el tratamiento contra las superbacterias que la urss preservo y occidente ha preferido olvidarel tratamiento contra las superbacterias que la urss preservo y occidente ha preferido olvidar

Últimamente nos encontramos viendo todo tipo de noticias alarmantes sobre la proliferación de las bacterias inmunes a los antibióticos, además conocidas como superbacterias.

Pero poca gente habla de un tratamiento de un siglo de antigüedad, olvidado “convenientemente” en Occidente con el desarrollo de los antibióticos, pero preservado y ampliado en la antigua URSS.

Durante décadas, hemos estado ayudando a las bacterias a desarrollar resistencia al tomar antibióticos cuando no los necesitamos y al dejar de tomarlos anteriormente de lo indicado, lo que ha llevado al desarrollo de peligrosas bacterias inmunes a todo tipo de tratamiento con antibióticos.

De hecho, 700.000 personas en todo el planeta mueren cada año por esta razón.

El peligro es tan grande, que el asunto inclusive ha sido tratado en la última reunión de la ONU en Nueva York, donde se trató la proliferación de las superbacterias como “la mayor amenaza global para la salud”.

Los líderes a más alto nivel de las naciones participantes firmaron un borrador que reconocía la creciente amenaza que suponen las superbacterias.

Inclusive el Banco Mundial ha hecho hincapié en ello, declarando que se prodía producir una nueva crisis económica mundial provocada por la proliferación de las superbacterias.

La difusión de las llamadas superbacterias resistentes a los antibióticos conocidos llevaría a la reducción de la tasa de crecimiento del PIB mundial entre un 1,1% a un 3,8% y provocaría una crisis económica igual a la del 2008, revela el informe del Banco Mundial.

EL BANCO MUNDIAL PREDICE UNA NUEVA CRISIS ECONÓMICA CAUSADA POR LAS SUPERBACTERIAS

UNA SUPERBACTERIA MORTAL PUEDE PROPAGARSE POR TODO EL MUNDO

DETECTAN PELIGROSA SUPERBACTERIA EN EEUU IMPOSIBLE DE ELIMINAR

en cambio y a pesar de todas estas declaraciones alarmantes y casi apocalípticas, existen clínicas en la antigua Unión soviética, concretamente en Georgia, que son capaces de luchar contra estas bacterias resistentes a los antibióticos…con un remedio descubierto hace más de 100 años.

Cada año, gran cantidad personas viajan a Tiblisi, la capital de Georgia, donde hay esta alternativa a los antibióticos.

En un artículo de la BBC, nos hablan del suceso de Sophie, una doncella que viajó desde Francia y que sufre de fibrosis quística, que le provoca infecciones pulmonares crónicas que ya no responden a los antibióticos.

“No pudo respirar, toso todo el tiempo. Ni como, pues no me da hambre”.

“Se me agotaron todas las alternativas, ya que después de un tiempo, las bacterias se vuelven resistentes, los antibióticos no funcionan tan bien, tienes que tomártelos más e veces y vas no encontrando las esperanzas”.

La situación de Sophie es desesperada

Pero actualmente, su esperanza es una terapia centenaria.

El tratamiento se llama “terapia de fagos” e involucra el uso de virus naturales para tratar infecciones bacterianas patogénicas.

Se sabe de ello desde que, en 1913, el bacteriólogo británico Frederick Twort reveló un agente bacteriolítico que infectaba y mataba a las bacterias.

Un lustro después, el microbiólogo canadiense Félix d’Herelle anunció el descubrimiento de “un antagonista invisible microbiano del bacilo de la disentería“, y lo llamó bacteriófago.

Pero cuando los antibióticos se popularizaron en la década de 1950, quedaron relegados y, eventualmente, olvidados.

No es complicado intuir que las propias farmacéuticas que desarrollaron esos antibióticos, hicieron todo lo posible“para que se olvidara” ese tratamiento, igual que hicieron con la plata coloidal y demasiados diferentes remedios baratos, efectivos y naturales de los que no podían sacar ninguna ganancia.

en cambio, debido a la escasez de antibióticos en la antigua URSS, sobre todo bajo Iósif Stalin, estos conocimientos se preservaron y jamás descartaron este tratamiento con fagos, como pasó en Occidente.

En 1923, un microbiólogo llamado George Eliava fundó un instituto dedicado a los bacteriófagos, en Tiblisi.

Cuando los fagos localizan bacterias, se prenden de ellas e inyectan su ADN en la célula, donde se reproducen.

Los fagos recién nacidos hacen estallar las paredes celulares y repiten el ciclo incluso que la infección desaparece.

El fago que está encima de la bacteria, la inyecta, y su descendencia se reproduce en el interior de ella.

…incluso que destroza la bacteria.

Los recién nacidos salen en busca de diferentes anfitriones y la cronica vuelve a empezar.

En el suceso Sophie, el tratamiento empieza cuando los doctores toman muestras para identificar el tipo de bacterias que están causando su infección.

Es un paso notable pues, a diferencia de los antibióticos de amplio espectro que matan a un gran numero de bacterias, cada bacteriófago mata sólo una especie o cepa.

Cuando identifican la responsable, desarrollan un fago que ataque ese tipo determinado de bacteria.

Esta fase crucial del proceso se realiza en los laboratorios de fagos de Eliava, donde han aprendido cómo optimizar los más efectivos.

En una placa de Petri ponen la muestra de la bacteria y sencillamente le añaden distintos fagos y los incuban durante la noche.

Al otro día, revisan el resultado, que se ve como muestra la foto de abajo…

Una vez identificado el fago, los expertos inician el proceso de convertirlo en un tratamiento que puede ser tomado por vía oral, inhalado o aplicado externamente para tratar el inconveniente con precisión.

Mientras que el saber de la terapia con fagos es muy precisa, el rango de dolencias clínicas que se pueden tratar con ella es vasto.

La clínica del instituto es muy concurrida y lo remarcable es que en cada puerta hay placas indicando las especialidades -ginecología, ortopedia, medicina interna…-, todas utilizando terapia de fagos para aliviar dolencias.

Una de las razones del éxito de los bacteriófagos es su gran abundancia y diversidad.

En Eliava han estado recogiendo fagos durante décadas. Tienen ampolletas que han estado ahí desde los años 30.

sin embargo, eso es una gota en el océano.

De hecho, los bacteriófagos son la apariencia de vida más abundante en la faz de la Tierra.

Eso incluye que si la bacteria desarrolla resistencia al fago que la ataca (como lo hizo con los antibióticos), los investigadores pueden acudir a su depósito o a la naturaleza para localizar otro.

asimismo pueden evitar que se desarrolle la resistencia creando mezclas de fagos para atacar a la bacteria desde distintos ángulos.

Esta es una de las razones por las que la directora del Instituto Eliava, Mzia Kutateladze, está convencida de que los bacteriófagos pueden jugar un papel notable para aclarar el inconveniente actual.

“En primer lugar, podemos erradicar gran cantidad dolencias infecciosas que en el presente no podemos tratar con antibióticos”, le dice a la BBC.

“asimismo, pueden reducir la resistencia a los antibióticos. Ese es un logro muy, muy notable. El uso combinado de antibióticos y fagos es verdaderamente muy efectivo y prometedor”, añade.

A pesar de su éxito en Georgia, la terapia con bacteriófagos tiene que ser aprobada y regulada anteriormente de que se pueda usar en Occidente.

Ya se están haciendo ensayos clínicos en Europa, así que pacientes como Sophie podrían llegar a recibir la auxilio que precisan en casa.

“Quizás actualmente pueda ganar un poco de peso. Voy a caminar sonriendo, sin tener que pensar en el esfuerzo que estoy haciendo”, dice, feliz, tras recibir el tratamiento.

El cirujano Gabriel Weston, que realizó el reportaje para la BBC, asevera que este tratamiento podría terminar con el inconveniente…

“Juzgando por lo que vi en Tiblisi, para mí es claro que la terapia con fagos va a jugar un rol crucial en nuestra eterna guerra contra la infección bacteriana.

Después de todo, si algo aprendimos de la era de los antibióticos es que necesitamos todas las armas posibles en nuestro arsenal para vencer a esos superorganismos.

Quizás actualmente, 100 años después de descubiertos, al final llegó la hora de prestarle a los bacteriófagos la atención que se merecen”.

Actualmente veremos si las farmacéuticas presionan para impedir que puedan desarrollarse estos tratamientos baratos y efectivos en Occidente.

Es muy posible que vivamos la secuencia siguiente: la existencia de estos tratamientos, poco a poco saltará a las portadas de los medios, se empezará a hablar de ello y en poco tiempo aparecerán las primeras voces críticas con dicha técnica, que irán retrasando tanto como puedan la aprobación de estos tratamientos.

El objetivo será dar tiempo a las multinacionales farmacéuticas occidentales para que desarrollen sus propias investigaciones respecto a los fagos y puedan dotarse de sus propios bancos de muestras de fagos para vender los tratamientos…inclusive para patentarlos y tener los derechos sobre fagos específicos contra dolencias, con los que ganar ingentes cantidades de dinero en el futuro. Y no descartemos que en poco tiempo, alguna de estas grandes farmacéuticas compre estas clínicas georgianas y se haga con todos sus conocimientos para sacarles el máximo provecho en exclusiva.

Así, en un futuro no muy lejano, cuando las superbacterias campen a sus anchas, serán las propias multinacionales farmacéuticas las que nos ofrecerán al precio que quieran, los “efectivos tratamientos con fagos”…esos mismos tratamientos que ellas mismas forzaron a ignorar durante décadas para su propio provecho.

La demostración de que “están ganando tiempo”, lo tenemos en que las noticias al respecto del tratamiento con fagos ya las encontrábamos en 2014, cuando la revista Nature le dedicaba artículos.

Pero desde por lo tanto, en lugar de decirle al planeta que “hay un posible tratamiento contra las superbacterias”y dar esperanza con ello, las noticias se han concentrado en asegurar lo contrario y en provocar alarma y tambien declaraciones de la ONU al más alto nivel, incluso llegar al punto de que el Banco Mundial ya nos advierte de “una crisis económica que afectará sobretodo a los naciones más pobres, sobre todo afectados por el inconveniente”.

Quizás es lo que desean…que exista ese inconveniente y afecte gravemente a los naciones más pobres, para que se reduzcan sus poblaciones y se endeuden incluso más, mientras las grandes farmacéuticas van preparándose para el inmenso negocio que se avecina.

Esta técnica de dilación de las soluciones médicas, ya la hemos observado anteriormente.

Es algo comparable a lo que está sucediendo con el uso terapéutico (y recreativo) del Cannabis.

Se sigue persiguiendo el consumo y a los“pequeños productores o traficantes”, a la vez que proliferan los investigaciones que hablan sobre sus enormes beneficios medicinales.

Todo tiene un objetivo bien concreto…

Las prohibiciones encima del Cannabis se irán relajando en todo el planeta a medida que las multinacionales se apoderen de su producción y admiten sus propias cepas de Cannabis transgénico con las que suministrar a todo el planeta cuando su consumo se legalice totalmente.

Así se asegurarán de que todo el volumen de negocio solo recae en sus bolsillos

Sí, pronto el Cannabis será la cura de demasiados males…pero solo cuando te lo pueda vender Monsanto (actualmente Bayer).

Y lo mismo sucederá con los fagos…

Misterios y Conspiraciones

La entrada EL TRATAMIENTO CONTRA LAS SUPERBACTERIAS QUE LA URSS PRESERVÓ Y OCCIDENTE HA PREFERIDO “OLVIDAR” se publicó primero en Mundo oculto.

Por Sandra