Descubren en Alaska remanentes fósiles de dos niños de la Edad de Hielo

descubren en alaska restos fosiles de dos ninos de la edad de hielo
descubren en alaska restos fosiles de dos ninos de la edad de hielo
Publicidad


CONSTITUYEN LOS RESTOS HUMANOS DE LA ÉPOCA MÁS JÓVENES DE TODOS LOS ENCONTRADOS EN AMÉRICA DEL NORTE 
Investigadores de la Universidad de Alaska Fairbanks han hallado en Alaska remanentes de dos niños de la Edad de Hielo, que fueron enterrados hace más de 11.000 años. El hallazgo arrojará luz sobre las prácticas funerarias y diferentes aspectos raramente conservados de la vida de las personas que habitaron esa zona hace miles de años.

Los remanentes de dos niños de la Edad de Hielo que fueron enterrados hace más de 11.000 años en un lugar de Alaska, simbolizan los remanentes humanos de esa era más jóvenes de todos los encontrados en América del Norte, según un nuevo ensayo publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences (PNAS).
El yacimiento en que fueron hallados los remanentes, al igual que los artilugios que en él han aparecido, proporcionan modernos conocimientos sobre las prácticas funerarias y diferentes aspectos raramente conservados de la vida de las personas que habitaron esa zona hace miles de años, asevera Ben Potter, investigador de la Universidad de Alaska Fairbanks y creador principal del artículo de PNAS, en un comunicado de dicha Universidad.
Potter ha guiado al equipo de arqueólogos que realizó el descubrimiento en otoño de 2013 en una excavación del yacimiento Upward Sun River, situado cerca del río Tanana, en Alaska central.

Claves sobre sociedades primigenias
los investigadores señalan, por otra parte, que los remanentes humanos y ofrendas funerarias asociadas, al igual que las inferencias sobre de la era del año en que los niños murieron y fueron enterrados, podrían dar lugar a nuevas formas de pensar encima del instante inicial de la estructuración de las sociedades, sobre las tensiones que enfrentaron estos humanos cuando trataban de sobrevivir, y sobre cómo se trataba en la era a los miembros más jóvenes de la sociedad.
Por último, los hallazgos podrían arrojar luz sobre la percepción de la muerte y la importancia que se le daba por lo tanto a los rituales asociados a ella.

Otro niño anterior 
El descubrimiento fue realizado en el mismo lugar en el que, en 2010, se encontraron los remanentes incinerados de otro niño, de tres años de edad. Seguramente, este fue cremado en un antiguo pozo de cocinar. Después, el interior de la casa se ​​llenó con tierra, lo que sugiere un entierro respetuoso.
Los huesos de los dos últimos niños hallados aparecieron en una fosa colocada justo debajo de ese cosmos residencial en el que se encontraron esos primeros remanentes infantiles.
«Tomados en montón, estos entierros e incineraciones reflejan comportamientos complejos relacionados con la muerte entre los primeros residentes de América del Norte«, concluye Potter.
En su artículo en PNAS, Potter y sus colaboradores explican cómo desenterraron los remanentes de los dos niños de una fosa colocada bajo la estructura residencial anteriormente mencionada, y a unos 15 centímetros por debajo del nivel del hallazgo de 2010.
Las dataciones por radiocarbono de los remanentes hace poco descubiertos resultaron idénticas a las del anterior hallazgo (de 11.500 años de antigüedad).
En el interior de las fosas además se hallaron ofrendas, de una importancia sin precedentes. Estas incluyen puntas de piedra con formas, y cornamentas decoradas con incisiones abstractas, que representarían varios de los ejemplos más viejos de armas con mango de América del Norte. Esto significa que se le daba importancia a los elementos de caza en las ceremonias de sepultura, escriben los expertos.

Carencia de recursos
los investigadores además inspeccionaron los remanentes esqueléticos y dentales para definir la edad y el sexo probable de los niños en el instante de su muerte: uno de ellos habría sobrevivido unas pocas semanas a su nacimiento, mientras que el otro murió en el útero.
La presencia de tres cuerpos infantiles en un solo lugar podría indicar una escasez de recursos, por ejemplo de alimentos, en aquel instante.
Los hallazgos resultan valiosos para el saber, ya que, excepto circunstancias especiales como las descritas en el escrito, hay poca evidencia directa sobre prácticas de organización y enterramiento de tales culturas humanas primitivas, que no tenían lenguaje escrito. 


☉ Vídeos

from otra realidad 

(function(d) var params = bvwidgetid: “ntv_1910798”, bvlinksownid: 1910798, rows: 1, cols: 1, textpos: “below”, imagewidth: 150, mobilecols: 1, cb: (new Date()).getTime() ; params.bvwidgetid = “ntv_1910798” + params.cb; d.getElementById(“ntv_1910798”).id = params.bvwidgetid; var qs = Object.keys(params).reduce(function(a, k) a.push(k + ‘=’ + encodeURIComponent(params[k])); return a,[]).join(String.fromCharCode(38)); var s = d.createElement(‘script’); s.type=’text/javascript’;s.async=true; var p = ‘https:’ == document.location.protocol ? ‘https’ : ‘http’; s.src = p + “://bvadtgs.scdn1.secure.raxcdn.com/bidvertiser/tags/active/bdvws.js?” + qs; d.getElementById(params.bvwidgetid).appendChild(s);
)(document);

La entrada Descubren en Alaska restos fósiles de dos niños de la Edad de Hielo se publicó primero en Mundo oculto.