el alma segun el antiguo egipto esta dividida en 9 partes aqui hay algunasel alma segun el antiguo egipto esta dividida en 9 partes aqui hay algunas

El Alma Según El Antiguo Egipto Está Dividida En 9 Partes. Aquí Hay Algunas

Las nueve partes del alma según el antiguo Egipto

El alma en gran cantidad religiones, tradicionales, espirituales y filosóficas, siempre se ha considerado la parte vital y espiritual de un ser vivo distinto del cuerpo físico. Típicamente, el alma se asimilaba al soplo del viento emitido por las deidades. El alma es originalmente la expresión de la esencia  de una personalidad, entendida como sinónimo de «alma», o «yo» o la conciencia de un ser humano.

Según algunas religiones antiguas, como la del antiguo Egipto, el alma se divide en 9 partes:

Aquí están las nueve partes del alma según el antiguo Egipto.

1) Ba-espíritu / personalidad

El Ba es la parte divina, completamente espiritual, atribuible a la personalidad del alma de una persona. 
Es la esencia sujeta a la permanencia en los mundos espirituales. Podría multiplicarse en relación con el poder de su titular. El Ba salió del cuerpo del difunto y volvió a la momificación.

El Alma Según El Antiguo Egipto Está Dividida En 9 Partes. Aquí Hay Algunas
El alma según el antiguo Egipto está dividida en 9 partes. Aquí hay algunas

Gracias al Ba, además los difuntos, como las deidades, pueden tomar distintos formas, siguiendo diversas transformaciones y manifestaciones. El Ba es eterno y muy cercano a la naturaleza de los Neteru, las deidades y los Neter.

2) La energía cósmica de Akh

El Akh es la hipóstasis «luminosa» de la energía cósmica eterna.

E veces se representa como un ibis emplumado, y vuela lejos del cuerpo después de la muerte de un ser.

Este jeroglífico, que señala el ibis, parece no tener una relación intrínseca con la noción de Akh, excepto por un valor puramente fonético y por su plumaje exageradamente reluciente. De hecho, el mismo jeroglífico, hallado en las sepulturas desde la primera dinastía, constituye la raíz del verbo «brillar» y «ser útil».

Es el elemento luminoso que al morir se une al creador a medida que se eleva en el firmamento brillando como una estrella. Frente al cuerpo, que pertenece a la tierra, el Akh pertenece al firmamento, sobre todo al norte, donde están los astros circumpolares imperecederas.

En los «Textos de las pirámides» se lee:

«Surgen del horizonte ( Akhet ) donde son espíritus puros ( Akhu  y este elemento vincula al faraón fallecido con el planeta divino

Posteriormente, en los «Textos de los sarcófagos», el concepto de akh se extendió a todos los muertos que podrían transformarse en Akh.

3) Ka – La chispa vital

El Ka En el planeta físico es capaz de preservar los recuerdos y emociones de la vida terrenal. Crece con el hombre (o con la deidad) y jamás lo abandona. Por esta razón, después de la muerte, debe ser rezada y recordada por los entes queridos del difunto. El Ka lleva una existencia independiente a la vida terrenal, es impalpable y puede superar todos los obstáculos en el planeta sensible. 
El término Ka señala la fuerza vital de cada individuo. Con propiedades individuales muy marcadas, constituye el temperamento y el montón de cualidades de los entes vivos.

4) Ab- el corazón

Los viejos egipcios pensaban que era el asiento de todas las emociones, por lo tanto, superior en funcionalidad al cerebro.

Sin este órgano, la vida más allá de la muerte es impensable, por lo que fue el singular que quedó en su lugar durante el embalsamamiento, mientras que todos los demás órganos fueron extraídos y colocados, en los puntos cardinales, en los vasos canopos de los niños. de horo.

5) Ren-el nombre propio

Ren es la parte que continúa dando vida a un ser incluso que se pronuncia. El hombre que recibe el nombre adquiere su propia identidad bien definida y su destino.

Figura parte de la personalidad del individuo y constituye una  manifestación de la misma , paralela a su Khat y su Ka, con los que a veces se identifica.

6) Sekem-Energy

El Sekem es la energía, la fuerza, el poder y la luz de una persona fallecida. El Sekhem es el montón de todas las energías que aparecen de la existencia en unión de las partes espirituales y físicas de un ser vivo. El Sekhem, según varios perece al lado con el cuerpo físico, para diferentes, después de la muerte, vive para siempre unido al Ba.

7) Sekhu – cuerpo astral

El Sekhu es la parte astral que tarde o temprano perece y se descompone. Allí residen todas las diferentes partes del ser en el período de existencia de la persona en el planeta físico.

8) Aj – unificar

  Aj es la unificación de «Ka» y «Ba», en vista de un retorno a la existencia. En demasiados sucesos además se aborda en la encarnación

9)   Seju – los remanentes del alma

Seju es parte de la última pieza de la parte animica de cada ser vivo. Le permite agrupar todas las partes en un solo punto.

(function(d) )(document);

La entrada El Alma Según El Antiguo Egipto Está Dividida En 9 Partes. Aquí Hay Algunas se publicó primero en Mundo oculto.

Por Sandra