Los 7 demonios más poderosos y sus orígenes

los 7 demonios mas poderosos y sus origenes
los 7 demonios mas poderosos y sus origenes
Publicidad

Resultado de imagen de los 7 demonios más poderosos y sus orígenes

El origen de los demonios y los 7 príncipes del infierno
A lo largo de muchísimos años las viejas historias nos contaban que en un comienzo existió el bien y por consecuencia nació el mal, varios manifiestan que esto es evidencia de la existencia de Dios diferentes mas bien dicen todo lo contrario, pero de lo que estamos claros es que existieron demonios en muchísimas culturas representando los peores defectos de la sociedad. Hoy les traemos su origen (cronica), sus atributos y los 7 príncipes del infierno.

Como se cuenta, los demonios en un comienzo fueron Ángeles con los mismos atributos que los demás pero se cuenta por demasiados teólogos que Dios puso aprueba a estos ángeles, les manifestó que deberían adorar la futura encarnación de su divino hijo y que a este deberían alabarlo, pero Luzbel (Lucifer), en su arrogancia y soberbia se negó y se rebeló contra Dios por no aceptar que su hijo se reencarnara en una criatura más inferior que ellos, pero él no fue el singular sino diferentes ángeles se le unieron a su provoca (se cuenta que fueron un tercio del total), “No serviré” (Jer. 2, 20). “Seré igual al Altísimo” (Is. 14, 14), pero el Arcangel Miguel se opuso contra los planes de Lúcifer dio un grito de amor y lealtad: ¿Quién como Dios?.

Un artículo relacionado: El origen de los ángeles y los 7 arcángeles

La lucha del bien y el mal.

“En ese instante empezó una batalla en el Firmamento: Miguel y sus Ángeles combatieron contra el Monstruo. El Monstruo se defendía apoyado por sus ángeles, pero no pudieron resistir, y ya no hubo lugar para ellos en el Firmamento. Echaron, pues, al enorme Monstruo, a la Serpiente antigua, al Diablo o Satanás, como lo llaman, al seductor del planeta entero, lo echaron a la tierra y a sus ángeles con él”. Apocalipsis (12, 7-10).

“Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los encarceló en cavernas tenebrosas, arrojándolos al Infierno” (2a. Pe. 2, 4).
Otra posible provoca de la rebelión sería porque Lucifer el hijo del mal, envidiaba la perfección de Dios, y el orgullo y la soberbia fue el impulso de la rebelión.

Según los textos bíblicos los demonios presentan estos atributos:
Son espíritus: Mateo 8:16; Lucas 10:17, 20
Pueden aparecer visiblemente: Génesis 3:1; Zacarías 3:1; Mateo 4:9-10
Pueden hablar: Marcos 5:9, 12; Lucas 8:28; Mateo 8:31
Admiten: Santiago 2:19
Ejercitan su voluntad: Lucas 11:24; 8:32
Demuestran inteligencia: Marcos 1:24
Tienen emociones: Lucas 8:28; Santiago 2:19
Reconocen: Hechos 19:15
Tienen fuerza supernatural: Hechos 19:16; Marcos 5:3
Tienen presencia asombroso: Daniel 9:21-23
Son eternos: Mateo 25:41
Tienen su propia doctrina: (1) Timoteo 4:1-3
Son malignos: Mateo 10:1, Marcos 1:27; 3:11

Los 7 príncipes del infierno

Lucifer “El ángel caído”

Lucifer significa portador de luz, lucero reluciente, el más luminoso de los astros, después del sol y la luna, se dice que Lucifer era uno de los ángeles más hermosos, y como lo dijimos con anterioridad por soberbia se rebeló contra Dios. Se le atribuye los siguientes nombres: Satanás, Lucifer, Luzbel.
“¿Cómo caíste desde el Firmamento, estrella reluciente, hijo de la Aurora? ¿Cómo tú, el vencedor de las naciones, has sido derribado por tierra? En tu corazón decías: ‘Subiré incluso el Firmamento, y levantaré mi trono encima de los astros de Dios … subiré a la cumbre de las nubes, seré igual al Altísimo’ Mas ¡ay! has caído en las honduras del abismo.” (Is.14, 12-15).
El portador de luz fue el favorito de Dios incluso que su arrogancia lo llevó a rebelarse contra el supremo dirigiendo una revuelta en el Firmamento que inició una guerra angelical, una revuelta que finalizó cuando Lucifer fue vencido por el arcángel Miguel ayudado por la mano de Dios, quedando de este modo exiliado al Infierno.

Belcebú (Baal) “El señor de las moscas”

Es uno de los demonios principales, más viejos, representando uno de los siete príncipes del infierno
En la religión Cristiana fue identificado como Satanas, “Amo de la inmundicia”, “Amo del infierno.
Conocido además como “El Señor de las moscas” Belcecú es uno de los siete príncipes del Infierno y el que representa el pecado capital de la gula. Su nombre deriva a Ba’ al Zebûb, un término despectivo que los hebreos emplearon para burlarse del hecho de que los templos donde era adorado estaban repletos de moscas, insectos que se alimentaban de la carne de los sacrificios que no era recogida y se dejaba pudrir dentro del santuario.
Según la versión de los inquisidores, Belcebú era el señor y maestro en los Sabbaths de las brujas, que en su nombre se negaba a Jesucristo y que, en los pedazos de pan que daban durante la eucaristía de aquellas misas negras, estaba grabado el sello de Belcebú en lugar de la cruz del Salvador.

Mammón “El hijo del demonio”

La avaricia, materialismo y la codicia reflejarían este príncipe, sonríe por las diferencia entre ricos y pobres, por la sed del dinero y el poder, su creencia se profundiza en la edad media, mitos y leyendas atribuyen a Mammón como embajador del infierno y observa al planeta desde una cueva de riquezas inimaginables.
Mammón es el demonio de la avaricia, de la codicia y el materialismo. Él, que según el jesuita Peter Binsfeld es uno de los “Siete Príncipes del Infierno”, es el demonio ante el cual se arrodillan todos aquellos esclavos del dinero que viven en el planeta consumista de el presente. Así, más que ningún otro demonio, Mammón reina hoy.

«No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen y donde ladrones minan y hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará además vuestro corazón. Ninguno puede servir a dos señores; porque o aborrecerá al uno y amará al otro, o estimará al uno y menospreciará al otro. No podéis servir a Dios y a Mammón.
Mateo 6:19-21.24.

Belfegor “El demonio de la pereza”

Cumple su función como demonio secundario, él es la representación de la pereza, este demonio nos tienta al conformismo, ociosidad.

Belfegor es uno de los llamados “Siete Príncipes del Infierno”. Él es el demonio de la pereza y todas las manifestaciones que la acompañan: la desidia, el conformismo, la comodidad que conduce a la inercia de la mediocridad. Conocido además como “El Señor de la Apertura”, Belfegor suele incitar a caminos fáciles y poco éticos.

Leviatán “Demonio de los océanos”

Un demonio acuático, que pretende poseer a las personas, siendo muy complicado de exorcizar.
Considerado como uno de los “Siete Príncipes del Infierno”, Leviatán es para demasiados interpretes una figura simbólica del mismo Satanás. Él es el “Dragón que está en el mar” del que habló el profeta Isaías , la Serpiente Antigua, el terrible “Amo Demonio de los Océanos” referido en el Diccionario Infernal de Collin de Plancy.

Asmodeo “El demonio de la lujuria”

Conocida por gran cantidad culturas, originarios de demasiados nombres, responsable de los deseos sexuales de los humanos, condenando a las almas al segundo círculo del infierno. (La divina comedia)
En el Texto de Tobit, Asmodeus (Asmodeo) se enamora de Sarah, hija de Raquel, y cada vez que aquella contrae matrimonio, mata al marido durante la noche de bodas. Así llega a matar a siete hombres, impidiendo que consumen el matrimonio. Más tarde, Sarah se promete a un adolescente llamado Tobías, hijo de Tobit. Éste recibe la auxilio del arcángel Rafael, el cual le enseña cómo librarse del demonio. De este modo, Tobías toma un pez y le arranca el corazón, los riñones y el hígado, colocándolos sobre brasas. Asmodeus no puede soportar los vapores así desprendidos, y huye a Egipto, en donde Rafael lo encadena. No se sabe más de la suerte que corre este demonio, pero se le presenta como signo del deseo carnal.
Asmodeo es el demonio de los pecados carnales, el ser que se encarga de llevar a los hombres a las turbias aguas de la lascivia. Él disfruta incitando la infidelidad y destruyendo noviazgos y matrimonios. Como escasos, Asmodeo es un demonio que aparece en la Biblia como un ser bien diferenciado de Satanás.

Amon “El demonio de la ira”

Es un marqués del infierno comanda 40 legiones de demonios, él cuenta las cosas del pasado y del futuro, su trabajo es mantener la ira de los entes humanos, varios manifiestan que Amon y Mammon son el mismo demonio.
No hay acuerdo en cuanto a su representación, apareciendo a veces como un hombre con cabeza de búho, y diferentes como un hombre con cabeza de lobo y cola de serpiente. Los demonólogos han asociado su nombre con la deidad egipcio Amun o con la deidad Ba’al Hammon de los cartagineses; además conocido como el ángel de la muerte, su nombre significa “Aquél que induce a la ira y asesinato”.

Misterios y Conspiraciones

(function(d) var params = bvwidgetid: “ntv_1910798”, bvlinksownid: 1910798, rows: 1, cols: 1, textpos: “below”, imagewidth: 150, mobilecols: 1, cb: (new Date()).getTime() ; params.bvwidgetid = “ntv_1910798” + params.cb; d.getElementById(“ntv_1910798”).id = params.bvwidgetid; var qs = Object.keys(params).reduce(function(a, k),[]).join(String.fromCharCode(38)); var s = d.createElement(‘script’); s.type=’text/javascript’;s.async=true; var p = ‘https:’ == document.location.protocol ? ‘https’ : ‘http’; s.src = p + “://bvadtgs.scdn1.secure.raxcdn.com/bidvertiser/tags/active/bdvws.js?” + qs; d.getElementById(params.bvwidgetid).appendChild(s);
)(document);

La entrada Los 7 demonios más poderosos y sus orígenes se publicó primero en Mundo oculto.