Zonas encantados: el enigmatico bosque de Hoia en Rumania

Ubicado en las montañas de Transilvania se encuentra uno de los zonas más misteriosos de la tierra: el bosque de Hoia (denominado Hoia Batsu, por ser su nombre rumano) es un lugar en el que han sucedido innumerables cosas misteriosas.
Para empezar, el bosque de Hoia no está ubicado en un lugar ordinario. Fue en sus proximidades donde, 6500 años anteriormente de Cristo, los primeros residentes humanos se asentaron en esta región. Así mismo, está ubicado en las proximidades de Cluj – Napoca, la segunda ciudad más notable del país. se comenta normalmente que los impresionantes paisajes transilvanos presentes en esta ciudad están allí para el deleite de sus residentes – todos, excepto por el bosque de Hoia –.
Y lo cierto es que fenómenos insolitos ocurren en esta foresta. En 1960, Alexandru Sift, un maestro debiología, empezó a registrar estos fenómenos para su posterior examen. Lamentablemente, una considerable parte de su arduo trabajo se esfumó tras su muerte, acaecida en 1993,aunque otra parte consiguió recuperarse y se hizo pública en 1995. desde aquel momento, su colega, Adrian Pătruț, continúa con el trabajo de investigación, convencido como está de que los fenómenos insolitos (principalmente luces y sonidos originarios del interior) tienen en verdad una explicación científica que incluso no ha podido encontrarse.
Lo cierto es que los fenómenos no han sino impulsado la búsqueda de una explicación. En uno de los sucesos deOVNIS mejor documentados, uno de estos artilugios fue fotografiado en 1969, y al parecer, de acuerdo con los residentes de la ciudad, estos encuentros han sido continuos, siendo el último en el año 2002.
Y no se limita a esto. Los residentes, cuando se aventuran al interior del bosque, afirman que sienten unafuerza que los oprime, les genera náuseas, dolores de cabeza, vómito y en ocasiones inclusive quemaduras que no parecen tener ningún origen lógico. Las plantas tampoco son inmunes a estos efectos, pues presentan signos de deshidratación, quemaduras y tambien necrosis en los tejidos del tallo. En el centro del bosque hay un área magnética de alrededor de 300 metros de ancho en la que no crece ningún tipo de árbol y apenas unas pocas briznas de pasto.
En el bosque de Hoia existen unas seres que presentan una presencia casi permanente: son denominados “Ángeles Guardianes” por los habitantes de la zona y si bien jamás han sido observados en persona, si aparecen en diversas imágenes, lo que hace pensar que son invisibles para el ojo pero, por alguna razón, son visibles ante los lentes de las cámaras que escudriñan los intersticios del bosque.
Un último fenómeno notable, aunque menos documentado, es el llamado “tiempo perdido”: una persona entraría al bosque por unas horas y, al salir, encontraría equipos de búsqueda con el objetivo de encontrarlo en la ciudad, pues habrían pasado uno o incluso dos días mientras la persona rondaba la foresta.
Son gran cantidad las hipotesis sobre lo que en verdad sucede en el bosque de Hoia. Una de las más importantes asevera que se trata de una región especial por su contacto con los alienigenas, y que en sus claros aterrizan naves extraterrestres para llevar a cabo quién sabe qué designios ocultos en la tierra. Otra hipotesis asevera que se trata en verdad de un emplazamiento de la antigua civilización atlante, la cual, de acuerdo con Platón, habría llegado a dominar estos territorios. Por su parte, demasiados confirman que en verdad se trata de un lugar cargado con algún tipo desconocido de energía quemanipula nuestra percepción de la realidad y es utilizada por seres desconocidas para propósitos igual de desconocidos.
No conocemos qué es lo que reside en el interior de Hoia Batsu, y es probable que jamás lo sepamos, pero sea lo que sea es lo suficientemente fuerte para afectar nuestra percepción y nuestro concepto de lo que es “natural
Publicidad

La entrada Lugares encantados: el misterioso bosque de Hoia en Rumania se publicó primero en Mundo oculto.