Las Inverosimiles Predicciones de “Julio Verne”

Publicidad

Verne escribió encima del cosmos, viajes aéreos y submarinos eléctricos anteriormente de que se inventaran, y anteriormente de que se desarrollaran formas de llegar más allá de la Tierra. En esta noticia intentaremos repasar algunas de estas predicciones del siglo XIX, y cómo se volvieron realidad en los años siguientes.Las Increíbles Predicciones de “Julio Verne”
Una de las novelas más famosas de Julio Verne es Veintemil Leguas de Viaje Submarino, donde el Capitán Nemo viaja por los océanos del planeta en un enorme submarino eléctrico llamado Nautilus. Esta nave de ficción no es tan distinto a los submarinos actuales – excepto por las habitaciones de lujo que contenía adentro.
Hoy en dia los submarinos eléctricos funcionan en base a baterías, que no son tan enigmaticas como lo eran en la era de Verne. Según el Capitán Nemo, la electricidad es “un agente poderoso, obediente, rápido, fácil, que se conforma con todo uso y reina a bordo de mi nave”.
Verne explica la cápsula que va sobre los cohetes espaciales, y que permiten a los cosmonautas viajar al cosmos. Verne explicó además los “proyectiles” que se podrían usar para llevar a los pasajeros a la Luna, como si fuera una gran arma que disparaba a los viajeros al cosmos, rompiendo con la gravedad de la Tierra – no muy alejado de lo que hace un cohete.
En De la Tierra a la Luna, Verne imagina que en el retorno, la nave espacial caería en el océano y saldría flotando, tal como lo hicieron gran cantidad de las primeras misiones espaciales.
En 1863, Julio Verne escribió la novela París en el siglo XX, sobre de un adolescente que vive en un planeta donde hay rascacielos de vidrio, trenes de alta velocidad, autos a gas, calculadoras y una red mundial de comunicaciones. Verne habla de algo comparable a un telégrafo mundial, que si lo extrapolamos a el presente podría parecerse a Internet.Las Increíbles Predicciones de “Julio Verne”
La novela poseía un tono pesimista, de modo que Pierre Jules-Hetzel, el editor de sus escritos, rechazó publicarlo. El manuscrito quedó guardado incluso que fue hallado por su bisnieto en 1989, y publicado al final en 1994.
Verne además explica el “fonotelefoto”, algo que la actualidad sería la tecnología de videoconferencias. El sistema descrito por el escritor permite “la transmisión de imágenes por espejos delicados conectados con cables”. El fonotelefoto es una de las primeras referencias a las videollamadas en la ficción.