba. Su diseño consistía en un mapa con gran cantidad estrellas, de las cuales 12 se conectaban por líneas que formaban “rutas de viaje”, además había 3 estrellas menores unidas por líneas que eran las rutas menos usadas.

conforme a Betty, los extraterrestres se entusiasmaron tras darse cuenta de que Barney poseía dientes falsos y, cuando se los intentaron quitar, el líder inquirió por qué no podían removerle los dientes y a su esposo sí. Ella le manifestó que por la edad los humanos e veces pierden sus dientes, pero el líder aparentaba no entender el concepto de envejecer. Ella intentó explicarle lo que era un año, pero no parecían entender. Cuando estaban partiendo el líder los escoltó incluso la salida del panqueque volador, pero su tripulación habló en su raro idioma y le quitaron el texto. Minutos después observaron la nave despegar.

Las sesiones de Barney eran muy emocionales, acompañadas de brotes de ira, expresiones de miedo y de llanto histérico. Barney manifestó que tuvo los ojos cerrados durante el encuentro por el miedo, el doctor no le contó a su paciente sobre sus sesiones incluso estar seguro de que no lo traumatizaran más. igualmente reveló que Barney había roto el cordón de sus binoculares cuando corrió con pánico incluso su auto. Recuerda huir a toda prisa y un fuerte impulso de orillarse y profundizar en el bosque donde había 6 personas: unos sujetos que comandaban a Barney a detenerse, 3 de ellos se acercaron al vehículo y le dijeron que no asunto, además recuerda al líder decirle que cierre sus ojos. Incluso hipnotizado, Barney explicó a criaturas muy parecidas a las que su esposa manifestó, excepto que tenían los ojos más grandes y se extendían incluso los lados de sus cabezas. conforme a Barney, los ojos tenían un poder controlador sobre él. Durante su hipnosis manifestó que los ojos le hablaban, que solo veía los ojos así no tuviesen cuerpo.

Cuando los pequeños entes hicieron entrar a la pareja al panqueque volador, Barney manifestó que 3 de ellos lo llevaron a otro cuarto, donde hicieron que se quite la ropa. Allí se acostó en un mueble rectangular para ser examinado. Aunque sus recuerdos eran fragmentados, Barney manifestó que sintió como una copa fue presionada a sus genitales, con la cual extrajeron una muestra de semen. igualmente tomaron muestras de su piel y cabello, revisaron su boca y orejas, insertaron un tubo cilíndrico en su ano, y tambien recuerda que uno de los entes empezó a contar sus vertebras.

Desenlace del encuentro

Los astrónomos de la Universidad de Ohio compararon el mapa que Betty diseñó para el Dr. Simon con su mapa generado a computadora, y el resultado era muy comparable. Los escépticos de este suceso se preguntaban por qué las criaturas hablaban con Betty en inglés, tras que Barney manifestó que se comunicaban con él por medio de una especie de telepatía y hablaban en un idioma desconocido. Al final de las diversas entrevistas le preguntaron a Betty si afirmaba en los alienigenas, la pareja contestó que sí, aunque Barney no afirmaba tanto como Betty. El suceso fue revelado el 3 de marzo de 1963, y es a partir del 14 de diciembre de 1964 que conocieron al Dr. Simon, quien escribió un artículo de sus sesiones para la revista “Pychiatric Opinion”, texto en el que que el suceso era una singular psicología de aberración por una idea.

La pareja regresó a su vida cotidiana y no buscaron popularidad con su experiencia, pero sí conversaban con amigos, familiares y el ocasional investigador de alienigenas. Barney falleció en 1969 mientras que Betty murió en el 2004. Más de 40 años han transcurrido desde el incidente y incluso hay debate sobre la verdad de los sucesos que agobiaron a los Hill.

(function(d) var params = bvwidgetid: «ntv_1910798», bvlinksownid: 1910798, rows: 1, cols: 1, textpos: «below», imagewidth: 150, mobilecols: 1, cb: (new Date()).getTime() ; params.bvwidgetid = «ntv_1910798» + params.cb; d.getElementById(«ntv_1910798»).id = params.bvwidgetid; var qs = Object.keys(params).reduce(function(a, k),[]).join(String.fromCharCode(38)); var s = d.createElement(‘script’); s.type=’text/javascript’;s.async=true; var p = ‘https:’ == document.location.protocol ? ‘https’ : ‘http’; s.src = p + «://bvadtgs.scdn1.secure.raxcdn.com/bidvertiser/tags/active/bdvws.js?» + qs; d.getElementById(params.bvwidgetid).appendChild(s);
)(document);

La entrada El caso más famoso de abducción se publicó primero en Mundo oculto.

Por Sandra