Libros prohibidos, entre el mito y la verdad

libros prohibidos entre el mito y la verdad
libros prohibidos entre el mito y la verdad
Publicidad

La Clavícula de Salomón

La Clavícula de Salomón es uno de los libros de magia más inexplicables de todos los tiempos. Según la leyenda, el soberano Salomón recibió la visita de un ángel que le proporcionó todo tipo de conocimientos mágicos para que los usara sabiamente, incluida la capacidad de gobernar sobre los demonios, que el monarca utilizó para construir su mítico Santuario. Cuando Salomón vio llegar el fin de sus días los dejó escritos para hacer partícipe de los mismos a su hijo Roboan. Éste fue, presuntamente, el origen de la Clavícula. Pero la mayor parte de estas obras se perdieron en un devastador incendio. Tan sólo se salvaron el citado grimorio y el Testamento. La mención mítica a los mágicos “poderes” del monarca se ve apoyada por la Sutra XXVII del Corán, que cuenta cómo, siendo un niño, Salomón aprendió de su padre, el soberano David, el “idioma de los pájaros”, que éste había aprendido cuando era un adolescente pastor. Y además el historiador judeo romano Flavio Josefo (s. I) alude en sus Antigüedades al soberano Salomón como mago y escritor de obras mágicas. en cambio, según demasiados estudiosos, la autoría de la Clavícula se le supone al mago veneciano Antonio del Rabino, a quien se atribuye además el Gran Grimorio. En cualquier suceso, Rabino afirmó haber redactado la obra basándose en textos autógrafos del mismísimo soberano Salomón. Con el tiempo, estos textos fueron copiados en pergaminos de dimensiones adecuadas para poder esconderlos entre los ropajes y garantizar su circulación de figura prolífica. Pero la Inquisición consiguió localizar y quemar demasiados de ellos y apenas quedan grimorios, excepto conservados en algunas grandes bibliotecas.

El Grimorio de Armadel

El Grimorio de Armadel, guarda en sí las fórmulas y los Sellos Misterios atribuidos al Soberano Salomón, que han ido transmitiéndose oralmente, incluso que en 1202 aparece en Inglaterra un manuscrito titulado Las Verdaderas Claves del Soberano Salomón escrito por Armadel. (En este sentido, los criterios son harto dispares y la carencia de datos e información histórica sobre Armadel, y la apariencia inocua de su nombre, robustecen las conjeturas y las diferencias de las interpretaciones; mientras para unos la hipotesis de que el Soberano Salomón sea el verdadero creador de esta obra, es autentica, para diferentes no pasa de ser una falacia; en cambio su efectividad y su relación con la Qabalah Ritual, están ampliamente demostradas) Otra de las teoría, relaciona a esta obra, con el Grimorium Verum (Grimorio Verdadero), supuestamente escrito en el siglo XVII, fecha en que se recoge, en el Arsenal de París, el manuscrito original en francés del Grimorio de Armadel.
Por otra parte, se localizan las concomitancias con la célebre obra de Goethe, Fausto, que dan lugar a la tesis de la posible existencia real de un Dr. Fausto, conocedor de estas fórmulas mágicas.
La lista de nombres relacionados con esta obra es gran cantidad amplia, como ejemplo podemos citar aGeorgius Sabellicus, Cornelius Agrippa, Edward Kelley, John Dee, etc., etc., incluso llegar al mismo Mac Gregor Mathers. Y sin duda, además se relaciona con diversas escuelas y movimientos ocultistas.
Lo que sí es indiscutible, es la existencia de los manuscritos originales, que se localizan incluso la actualidad en el Museo Británico de Lansdowne, y en la Biblioteca del Arsenal de París, y la antigüedad real de los mismos que los Sitúa en la Edad Media.
En los textos originales, es habitual el sincretismo o mezcla de divinidades griegas y hebreas, al igual que la adición de seres maléficas para el enriquecimiento del Ritual Mágico. Estos factores determinan la seguridad de unas raíces más antiguas, pero desconocidas, tanto como su propio creador (Armadel).
Los Sellos contenidos en este Grimorio, son prácticos y funcionales en el campo de la Magia y la proyección astral, y son utilizados por distintos Escuelas, Órdenes, Movimientos y Sectas Ocultistas, al igual que por Magos Independientes. Y, por supuesto, requieren de un hondo conocimiento de las Ciencias Ocultas, y de una buena preparación del propio alma, para entender el planeta al que dan acceso. De lo contrario, su práctica puede ser Peligrosa y desconcertante.
Demasiado se ha escrito en relación a estos temas, pero jamás habrán palabras que rebasen la riqueza de la propia experiencia. El Grimorio de Armadel contiene las claves que le permitirán conocer el lado práctico del Ritual Mágico, de una figura sencilla y directa.

El Texto de la Magia Sagrada de Abra-Melin

La magia sagrada además conocido como Texto de Abramelín el Mago es, sin lugar a dudas, uno de los libros de magia más importantes de los que se tenga conocimiento. Existen varias copias del manusdrito en Alemania y en Italia, aunque es la Biblioteca de Arsenal, en París, la que cuenta con un manuscrito ya desaparecido y que hoy en dia puede ser consultado sólamente en microfilm.
Este célebre grimorio antiguo cuenta la cronica de un mago egipcio llamado Abramelín que enseña sus misterios a Abraham de Worms, un judío que vivió entre 1362 y 1458, y que este más tarde transmitiría a su hijo Lamech.
Cuenta la leyenda que Abraham de Worms realizó un viaje desde su natal Alemania incluso Egipto y fue ahí donde conoció al viejo mago egipcio quien por aquel por lo tanto ya poseía un dominio total de la kabalah. Cuando Abraham estableció contacto con el anciano le pide que le revele todos sus misterios y conocimientos, éste accedió a sus peticiones, no sin anteriormente pedirle que renunciara a sus falsos dogmas y seguir los caminos del señor. Cuando Abraham de Worms cumplió su peticiones, Abramelín le entregó dos manuscritos para que los copiara y pidió por ellos 10 florines para distribuirlos entre 72 pobres en Arachi, su pueblo natal, en Egipto. Abramelín hizo jurar a Abraham servicio eterno al señor y después de esto le declaró todos sus misterios y enseñanzas.
Aunque no es precisamente un texto de magia negra, lo cierto es que si se pueden localizar invocaciones a demonios, pues se dice que este texto presenta un elaborado, complicado y largo ritual de 18 meses para poder conversar y obtener los conocimientos del Ángel Guardián de Abramelín. Durante este lapso, los magos deben orar diariamente anteriormente del amanecer y de la puesta del sol, guardar votos de castidad y abstenerse de cualquier bebida embriagante, además de tener una vida de completa virtud, se dice que al final de este lapso preparatorio aparecerá el ángel para revelarnos todos sus misterios, después será necesario que el mago invoque a los 12 soberanos y duques de la corte infernal, para que estos queden a su servicio y le ayuden a realizar distintos hechizos.
Desde que se tuvo conocimiento de un grimorio de tal alcance, se le ha considerado uno de los más importantes; en cambio, los que conocen de este asunto, afirman que invocar y tener tratos con demonios no debe ser tomado a la ligera y, por el contrario, puede llegar a ser verdaderamente peligroso. Entre los que nos previenen de los peligros y uso de este texto estaba Alleister Crowley, uno de los ocultistas más influyentes del siglo XX.

Grimorio de La Golden Dawn

La Orden Hermética del Golden Dawn (Alba Dorada) es una «sociedad» hermética de carácter incognito esotérica occidental. Es depositaria del conocer hermético, cabalístico, alquímico, teúrgico, del gnosticismo cristiano y la tradición rosacruz, entre diferentes.
Fue creada en Inglaterra a finales del siglo XIX por Mathers, Westcot y Woodman. conforme a la tradición, William Wynn Wescott localizó un manuscrito codificado que contenía los rituales de iniciación necesarios e instrucciones para ponerse en contacto con una Logia Rosacruz Alemana dirigida por una soror llamada Ana Sprengel. Esto llevó a la creación de la Orden, como una filial de Die Goldene Dämmerung, a la que se le dio el nombre de «Santuario Isis-Urania No. 3».
en cambio, la Orden Hermética de la Golden Dawn, Orden externa de la Orden Rosacruz Alpha et Omega cuenta que este relato es simbólico y se utilizó para velar la identidad de los Maestros que transmitieron el linaje a la Orden Iniciática y sostiene que su linaje puede trazarse incluso la Orden Rosacruz de Oro Alemana, a través de Kenneth McKenzie, quien fuera iniciado en Austria por el Conde Apponyi de Nagy-Apponyi.
La Orden Hermética de la Golden Dawn y la Orden Exterior de la Orden Hermética de la Golden Dawn tienen diversos Templos alrededor del planeta que perpetúan la tradición de la Golden Clásica. La Alpha et Omega puede reivindicar su linaje tradicional incluso S.L. McGregor Mathers quien fue una de las tres personas que despertaron la Orden en Inglaterra en (1888).
igualmente es cierto que demasiados grupos o Templos de la Golden Dawn establecen su linaje a partir de Israel Regardie. Diferentes Templos tratan seguir las enseñanzas de la Golden Dawn a partir del material que se ha publicado sobre la Orden.
Al final hay quienes usan el nombre Golden Dawn sin tener ninguna relación con ella, solo por el colisión que tal nombre produce en la gente que tiene algún conocimiento esotérico, o por diferentes razones desconocidas.

El Grimorio de San Cipriano

Quizá no haya habido jamás un texto más codiciado y buscado, ni que despertase más pasiones y deseos de poseerlo, incluso llegar al punto de que mucha gente cayera en la locura, enfermase gravemente o se arruinara económicamente, sólo por intentar conseguir un ejemplar del mismo o por poner en práctica los rituales que en él se contenían. Estamos hablando del Texto de San Cipriano, popularmente conocido como Ciprianillo.
El santo al que se le atribuye la redacción del texto es, San Cipriano de Antioquia, que vivió en el S. III D.C. (no tiene nada que ver con San Cipriano, Obispo de Cartago, con el que e veces es confundido). El relato de la vida de San Cipriano más conocida (aunque ya hay citas en el s. IX) es la recogida en las diversas obras publicadas con el título de Flos Sanctorum (entre ellas la del padre jesuita Pedro de Ribadeneyra editada en Madrid 1599-1601). Según estos relatos, San Cipriano nació en Antioquía, entre Siria y Arabia; sus padres, idólatras y poseedores de grandes riquezas, lo destinaron, por sus cualidades, al culto de los falsos divinidades. Fue hombre de gran cultura, viajó demasiado (por Grecia, Egipto, la India y Caldea) y llegó a ser un hondo conocedor de las artes mágicas.
A los treinta años se transforma al cristianismo, debido a la predicación de Antipo, Obispo de Antioquía y por culpa de un episodio que le ocurrió: un adolescente llamado Aglaide se enamora de Justina y la pide en casamiento, que ella rechaza por estar consagrada a Jesucristo. Aglaide recurre a Cipriano para que Justina se rinda a sus deseos, lo que pretende con todas las artimañas posibles, sin resultado. Por lo tanto Cipriano invoca a Lucifer para que le diga por qué son inútiles todos los sortilegios que hace a Justina, y Lucifer le contesta que el Dios de los cristianos es el señor de todo lo creado, estando él además sujeto a su poder, de figura que no podía hacer nada contra quien hiciese el signo de la Cruz.
Por lo tanto San Cipriano renegó de él y se transformó al cristianismo, dejando la práctica de la magia, no sin anteriormente, según la tradición popular, recoger en un texto todos sus conocimientos mágicos. Posteriormente Cipriano y Justina llevaron una vida de oración y predicación del cristianismo, incluso que el juez Eutolmo los mandó al suplicio metiéndolos en tinas de pez ardiendo, de las que salieron ilesos. Ante semejante milagro, Atanasio, gran sacerdote pagano y discípulo anterior de Cipriano, creyendo que era un truco, se arrojó al tonel, y murió quemado en el acto. Cipriano y Justina fallecieron decapitados el 26 de Septiembre en los márgenes del río Gallo en la ciudad de Antioquia y sus reliquias fueron repartidas entre Roma (iglesia de San Juan de Letrán), Toulouse, y la catedral de León.
La fama de San Cipriano como mágico se extendió por toda la cristiandad y pasó posteriormente a la memoria popular, poniéndolo al mismo nivel que diferentes famosos magos de la Antigüedad, como Simón el Mago o Salomón, a los que además se les atribuye la autoría de cuantiosos libros mágicos.
El texto de San Cipriano se encuadra perfectamente en la categoría de los grimorios o libros de nigromancia, lo que significa que es un texto de magia ritual dedicado a la magia negra. Aunque gran parte del mismo se dedique a la magia blanca (curación de enfermos, etc.), lo cierto es que en todos ellos aparece, aunque sea una mínima parte de magia negra, lo que hace que caigan directamente en dicha categoría…

El Grimorio del Papa Honorio III

Fue publicado en Roma allá por el año 1670. Entres sus páginas se recogen la mayor y más completa colección de conjuros, fórmulas mágicas, hechizos e invocaciones para convocar y utilizar a los espíritus con el pretexto de defender y favorecer al mago que realizaba tales prácticas. No se trata de una novela, por inverosimil que parezca, estamos ante el texto íntegro que se publicó, a modo de actas, del encuentro que el Papa Honorio III, el cual reinó la iglesia desde 1216 a 1227, organizó en Roma con los mejores magos y ocultistas originarios de todos los rincones del planeta.
El grimorio del Papa Honorio III, publicado por la Editorial Edaf, y rubricado por Simón -seudónimo en el que se oculta una de las referencias dentro del planeta del ocultismo y los conocimientos herméticos- no es sino uno de los grimorios de más oscura fama durante los últimos tres siglos entre los magos ceremoniales de distintos culturas en innumerable naciones del planeta occidental. Para demasiados, la obra más demoníaca en el interior de los trabajos de este tipo y cuya autoría, para mayor morbo, se atribuye a un Papa.
Y esa es una de las claves que hace alucinante, curioso y didáctico esta obra. Capítulo a capítulo, descubrirá como durante los primeros trescientos años de la cristiandad los miembros de la Iglesia se reunía en incognito para poder obrar sus cultos con seguridad y en donde se gestó una cronica mágica-sobrenatural eclesiástica que hoy parece olvidada y censurada.
Durante siglos se considero que los sacerdotes tenían un poder espiritual sobre fantasmas y demonios, no en vano a todo sacerdote se le ordena en primer lugar como exorcista- con la fuerza de poderes ocultos. Hoy, la sociedad piensa que el planeta de la magia, la astrología, la alquimia fueron artes vedadas para las jerarquías eclesiásticas. Que los únicos que utilizaban el ocultismo y los ritos mágicos eran herejes, blasfemos brujos y brujas, personas a las que se estimaba adversarios y contarios a la Iglesia. Lo que descubriera en las páginas que lo componen, no es solamente los rituales y la simbología que se ponía en práctica durante las ceremonias mágicas sino una información de aquellos miembros de la Iglesia Católica tuvo entre sus filas ejecutando este tipo de prácticas y ceremonias.

Grimorium Verum

El Grimorium Verum es un texto, en su figura más antigua, en una transcripción francesa, impresa en Roma (cuya transcripción del hebreo firma un tal Plangiere, Jesuíta-Dominico), aparentemente en el siglo XVI. O al menos eso se desprende del encabezamiento de este notable tratado de Alta Magia que dice: “Alibeck el Egipcio, en Memfis, año de 1517”. en cambio es frecuente que los Grimorios y diferentes “libros malditos” presenten falsificaciones parecidas para despistar a los tribunales inquisitoriales que perseguían con saña a los redactores de estas “obras blasfemas y heréticas”. Según los investigaciones bibliográficos realizados sobre estas magnas obras de Magia Negra, la necesidad de falsear el nombre del creador, y el sitio y fecha de redacción eran una argucia imprescindible para poder eludir las piras de la Inquisición, lo cual dificulta enormemente la datación exacta de estas obras. Pese a ello, demasiados autores consideran el Grimorium Verum como una probable última redacción, notablemente enriquecida por distintos fuentes, de uno de los legendarios cuarenta y dos libros de Hermes Trimegistro. Cuarenta y dos libros divididos en seis grupos de siete obras, sobre astrología, rituales, medicina, etc.
Uno de los rituales incluido en el Grimorium Verum (como ocurre en el Gran Grimorio) se dedica sobre todo a la venta del alma al Diablo. Y como en el citado Grimorio, se especifica que los demonios “no dan jamás nada a cambio de nada”, aludiendo a la necesidad de ofrendas y sacrificios rituales, siempre de animales. El Grimorium Verum inicia su primera parte enumerando los tres principales demonios con los que se puede pactar: “Lo primero que se debe conocer es que existen tres potencias. Lucifer, Belcebú y Astarot”. Detallando a continuación como han de confeccionarse correctamente todos los elementos y herramientas del ritual: el pergamino virgen, las varas mágicas, el cuchillo sacrifical, la lanceta, etc.

El Heptameron

El Heptameron es uno de los Grimorios medievales mas viejos, atribuido a Pedro De Abano (1259-1316), fecha gran cantidad temprana considerando que la mayor parte de estos trabajos fueron publicados en el siglo dieciocho. De hecho al parecer demasiado mas viejo que las claviculas de salomon (1641) o el Arbatel (1575). Solamente el Picatrix (1007) y el Texto Jurado de Honorio (1250) le preceden en antigüedad. De hecho algunas de las oraciones sellos y angeles que se nombran en el heptameron son además nombrados en el Texto Jurado de Honorio obra que no debe confundirse con la de comparable titulo “Grimorio de Honorio” la cual no fue publicada incluso el 1670.
Hace poco se ha hallado un Manuscrito en hebreo llamado Mafteah Shelomah que contiene en si mismo y bajo otro titulo al Heptameron en su totalidad, este manuscrito al parecer la versión en hebreo masoretico de las Claves de Salomón que es lo que Mafteah Shelomah significa, pero aun falta por asignarle fecha al mismo que debe ser posterior al año 900dc. Fecha en donde se invento el sistema de puntos masoreticos para pronunciar las vocales correctamente. De encontrarse que el Mafteah Shelomah sea mas antiguo que el Texto Jurado de Honorio y el Picatrix podriamos estar contemplando el grimorio mas antiguo incluso actualmente.
se comenta entre los círculos ocultistas que el Heptamerón recoge todo el conocer ocultista de Salomón, incluyendo sus rituales para convocar, atar, y exorcizar demonios. Este texto se recopiló a inicios del siglo XVI, cuando Peter de Abano, un mago italiano, habló en sueños con el fantasma del Soberano Salomón, al que a posteriori pudo invocar para continuar su conversación, compartiendo el fantasma su conocer.

El Lemegeton

El Lemegeton Clavicula Salomonis (en español, La Llave Menor de Salomón), además conocido como Lemegeton, es un grimorio anónimo delsiglo XVII, y uno de los libros de demonología judeo-cristiana más famosos.
Lemegeton Clavicula Salomonis se ha traducido tradicionalmente al español como La Llave Menor de Salomón, aunque ‘lemegeton’ no tiene ningún concepto conocido en latín clásico o medieval, y quizá sea una palabra usada por el creador, mal conocedor de latín, para decir ‘menor’. De hecho, clavicula ya es una palabra latina que quiere decir llave reducida o llave menor. Este nombre hace mención al texto Clavis Salomonis (La Llave de Salomón), un grimorio de los siglos XIV o XV, erróneamente atribuido al soberano Salomón.
Aunque las primeras referencias conocidas al texto son del siglo XVII, demasiados de sus textos datan del siglo XVI (como el Pseudomonarchia daemonum de Johann Weyer) y de la baja Edad Media (parte del material de la primera sección, sobre de la invocación de demonios, es del siglo XIV o anterior). Se estima además que diferentes partes se inspiran en libros cabalísticos y del misticismo musulmán. El texto, por su parte, proclama haber sido escrito por el soberano Salomón, aunque esto es altamente improbable. Los títulos de nobleza asignados a los demonios y las alabanzas a Jesús o a la Santísima Trinidad que aparecen en el texto son, por descontado, muy posteriores.
La Llave Menor de Salomón contiene detalladas descripciones de espíritus, al igual que los conjuros necesarios para invocarles y obligarles a cumplir la voluntad del conjurador (llamado en el texto exorcista). igualmente se explican en detalle las acciones previas a la invocación, tanto la fabricación de los elementos que se emplearán en el ritual (amuletos, círculos, signos, sellos), como los rituales necesarios para evitar que los espíritus tomen el control y diferentes rituales de protección
La tradición del poder de Salomón sobre los espíritus aparece además en diferentes culturas del Oriente Próximo y Medio. Ejemplo de ello es el texto Las mil y una noches, recopilación de cuentos del ámbito árabe-musulmán en la que se señala que Sulaymán (Salomón), hijo de Daud (David), es considerado Señor de los Ifrit (genios poderosos del folclore árabe). igualmente se dice que castigó a los ifrit sublevados que se negaron a someterse a su obediencia encerrándolos en jarrones tapados con un sello de plomo en el que figura impreso el nombre de Alá. En estos jarrones se inspiran quizá las «lámparas maravillosas» de la cultura popular moderna.

Picatrix

Alrededor al año 1.256 el Soberano Alfonso X el Sabio ordena traducir al Castellano y al Latín la «Ghayat al-Hakim» un Tratado de Magia escrito en lengua árabe unos novecientos años anteriormente. El texto se tradujo por primera vez del árabe al Castellano y al Latín pero los ejemplares de la transcripción en castellano se perdieron en algún Monasterio y sobrevivió solamente la transcripción al Latín que se difundió por todo Occidente alcanzando su mayor éxito popular entre los siglos XV y XVIII. Esta transcripción al latín se la conoce con el nombre de «Liber Picatrix» y no como su nombre original en árabe.
El texto se presenta como un Tratado de Magia talismánica, además de astral, y seguramente en el mismo idioma árabe original en el que fue escrito se encuentren las claves de los misterios escondidos en mencionado texto, el cual era muy conocido entre los residentes de Harrán (Carrae, Jarán, Haran, Carras) en Turquía, ciudad bíblica y de gran importancia arqueológica que en esos tiempos era el centro comercial, cultural y religioso de la zona. Según el Antiguo Testamento el padre de Abraham, Taré, se estableció en esa ciudad anteriormente de instalarse definitivamente en Cannaan y el mismo Abraham vivió en esa ciudad varios años. El Liber Picatrix fué muy conocido entre los alquimistas, astrónomos y monjes aficionados a las ciencias ocultas y tambien se dice que tuvo mucha influjo en varios de los más reputados alquimistas y cabalistas del Renacimiento. No se sabe por qué a partir de ese mismo Renacimiento empezó a caer en el olvido y ya nadie volvió a hablar de él. Varios cabalistas indican que al traducir del árabe al Latín y al Castellano el texto, éste perdió gran parte de su esencia ya que siguiendo los procedimientos de los cabalistas Hebreos únicamente leyendo en el idioma original se podían localizar las claves para poder interpretar el texto correctamente, claves que se perdieron al pasarlo a diferentes idiomas.
Quizá por esa razón el texto engrosaba las bibliotecas de los grandes Cabalistas, Alquimistas y Astrónomos europeos del siglo XV pero pronto cayó en desuso dejando de interesar a los expertos de esa era y cuando resurgió de las cenizas del olvido, hacia el siglo XVIII, pasó a formar parte de la magia simpática y de salón que tan popular era en esos años en algunas fiestas de sociedad. El Liber Picatrix desde por lo tanto no ha vuelvo a recobrar el esplendor que llegó a tener en tiempos de Johannes Kepler, Pico de la Mirandolla o Cornelius Agrippa, esplendor que se apagó tan velozmente como había empezado sin que aun sepamos exactamente por qué interesó tanto durante algún tiempo y pasó al olvido en tan escasos años.

https://es.scribd.com/doc/267159527/PicaTrix

La Cábala

La cábala (del hebreo qabbalah, ‘recibir’) es una disciplina y escuela de pensamiento esotérico relacionada con el judaísmo. Utiliza varios procedimientos más o menos arbitrarios para analizar sentidos recónditos de la Torá (texto sagrado de los judíos, al que los cristianos denominan Pentateuco, y que representa los primeros cinco libros de la Biblia cristiana).
En la antigua literatura judaica, la cábala era el cuerpo total de la doctrina recibida, con excepción del Pentateuco. Así pues, incluía a los poetas y los hagiógrafos de las creencias orales, incorporadas posteriormente al texto de la Mishná.
Sus textos principales son el Árbol de la Vida, el Talmud de las 10 sefirot, el Zohar, el prefacio de la Sabiduría de la cabala.
La cábala surgió hacia fines del siglo XII, en el sur de Francia y España. Durante el renacimiento místico judío en la Palestina otomana. La cábala sale a la luz como tal entre los siglos XII y XIII en la Provenza y Cataluña a través de las comunidades judías de la zona vinculadas indefectiblemente a Oriente Próximo. Así, podemos decir que la cábala nace en Sefarad, la comunidad judía española.
Una notable contribución a la cábala se la debemos a Abraham Abulafia (nacido en Zaragoza en 1240). Una de las fuentes más importantes de la cábala es el Zóhar (‘texto del esplendor’), escrito por Simeón Ben Yojai. El plan básica allí expuesta es que, del seno mismo de la Deidad Oculta o Infinito (el Ain Sof), surgió un rayo de luz que dio origen a la nada (ain), identificada con una esfera (sefirá) o región, que recibe el nombre de kéter(‘corona’). A partir de esta corona suprema de Dios emanan diferentes nueve esferas (las sefirot). Estas diez esferas constituyen los distintos aspectos de Dios por medio los cuales este se automanifiesta.
Según el escritor italiano Pico della Mirándola (1463-1494), el filósofo cabalístico alemán Johannes Reuchlin (1455-1522) y el matemático alemánWilhelm Schickard (1592-1635), la cábala era una sabiduría ancestral anterior a todas las religiones, que la deidad Yahvé había revelado primero a Adán (el primer hombre, según la mitología hebrea), después a Abraham y despues a Moisés en el monte Sinaí, al tiempo que le hacía entrega de las Tablas de la Ley, un hecho que los judíos pensaban real, y situaban alrededor del siglo XIII a. C.
igualmente se pretende que Dios enseñó sus verdades y misterios a través del ángel Raziel tras la caída de Adán

La entrada Libros prohibidos, entre el mito y la verdad se publicó primero en Mundo oculto.