QUE ES UN EGREGOR

Publicidad


La mayor parte de la gente no tiene idea de qué significa la palabra EGREGOR.
Es más, quizá la mayor parte de los diccionarios no contengan esa palabra y demasiado menos su concepto. El porqué podemos esbozarlo sencillamente.
Se trata de un término ESOTÉRICO. Pero no esotérico porque se trate de “cosas raras” o “enigmaticas” sino esotérico en un sentido estricto.
Es un término que se utiliza a la interna (en el círculo interno) de una Orden Iniciática, y por eso, casi ni se conoce la palabra en sí, y demasiado menos su concepto.
Podemos identificar las propiedades de distintos egrégores en situaciones como por ejemplo:
encuentros deportivos
acontecimientos musicales masivos
manifestaciones callejeras
actos políticos
congregaciones religiosas o cultos particulares
actividades empresariales
cine
teatro
televisión
publicidad
manifestaciones culturales diversas,
…entre gran cantidad diferentes ejemplos notorios y no tan notorios.
Vayamos al concepto del término. No vamos a exponer aquí su cronica y origen etimológico pues lo desconocemos a ese nivel. Se llama EGREGOR a un conglomerado determinado de energías (del plano astral) compartidas por un colectivo humano. Todo egregor es una Entidad vigilante.
Un egregor surge siempre de un colectivo. Consciente o inconscientemente, los colectivos humanos (dos o más personas) vierten su ATENCIÓN y sus EMOCIONES sobre determinados intereses.
Las propiedades de los objetivos del colectivo son lo que le dan sus cualidades específicas al egregor, mientras que las emociones son las que le dan la fuerza.
Metafóricamente podríamos decir que la emoción es el “material” y la atención es la dirección y “la apariencia”.
Es perfectamente comprensible que el alcance y el poder de un egregor es directamente proporcional a la cantidad de personas que lo crean y sostienen con sus emociones y su atención.
Todo egregor como entidad, se identifica con su creador, y siempre que se lo convoque (incluso inconscientemente) vendrá en apoyo o socorro de quien le brinda “alimento” (su alimento son las emociones, la atención, y la intención), por eso se le llama vigilante.
Es un ente inteligente, pues aprende y se perfecciona, y combatirá contra aquello que amenace su supervivencia y la de sus creadores. El grado de identificación que tenga una persona o asociación con una provoca, puede llegar a ser tal, que el egregor se manifieste con una intensidad de POSESIÓN.
La posesión incluye que esa energía de identificación impregna a uno o varios individuos tan intensamente por un lapso de tiempo, que el egregor se expone a través de ellos, y los individuos se tornan INSTRUMENTOS de la provoca compartida, pudiendo llegar a acciones que luego no pueden justificar como emergidas de su propia voluntad individual consciente.
Pasamos a ejemplificar con un área particular, el fútbol.
EGREGOR y FÚTBOL
Todo equipo deportivo tiene sus propiedades propias, tienen una cronica, tienen un tipo de personas que lo siguen, con una filosofía y montón de valores, entre diferentes propiedades que los diferencian de las demás.
Las “cosas” que unen al colectivo “hinchada” se retroalimentan y refuerzan continuamente. Surge así el egregor particular de un equipo.
Las victorias y las hazañas van forjando la parte positiva de esa entidad colectiva. Es esa fuerza incomprensible que hace que las cosas salgan bien en los partidos difíciles y los partidos se ganen a pesar gran cantidad dificultades.
Cuando eso sucede se le llama “la mística” de tal o cual equipo. Esa mística, no es otra cosa que la fuerza y la confianza del colectivo, manifestada en el juego, sus actores y sus circunstancias.
en cambio hay colectivos que tienen emociones muy hostiles y así el egregor se va tornando agresivo y reaccionario. Todo egregor se alimenta como dijimos, de la atención, de las emociones y de las intenciones de sus creadores.
Como es un fenómeno de FEEDBACK (retroalimentación) el egregor se nutre de su gente, y a su vez, influye a su gente, pues tiende naturalmente a la homogeneización de sus componentes.
Pasemos a un ejemplo concreto:
A. es un hombre muy fanático del equipo X.
No es una persona violenta en su vida cotidiana.
X. tiene un egregor XX compuesto de un asociación de gente poco tolerante a sus rivales, agresivos, violentos y hostiles. El fanatismo del individuo A lo hace comulgar con el egregor XX.
El egregor XX devuelve a A sus propiedades, en el interior de las cuales está una marcada hostilidad y violencia hacia los rivales. Influido de tal forma por la energía colectiva hija de aquella identificación primaria, A será un individuo hostil y incluso violento.
Fuera del entorno que hace manifestar al egregor XX, A seguirá siendo un individuo absolutamente normal. No hace demasiado tiempo hubo un crimen gran cantidad crudo en nuestro fútbol, el asesinato de Héctor Da Cunha.
¿Quién mató a Da Cunha? ¿Uno, dos, tres individuos con nombre y apellido… o una energía colectiva manifestada a través de ellos?
Es una interesante duda… que me apena profundamente… sea cual sea la contestación. ¿Valió la pena? ¿Enseñó algo? ¿Es el singular “monstruito” que anda suelto pidiendo sangre?
No está demás, tenerlo en cuenta.
EGREGORES GENÉRICOS y MASAS CRÍTICAS
Para cerrar el asunto, mencionaremos que no solo a un nivel de colectivos pequeños o medianos existen “seres” o energías que subsisten de la ATENCIÓN o de las EMOCIONES que se les presten…
A nivel mundial existen ideas que la gente alimenta con su tiempo, su mente, sus emociones.
¿Ejemplos?:
GUERRA
PAZ
HALLOWEEN
CRISTIANISMO
CAPITALISMO
COMUNISMO
FASCISMO
NUEVA ERA,
…etcétera, etcétera, etcétera.
Como todo va, todo viene.
Nosotros aportamos, el concepto se alimenta y crece, para despues devolver al planeta SU CUALIDAD, con la intensidad que LA MASA le haya prestado (cedido).
Desde diversas Escuelas y Libros se desliza la hipotesis de que el Ser Humano es Co-creador de su realidad a través de sus Pensamientos y Creencias. Y indudablemente es así.
El hecho de NO PENSAR en “ALGO” no va a hacer que deje de existir… pero el hecho de prestarle nuestras emociones y pensamientos (ambos son energías) a ciertos ideas, hacen que estos tengan más potencia, se reflejen (manifiesten) y se precipiten activamente encima del planeta.
La MASA CRÍTICA:
se llama así a la “medida” o cantidad necesaria para que un cambio se produzca (crítica, de crisis = cambio) ya sea positivo o negativo.
Concretamente, cuando la mitad más uno de las personas de un ámbito determinado piensan en cambiar, el cambio está hecho, porque son mayoría absoluta, eso es una masa crítica.
¿A qué seres conceptuales estamos entregando nuestras energías con nuestros pensamientos, hechos y palabras?
Guerra, Halloween, MacDonald, Dólar, Euro, Televisión, Gran Hermano, Fútbol… etc. etc. etc.
Son nuestros temas de interés y conversaciones actuales… ¿o no? ¿Algún asunto que tenga que ver con nosotros? ¿Algún asunto que haga bien al planeta?
Tenemos diferentes URGENCIAS como Sociedad… creo… como,
la capa de ozono, cambio climático, desarme nuclear, el hambre, la escasez no muy lejana del agua, la contaminación… etc. etc.
Todos somos culpables de hacer, o no hacer… o más bien de SER LA MASA CRÍTICA o prestarle nuestra atención y emoción, para cuidar lo que necesitamos para sobrevivir a corto plazo.