Las Tres Liebres, el antiguo signo de oriente y occidente cuyo concepto se desconoce

las tres liebres el antiguo simbolo de oriente y occidente cuyo significado se desconoce
las tres liebres el antiguo simbolo de oriente y occidente cuyo significado se desconoce
Publicidad

Desde tiempos muy viejos el símbolo de las Tres Liebres ha aparecido en construcciones, desde China incluso Inglaterra, sin que nadie sepa todavía lo que significa.

Este motivo circular que se puede contemplar hoy en día en iglesias, sinagogas y diferentes edificios medievales, así como en escudos de armas y pinturas, es todo un enigma para los expertos. Representa tres liebres que conforman una especie de triángulo en el interior de un círculo, persiguiéndose unas a diferentes, y que comparten las orejas (cada una posee 2 orejas, pero solo se simbolizan 3 en total), conformando una especie de puzle o ilusión óptica.

Se lo ha comparado con el trisquel, un motivo esencialmente celta aunque aparece también en diferentes culturas, y con la Triple Espiral del Mesolítico y el Neolítico. Pero lo cierto es que no existen descripciones del mismo, ni una explicación de su concepto, en las fuentes históricas.

Para poner las cosas más difíciles el símbolo no es exclusivo de un lugar ni de una cultura, ya que aparece a lo largo de una vasta extensión de territorio que va desde el lejano Oriente incluso las islas Británicas, pasando por Persia, Mesopotamia y el centro de Europa.

Algunas teorías lo relacionan con cultos de fertilidad y el ciclo lunar, y su uso en iglesias pudo ser adoptado como mención a la Trinidad. La hipótesis más factible es que cada cultura lo incorporó adaptándolo a sus propias creencias, una vez perdido su concepto original.

Extensión del motivo de las Tres Liebres / foto chrischapmanphotography.co.uk

Los ejemplos más viejos hallados aparecieron en las cuevas-templo de Mogao en China datadas alrededor a los siglos VI y VII y por tanto se les supone un origen relacionado con el budismo, como una metáfora de la existencia tal y como es entendida por esta religión, como un círculo continuo de reencarnaciones. Pero tampoco hay que descartar su posible relación con la creencia popular del conejo lunar, documentada en la antología del Chu Ci en el año 221 a.C. De China se extendería hacia el Oeste a través de la Ruta de la Seda.

Así, el motivo vuelve a aparecer en el siglo XIII en varios trabajos de metalistería mongoles, y tambien en una moneda acuñada en Urmiya, Irán y datada en el 1281, que muestra las tres liebres en su reverso. También en relicarios islámicos del siglo XIV, como el conservado en el tesoro de la catedral de Tréveris en Alemania, donde el motivo se repite dos veces.

El símbolo en una bandeja iraní / foto chrischapmanphotography.co.uk

La teoría de su expansión a través de la Ruta de la Seda ha sido puesta en duda por varios expertos, basándose en que la mayoría de representaciones en Europa se hallan en las islas Británicas, en Francia y en Alemania, con muy pocas apariciones en el Mediterráneo. Por el contrario, apuntan la posibilidad de que el símbolo surgiera en Europa de forma independiente, relacionado con asentamientos mineros como Devon, en cuyas iglesias se encuentra la mayor concentración de símbolos de las Tres Liebres.

Una posible explicación a su adopción por las iglesias cristianas puede ser la creencia, común en la Antigüedad y la Edad Media, de que las liebres eran hermafroditas y podían reproducirse sin perder la virginidad. Esto llevaría a su asociación con la Virgen María, y de hecho en gran cantidad pinturas, códices y manuscritos iluminados medievales aparecen figuras de liebres al lado a la Virgen y el Niño.

El símbolo en el relicario islámico conservado en la catedral de Tréveris / foto chrischapmanphotography.co.uk

Pero el motivo aparece también en lassinagogas asquenazís de madera que se construyeron en Europa central desde el siglo XVII, en Lituania, Alemania, Polonia, Ucrania o Bielorrusia. Aunque en ellas las Tres Liebres se acompañan de diferentes motivos circulares parecidas con peces y águilas, que serían una representación cabalística de los tres elementos del planeta, la tierra, el agua y el fuego.

El motivo de las Tres Liebres se ha hallado también pintado en un castillo del norte de Italia datado en 1414, y se han rastreado ejemplos en Siria, Egipto, Afganistán, Turkmenistán, Pakistán y Nepal. Y tambien en la Península Ibérica, donde aparece en la base de una figura del siglo XVIII.

La entrada Las Tres Liebres, el antiguo símbolo de oriente y occidente cuyo significado se desconoce se publicó primero en Mundo oculto.