Cronica terror: La hormona del miedo.

grave encounters gif
Publicidad

El siguiente texto fue transcrito directamente de documentos encontrados en un laboratorio de evidencias alemán, abandonado por los soldados Aliados tras el fin de la Segunda Guerra Mundial.

terror enfermeto poseido

(Cinta de audio) La evidencia tendrá lugar mañana. El equipo no sabe que esperar. Nuestra misión es ejecutar nuevas investigaciones y transformar los resultados en un arma para la guerra. Hace poco hemos descubierto que el cerebro secreta una sustancia química (previamente desconocida) cuando siente miedo. Por obvias razones, esta evidencia puede ser exageradamente peligrosa.

Se seleccionaron dos individuos como objeto de evidencia, y según nos informaron, ambos habían sido condenados a muerte, pero actualmente serán utilizados como sujetos de este experimento. A los sujetos se les proporcionó una mesa con dos sillas, una cama con un colchón, un librero, un cuaderno y un bolígrafo, al igual que un área de baño que consiste de un inodoro, un lavabo y un espejo. La comida y el agua se proporcionan a través de una reducida abertura con cierre hermético. No hay nada más que informar por el instante.

(Escrito escrito) Los sujetos A y B están recibiendo un producto químico en dosis pequeñas mezclado con agua. El sujeto A ha bebido la mezcla, incluso el instante no ha mostrado cambios visibles de humor o comportamiento. El sujeto B se negó a beber el agua, se le ha suministrado vigorosamente la misma dosis de la sustancia, pero por vía intravenosa. Opuso resistencia, pero fue fácil controlarlo y después inyectarlo. Poco tiempo después aparentaba nervioso, casi paranoico, y saltaba cuando escuchaba ruidos repentinos. Se les apuntó a los sujetos que intentaran permanecer activos, o dormidos, pero que no tuviera episodios de inactividad.

(Escrito escrito) Ha tomado tiempo, pero hemos desarrollado una versión en gas del producto químico. Ha comprobado ser eficaz en los humanos, eso podría transformarse en un arma valiosa. Se les aumentó la dosis ligeramente. Ninguno de los sujetos poseía conciencia de que el producto químico estaba siendo inoculado en la habitación. Tras varios minutos, el sujeto A dejo de leer y empezó a mirar a su alrededor en la habitación con mucha cautela. Después de aproximadamente una hora, volvió a su lectura. El sujeto B reaccionó en seguida. Abrió el cuaderno y por vez primera escribió: “¿Qué está pasando? Deja de susurrarme. Ya no quiero escuchar tu voz” en un trozo de papel, arrancó la hoja del cuaderno y la colocó por debajo de la puerta. No hubo contestación.

(Escrito escrito) Observaremos los efectos a largo plazo con bajas cantidades del gas en el sujeto A, y analizaremos los efectos a corto plazo con altas cantidades del gas en el sujeto B. Los resultados son chocantes, por decir lo menos. El sujeto A se volvió progresivamente más inestable. Dejo de leer, no comía, y evitaba el espejo a toda costa. De repente, cogió una actitud muy agresiva, lanzó un texto contra el espejo con una fuerza descomunal, destrozó el objeto. La reacción del sujeto B fue más… curiosa. Empezó a ver hacia la segunda silla, pero no miraba a la silla, miraba como si estuviera haciendo contacto visual con alguien sentado encima del mueble. Algo parece ir mal, pero al final estamos obteniendo resultados. El Führer estará más que satisfecho.

(Grabación de audio) La voz parece angustiada.

¡No queremos eso! ¿Qué hicimos para que Dios se vengara de esta figura? El sujeto B escapó de la celda, la silla que estaba mirando fue lanzada a través de la habitación, directo al cristal de visualización, rompiéndolo, al instante. Eran 5 cm de espesor, reforzado… ni siquiera tocó la silla… escapó por el hoyo hecho por el colisión (se escucha un grito muy agudo) ¡AYUDA! (se escucha un ruido muy alto). Las aberturas han esparcido el gas al resto de la instalación. La energía cayó, los mató a todos. ¡Mi dios… Oh, no, no, no, no por favor! (se escucha un ruido fuerte, gutural, salvaje, y después sonidos de una intensa lucha).

El resto de la cinta no es más que silencio.

grave encounters gif

Se localizó una última nota. Aparentaba haber sido escrita con prisa, casi ilegible.

Están muertos. Todos. Puedo escucharlo en las paredes. Lo escuché susurrándome. Sí… Sí… Por favor, ven y llévame lejos, ya no quiero más de…

La nota termina ahí, el resto del papel está manchado de sangre, es increible seguir leyendo.

El 23 de abril de 1944, los soldados Aliados encontraron un laboratorio alemán abandonado, con su única puerta sellada. Empleando explosivos, entraron a la fuerza en el laboratorio, estaban ansiosos por conocer que había sido tan notable como para que los alemanes se encerraran de tal figura. Se encontraron con 13 cuerpos, 12 de los cuales estaban vestidos como el mismo uniforme, mutilados en incontables partes y uno de ellos partido por la mitad. El 13º cuerpo era algo indescriptible, con ropa marrón y sin cabeza. Una investigación más profunda fue lanzada más tarde por los alemanes para definir lo que había sucedido, pero fue cancelada después de que demasiados soldados alemanes se rehusaran a regresar al laboratorio, no querían poner sus vidas en riesgos. Incluso hoy, nadie sabe lo que sucedió con “B”, pero fue dado por muerto.


Source: Dmisterio.com