NIBIRU EXTINGUIÓ a los DINOSAURIOS según el astrofísico Whitmire

156161656143981996944547138865262332805179374745558 400x224
156161656143981996944547138865262332805179374745558 400x224
Publicidad

Todos ustedes sabrán de la popular hipotesis de que un asteroide o cometa fue el responsable de la extinción de los dinosaurios. Pero actualmente un astrofísico retirado llamado Whitmire hoy en dia maestro de matemáticas en la Universidad de Arkansas, EE.UU, estima que el responsable podría ser en verdad el mundo X.


El maestro Whitmire aprovechó el ruido creado en los últimos meses por el nueva descubrimiento de que el mundo X o además denominado Nibiru, debe existir, dado que se han detectado anomalías en las órbitas de Sedna, Plutón y tambien Neptuno, además se debe añadir las anomalías en las rocas del cinturón de Kuiper. Los cálculos realizados por los expertos de Caltech, solo dan como responsable un mundo sin localizar, cuya órbita es muy lejana y desconocida, solo podría ser debido a un mundo de unas 10 veces la masa de la Tierra.

El investigador Whitmire recupera su vieja hipotesis que explica en las noticias mensuales de la real sociedad Astronómica. Según el maestro el hipótetico mundo X podría desencadenar periódicas lluvias de cometas o asteroides las cuales encajan perfectamente con las extinciones masivas que se han producido en la Tierra, entre las que se encuentra la gran extinción de los dinosaurios.

Según un ensayo publicado en varias revistas científicas hace varios años, la Tierra es sacudida con una extinción intensa cada 27 millones de años durante los últimos 500 millones de años, según las estimaciones. El astrofísico aprovecha esta hipotesis para dar validez a la suya, pues explica que el mundo X debería de tener una órbita gran cantidad inclinada y se aproxima al cinturón de Kuiper cada 27 millones de años empujando las rocas hacia el interior del Sistema Solar, demasiados de estos asteroides o cometas son desintegrados anteriormente de llegar a las proximidades del Sol, pero alguno podría llegar a impactar contra la Tierra