Los trenes fantasma del reino unido

los trenes fantasma del reino unido
los trenes fantasma del reino unido
Publicidad

A medio camino entre la leyenda y lo fantástico, se localizan también los llamados fantasmas inanimados, es decir, «viviendas fantasma» que aparecen y desparecen de la nada en el horizonte de los campos abandonados, inclusive son frecuentes los testimonios que confirman haber contemplado «trenes fantasma» discurriendo por vías ya en desuso u olvidadas. ¿Es esto posible? Lo desconocemos, pero como entra en el interior de lo singular y lo curioso, me  he decidido a ofrecerte el relato de alguno de estos hechos, siendo los más habituales los existentes en Reino Unido.

El tren fantasma de Talyllyn, Gales:

comenzamos viajando hacia la bella Gales, tierra de castillos y de verdes parajes, donde la cronica se entreteje con la leyenda. Justo al norte del país se encuentra la ciudad de Talyllyn, donde los vecinos han observado en más de una ocasión cómo por las antiguas vías que conducen hacia el viaducto de Dolgoch, avanza el mítico tren de Talyllyn. No el comercial, no el que discurre todos los días, sino el que solía usarse hace ya 200 años. Y siempre lo hace de noche.

Son demasiados los excursionistas que han vivido extrañas experiencias en estas vías, se escuchan los silbidos, el traqueteo de la locomotora avanzando, inclusive ven temblar las vías… pero, en ocasiones, ni siquiera llega a hacer acto de presencia. Solo se escucha «el sonido».

El tren de Gloucestershire:

Nos vamos actualmente al oeste de Inglaterra, justo ante una vieja casa de estilo eduardiano donde hace más de un siglo, hubo un incidente ferroviario. Delante de la casa «Woodchester» pasaba la vía férrea que unía las principales ciudades del oeste del país, y fue justo aquí donde surgió la tragedia. Fue una tarde de abril cuando descarriló el tren, llevándose la vida de cuantiosos pasajeros, entre ellos, varios niños. El incidente fue tan grave que se decidió, al final, desviar la linea férrea por otra zona, quedando esta parte inutilizada.

Con los años, se alzó un cobertizo sobre esa parte donde acaeció el incidente. Y es aquí, donde se concentra toda la fenomenología de lo extraño. No sólo es habitual escuchar el silbido del tren, y su traqueteo sobre unas vías inexistentes, sino que, según demasiados declarantes, es habitual ver la figura de varios niños avanzar por esta zona. Actualmente bien, jamás se ha observado el tren fantasma como tal, únicamente se le presiente, se le escucha… Verdaderamente curioso.

Es más…

En el  túnel de Gloucestershire un equipo de filmación que pasó la noche ejecutando grabaciones en la mansión Woodchester (proxima al túnel) captó golpeteos y golpes; así como el rugir de un tren a través de la propiedad.

El tren de Nuneaton en Warwickshire:

Nos dirigimos en esta ocasión al centro de Reino Unido. El tren de Nuneaton tuvo en el pasado una linea emblemática colocada en una zona llamada «Bomb Hills». Hoy en día ya no se utiliza y, en cambio, se ha convertido en un bello escenario para practicar senderismo. Hay un bellísimo bosque y un puente que lo cruza. Fue en 1986 cuando sucedió una de las historias más curiosas en lo relativo a los «trenes fantasma»,

Fue en octubre de ese año cuando un asociación de excursionistas que paseaban por Bomb Hills escucharon el lejano sonido de un tren avanzando hacia ellos, pero era un sonido muy particular, traqueteaba muy, era un sonido antiguo, muy antiguo. ¿Cómo podía ser? ¿De dónde venía en verdad aquel sonido si allí ya no circulaba ninguna línea? Fue al cruzar el puente cuando escucharon un terrible estruendo, y al asomarse hacia abajo, fue cuando desvelaron «aquello». No podían creerlo…

Era una locomotora de vapor que acababa de descarrilar, y a su alrededor, se encontraban decenas y decenas de heridos. Alarmados, fueron a pedir auxilio, pero cuando volvieron en compañía de la policía… Todo había desaparecido. Sólo estaba la misma calma de siempre, la misma quietud. Los excursionistas no lo entendían, demasiados de ellos afirmaban no poder olvidar inclusive el olor a quemado. en cambio, nada de eso había ocurrido. No actualmente, no en aquel presente, pero sí en el pasado. Y es más, según los propios policías afirmaron después, ese tipo de experiencias son muy frecuentes en esta zona.

Los trenes de Londres:

En 1980, se retiró del servicio al último tren del modelo “Nimbus” en Londres, y se le desmanteló para usarlo como chatarra. Pese a ello, el Nimbus ha sido observado varias veces atravesando las vías al túnel sur de la estación Hadley Wood.

Al norte de Londres, en Soham; se puede escuchar cada 2 de junio los sonidos de un terrible incidente, en el cual un viejo tren de municiones explotó por un error al final de la Segunda Guerra Mundial. La explosión reventó todas las ventanas de Soham y redujo la estación escombros. Más adelante en esas mismas vías, se aparece un tren que chocó en 1863, y que se observó en centenares de veces incluso 1970, cuando dejó de manifestarse por razones desconocidas.

La niebla de Lincolnshire:

En 1920, ocurrió un choque de tren en el puente Ancholme, cerca de Elsham en la provincia inglesa de Lincolnshire. El incidente tuvo lugar en una noche llena de niebla, y cuatro personas fallecieron en él.

desde aquel momento, durante las noches nubladas puede observarse a un reluciente tren fantasmal cruzando las vías. En Hallington, donde se hallaba originalmente la estación; gran cantidad personas han denunciado escuchar el sonido de una vieja locomotora de vapor por las noches, pese a que las vías de la población dejaron de ser usadas en 1956. En la población vecina de Halsall, un hombre que grababa escenas de la reserva natural de la población, pudo grabar el inconfundible traqueteo de un tren en las vías abandonadas.

La línea Highland en Escocia:

En Escocia hay una serie de historias vinculadas con la vieja línea Highland, en la región de Moray. Pese a que cayó en desuso hace demasiados años y las vías ya fueron removidas; incluso la fecha se puede escuchar y ver apariciones de máquinas que siguen atravesando los caminos.

El primero es un tren fantasmal envuelto en llamas, y que ha sido observado inclusive en donde alguna vez se encontró una estación. Diferentes declarantes dicen haber sido golpeados por una ráfaga de aire, como si un tren hubiese pasado a toda velocidad frente a ellos.

En 1997, el matrimonio Maddison conducía por el camino Balquhidder cuando escucharon el silbido y el traqueteo de una locomotora de vapor. Instantes después, percibieron lo que parecían ser varios vagones con las luces encendidas pasando a gran velocidad a la separación. Al hablar con el padre de la señora Maddison, el hombre les explicó que las vías habían sido cerradas tras una avalancha en 1965.

Más adelante se encuentra la zona de Lochalsh, que cruza las altas tierras escocesas. Entre los locales se habla de que la construcción de las vías alteró el balance natural; por lo que se expone una locomotora negra y demoníaca que traspasa el camino lanzando llamas incluso desaparecer en las colinas cercanas.

Aunque el tren fantasma más conocido es el del puente Tay Rail, cerca de Dundee. El 28 de diciembre de 1874, el recién erigido puente Tay colapsó justo cuando un tren de pasajeros pasaba sobre él. Como resultado, tanto el puente como la máquina cayeron en el helado río Tay. No hubo supervivientes y solo se recuperaron 60 cuerpos de los 75 pasajeros que viajaban en ese instante. Las vías y vigas que se recuperaron del puente colapsado fueron usadas de nuevo al instante de reconstruirlo.

desde aquel momento se ha observado varias veces a un tren fantasmal acelerando por el puente Tay durante el aniversario del desastre. El tren desaparece al pasar por el centro del puente, como si se cayera de nuevo a las heladas aguas debajo.

(function(d) )(document);

La entrada Los trenes fantasma del reino unido se publicó primero en Mundo oculto.